Perder peso rápido es sencillo, sobre todo si te sobran muchos kilos. Lo complicado, lector, es mantener el peso saludable que alcanzarás pasado el periodo de régimen. Por eso, lo más inteligente es aprender a comer bien y sano y a entender tu cuerpo y ver cómo funciona según el alimento que le des.

El cuerpo es como un coche que funciona con combustible. Si le echas combustible de más y no lo usas, lo guardará para próximos viajes. Con el cuerpo ocurre lo mismo: si ingieres calorías y grasas de más, las guardará para épocas de hambruna. El problema es que hoy en día es harto complicado que pases una etapa de falta de alimentos, como sí le ocurría a nuestros antepasados.

Seguro que conoces casos de personas cercanas a ti que adelgazaron mucho y nunca más volvieron a recuperar el peso porque cambiaron de hábitos. También sabes de gente, seguro, que se puso a dieta pero que, a los pocos meses de dejarla, estaba igual que antes o con más sobrepeso.

Hay una creencia errónea al respecto de esto. Muchas personas creen que si se adelgaza rápido se recupera el peso con la misma rapidez, y en realidad las investigaciones realizadas hasta no han comprobado que esto sea cierto.

Por eso, lo que hoy te proponemos desde esta sección de Vozpópuli es que no te agobies y que vayas cambiando tus hábitos alimenticios poco a poco. Una buena forma de empezar a perder peso y hacerlo de forma sencilla es saber qué alimentos debes recudir su consumo y, por contra, cuáles has de comer más.

Perder peso rápido: qué alimentos hay que comer menos

Si te sientes identificado con las líneas anteriores y buscas perder peso sin tener que estar contando calorías o siguiendo un régimen, simplemente has de evitar ciertos alimentos que te hacen engordar. Si dejas de tomarlos, adelgazarás y bastante rápido.

Patatas fritas

Aunque las patatas son saludables y pueden ser buenas para mantener la figura, has de estar pendiente de cómo las comes, pues cocinarlas de una u otra forma marcará la diferencia entre engordar o adelgazar.

Un estudio al respecto descubrió que el consumo de patatas frutas estaba estrechamente relacionado con el aumento de peso. Y otro apuntó que engordan incluso más que cualquier otro alimento. Lo mejor es que si las tomas sean o crudas o hervidas

Bebidas azucaradas y alcohol

Las bebidas azucaradas están estrechamente relacionadas con el aumento de peso y numerosos estudios han demostrado que pueden tener efectos negativos para la salud cuando se consumen en exceso. Estos líquidos están repletos además de calorías vacías, que ni te sacian ni te alimentan, solo harán que comas más durante el resto del día. 

En cuanto al alcohol, las investigaciones precedentes no han demostrado que haya relación entre éste y el aumento de peso, no obstante no es recomendable ya que te dispara el apetito. Es decir, parece que el problema no es la bebida alcohólica en sí, sino lo que tomas después (comida grasienta) y/o durante (pinchitos cargados de hidratos). Ojo, no todas las bebidas son iguales, como ya te contamos aquí, hay algunas que engordan más y otras menos.

Quizá tu cola zero no sea tan 'guay' como crees

Pan blanco

El pan blanco es altamente refinado y suele contener una gran cantidad de azúcar añadida. Su alto índice glucémico puede aumentar tu nivel de azúcar en sangre, haciendo que tu ansiedad por comer alimentos poco saludables se dispare durante todo el día.

Un estudio realizado entre 9.267 personas descubrió que comer dos rebanadas (120 gramos) de pan blanco al día estaba relacionado con un riesgo 40% mayor de aumentar de peso y/sufrir obesidad.  Si eres de los que no puede vivir sin pan, elige el integral o de centeno.

Alimentos salados (embutidos, palomitas...)

La sal retiene líquidos, lo que te hace estar más hinchado que de costumbre. Para perder peso debes limitar la ingesta de sodio a una cucharadita o menos al día.  El sodio es el responsable de la retención de agua y de la hinchazón el cuerpo, ya que hidrata a las células. Una dieta saludable debe contener solo 2.300 mg (una cucharadita) de sodio por día.

Asimismo, has de evitar alimentos muy salados si quieres perder peso, como embutidos, salsas, aderezos, palomitas y algunos quesos (especialmente el roquefort).

Pasteles, galletas, zumos y dulces

No te engañes: por la mañana temprano también cuenta. Si quieres perder peso has de dejar por completo (y durante bastante tiempo) los pasteles, las galletas y los dulces. No tienen ni vitaminas ni minerales, y están repletos de azúcar añadida, harina refinada y calorías vacías. Si no puedes con el ansia de comer dulce, opta por el chocolate negro (pero solo una onza que nos conocemos).

En cuanto al zumo, lo mejor es que te lo hagas tú mismo, pero en realidad es casi mejor que te comas la fruta entera, pues así estarás consumiendo todas las vitaminas y fibra del alimento.

Zumo de naranja

Comer más de estos alimentos te ayudará a adelgazar más rápido

Una vez vistos los alimentos que debemos evitar si queremos perder peso rápido, vamos a ver cuáles hemos de aumentar el consumo:

Huevos enteros

Los huevos enteros soon uno de los mejores alimentos para perder peso, ya que son ricos en proteínas, grasas saludables, aumentan la sensación de saciedad y son muy bajos de calorías. Un estudio realizado en mujeres con sobrepeso demostró que desayunar huevos aumentaba la sensación de saciedad y hacía que las participantes comieran menos durante las siguientes 36 horas.

Verduras

Con verduras de hoja verde, como las espinacas o las acelgas, entre muchas otras, son ideales para perder peso, ya que son bajas en calorías e hidratos de carbono y tienen mucha fibra. Comer verduras de hoja verde es una excelente manera de aumentar el volumen de tus comidas sin incrementar el número de calorías. Además, son muy nutritivas y ricas en vitaminas, antioxidantes y minerales.

Las verduras crucíferas –como el brócoli, la coliflor o las coles de Bruselas– también son perfectas para perder peso, ya que son ricas en fibra y tienden a ser increíblemente saciantes. No contienen tantas proteínas como los alimentos de origen animal o las legumbres, pero sí más que la mayoría de verduras.

Espinacas

Pescados como el salmón y atún

Los pescados grasos como el salmón son increíblemente saludables y muy saciantes. El salmón está repleto de proteínas de alta calidad y nutrientes. Además, lleva una cantidad considerable de ácidos grasos omega-3 , que se ha demostrado que ayudan a reducir la hinchazón. La caballa, la trucha o las sardinas son también pescados grasos a tener en cuenta.

Siguiendo con el pescado que es bueno para perder peso, el atún es otro alimento bajo en calorías y alto en proteínas. Es pescado magro, lo que significa que es bajo en grasa. Si estás tratando aumentar tu consumo de proteínas, asegúrate de elegir atún enlatado al natural, y no en aceite.

Salmón

Carne magra

Aunque la carne procesada no es saludable, numerosos estudios demuestran que la carne magra no aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca o diabetes, como se suele asegurar.

La carne está repleta de proteínas, y seguir una dieta basada en éstas ayuda a perder peso, ya que quema de 80 a 100 calorías más por día. Un estudio ha demostrado que aumentar la ingesta de proteínas en un 25% puede reducir los antojos en un 60%, reducir el deseo de picar por la noche y causar una pérdida de peso de casi medio kilo por semana.

Legumbres

Las legumbres pueden ser beneficiosos para perder peso. Tienden a ser altas en proteínas y fibra, lo que aumenta la sensación de saciedad.

Frutas

Las personas que comen más porciones de fruta tienen un IMC más bajo, incluso más que los que comen verduras. "Los científicos no están seguros de por qué, pero puede deberse a que las frutas tienden a reemplazar las golosinas y golosinas con más calorías, mientras que las verduras tienden a ser complementos. En otras palabras, es mucho más probable que elijas una manzana (en lugar de brócoli) en lugar de una galleta. Y esa estrategia de intercambio puede resultar en un ahorro significativo de calorías con el tiempo. Además, las investigaciones indican que consumir más frutas está relacionado con medidas de cintura más pequeñas y porcentajes más bajos de grasa corporal, incluso sin consumir menos calorías, lo que significa que la calidad de sus calorías es la clave", detalla la nutricionista Cynthia-Sass.

Las mejores frutas para adelgazar son el pomelo, la manzana, la ciruela, la cereza y el albaricoque, aunque cualquier opción es buena.

Albaricoques

Y esto es todo, lector. Esperamos haberte sido de ayuda, y ¡ánimo si lo que buscas es perder peso!