Perder peso

Si quieres adelgazar, cuidado: estas son las bebidas alcohólicas que más engordan

En España somos muy dados a 'hidratarnos' todo lo que haga falta, por eso debemos prestar atención a las calorías que tienen las bebidas espirituosas

Nunca brindar engordó tanto
Nunca brindar engordó tanto Isabella Mendes

Si estás tratando de adelgazar o simplemente no quieres seguir sumando números a tu báscula, has de tener especial cuidado con el alcohol, sobre todo ahora que llegan las cenas de Navidad –que todos sabemos que son una burda excusa para hincharse a beber, comer, poner a caldo al jefe e intentar ligarte a ese compañero de trabajo que tanto te gusta–.

Estas fechas son difíciles de soportar sobrios, más para unos que para otros, así que aunque lo recomendable sería que no consumieses nada de alcohol, sabemos que no lo vas a hacer. Entonces, lo más sabio es beber solo aquello que menos te engorde. O, al menos, limitar el consumo de lo que más te hace ganar peso.

El objetivo es limitar los carbohidratos, pues si ingieres de más tu cuerpo comenzará a acumular las calorías extra y las convertirá en grasa

El objetivo es limitar los carbohidratos, pues si ingieres de más tu cuerpo comenzará a acumular las calorías extra y las convertirá en grasa. Si eres de los que gana peso fácilmente, deberías consumir máximo 20 gramos de hidratos diarios. Si, por el contrario, eres de los que siempre está delgado o le cuesta mucho subir de peso, puedes permitirte 50 gramos y, por ende, elegir los cócteles más calóricos.

Se ha hablado largo y tendido de si el alcohol engorda o no. Y, como todo, depende. El científico británico Tony Edwards, en su libro 'The Good News About Booze' (Premium Books), asegura que "no hay evidencia científica de que el alcohol engorde". Obvio, si bebes solo un sorbito de vino, pues no ganarás peso. Pero si consumes más pasarás al siguiente agujero del cinturón, y todos sabemos que esto pone de muy mal humor.

Los chupitos los carga el diablo, y no nos referimos a que engorden
Los chupitos los carga el diablo, y no nos referimos a que engorden Pixabay

Sea cual sea tu edad, has de vigilar cada copa que metes al cuerpo. Y los jóvenes no escapan de esto. Según un estudio publicado en el 'American Journal of Preventive Medicine', los millennials que consumen entre cuatro o más bebidas al día, tienen un 41% más de riesgo de sufrir sobrepeso y obesidad en la edad adulta.

Ahora que ya hemos hecho una radiografía al alcohol, pasemos a lo importante: determinar cuáles son las bebidas más calóricas.

Margaritas

En las cenas de Navidad y eventos solemos volvernos más 'sofisticados', y tendemos a consumir cócteles. Nos los ponen ahí tan monos, en la bandeja, y gratis, que es difícil decir que no.

No obstante, has de saber que los margatitas, compuestos por tequila, triple sec y jugo de lima o limón, son una bomba calórica. Uno solo puede contener hasta 35 gramos de azúcar, apuntan desde 'Insider'.

La mezcla que lleva esta bebida contiene el doble de calorías que el ron o el tequila, y lo que es peor: un tanque de azúcares simples y refinados, que son, al fin y al cabo, los responsables del aumento de peso.

Si no puedes decirle que no a los cócteles, los que menos engordan son el Tom Collins, el Highball, el Martini, el Gimlet y el Gibson, que tienen menos de 1 gramo de azúcar por unidad. Los que más son el Manhattan, el Bloody Mary y el Rob Roy.

Si monos son, la verdad
Si monos son, la verdad Ahmad Syahrir

Piña colada

Una bebida muy de moda, y también muy calórica. La piña colada es un elemento básico en vacaciones y citas, pero tu cuerpo no te lo agradecerá después de tomarte algunas.

Una sola piña colada te costará un mínimo de 300 calorías, que podría duplicarse en función de cómo te la hayan preparado. Esta bebida tiene, nada más y nada menos que 30 gramos de azúcar, según 'Fitness Magazine'.

Si es azul, desconfía
Si es azul, desconfía Energepic.com

Cerveza

En España somos muy de cerveza. De hecho, si juntamos todas las que nos tomamos en nuestro país en un solo año podríamos llenar1.380 piscinas olímpicas.

Debido a los carbohidratos adicionales que contienen y a su elevada cantidad de gluten, las cervezas artesanales nos causarán inflamación en el cuerpo, lo que provocará grandes fluctuaciones de peso o una hinchazón intensa. 

No obstante, lo peor de la cerveza es que se suele acompañar del clásico pincho. Y si juntamos los carbohidratos de la bebida con la grasa del aperitivo, tendremos una bomba calórica monumental.

Un botellín o caña de 33 cl tiene entre 6 y 8 gramos de hidratos de carbono. ¡Cuidado!

Ibas a parar en la tercera, ¿recuerdas?
Ibas a parar en la tercera, ¿recuerdas? Rawpixel.com

Sangría

En nuestro país, además de cerveza, somos muy fans de la sangría, cuya mezcla puede darnos tal subidón de insulina que lo más probable es que acabemos convirtiéndola en grasa.

Un vaso de sangría tiene, aproximadamente, 272 calorías, a las que hay que sumarle las del pinchito.

Y decías que la sangría no te subía...
Y decías que la sangría no te subía... Pixabay

'Roncola' o cubalibre

El 'roncola' una de las copas más consumidas, y también de las que más engordan. Mezclar este alcohol con una bebida gaseosa será suficiente para que ganemos peso.

Un vaso apenas 150ml contiene 220 calorías. Si eres fan de este 'cubata' y no contemplas la opción de prescindir de él, al menos consúmelo con cola light.

Una de las bebidas más consumidas... de noche
Una de las bebidas más consumidas... de noche Rawpixel.com

Vino blanco

Aunque se dice que tomar una copa de vino tiene muchos beneficios para la salud (puede reducir la presión arterial, reducir los signos de demencia o aumentar la esperanza de vida), lo cierto es que tampoco hay que pasarse, pues es una bebida con muchas calorías.

Una sola copa contiene 150 calorías

Un clásico de todas las cenas
Un clásico de todas las cenas Valeria Boltneva

Gintonic

Esta bebida de moda que te sirven con mil y un 'tropezones' es un tanque de azúcar, sobre todo por la tónica, que contiene hasta 21 gramos de azúcar (y recuerda que si estás a dieta solo puedes consumir 20 g diarios...).

Un vaso de ginebra sola tiene 177 calorías, y a esto has de sumarle las de la tónica (72). 

Nunca sabremos si sabe igual sin los adornos
Nunca sabremos si sabe igual sin los adornos Toni Cuenca

Entonces, ¿qué bebo?

No te agobies. Puedes tomar una copita de vez en cuando, o también recurrir a las opciones con menos calorías.

Un gran consejo es tomar la bebida espirituosa sin refresco, pues el whisky, la ginebra, el ron, el tequila o el vodka, si se consumen 'a pelo', no tienen por qué hacerte ganar peso, ya que tienen básicamente cero carbohidratos a pesar de contener calorías.

Un gran consejo es tomar la bebida espirituosa sin refresco, pues el whisky, la ginebra, el ron, el tequila o el vodka no tienen apenas carohidratos

El peligro de beber alcohol cuando intentamos cuidarnos es que, normalmente, tras una copa se nos abre el apetito, y acabamos hincándole el diente a la comida basura. Todo ello sumado a la resaca del día siguiente, que no hay quien la aguante sin pizza, hamburguesa o sucedáneos. 

Y, ante todo, precaución con el alcohol. (Y cuidado en las cenas de empresa, que luego llegan los arrepentimientos...).

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba