BNP Paribas, el gran financiador de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de IFM sobre Naturgy, quiere ‘quedarse’ con una parte de los 1.800 millones del crédito bancario que el fondo australiano usará para financiar su entrada en la compañía energética.

La financiación de la OPA sobre Naturgy, valorada en 5.060 millones de euros, está respaldada en su totalidad por el franco francés, que en concreto ha otorgado dos avales a IFM. El primero, valorado en 3.260 millones, que es la cantidad que IFM aportará con fondos propios. El segundo, de 1.800 millones, corresponde al cheque que BNP va a sindicar entre unas pocas entidades bancarias. Pero no lo hará en su totalidad.

Y es que según explican las fuentes consultadas por Vozpópuli, BNP no prevé repartir todos los fondos entre otros 'players'. Pese al gran apetito que ha despertado la operación en el mercado, el banco galo quiere formar parte del sindicato de bancos, por lo que valora no repartir los 1.800 millones en su totalidad y asumir una parte del riesgo.

Por ahora, las negociaciones con otras entidades se encuentran en fase inicial, pero las mismas fuentes destacan a Santander como el banco que mantiene las conversaciones más avanzadas. Le sigue CaixaBank y, a algo más de distancia, BBVA. La idea es que el 'pool' finalmente sea seleccionado sea pequeño.

La sindicación del préstamo se añade a los otros 3.260 millones de euros que en total suman 5.060 millones, la cantidad total que IFM prevé desembolsar para hacerse con el 22,6% de la energética. El fondo ofrece 23 euros por acción y el éxito de la oferta está supeditado a lograr el sí de al menos el 17% del capital de la compañía. El fondo australiano, que quiere a Criteria a su lado, aspira a seducir a los accionistas minoritarios de la compañía. CVC y GIP ya han dicho que no venden.

Contactos con los ministerios

Mientras IFM negocia los términos del crédito, de forma paralela avanza con los trámites administrativos para ejecutar su oferta. El pasado viernes remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la notificación formal y, según explican las mismas fuentes, mantiene conversaciones con altos funcionarios de los ministerios implicados, especialmente Industria, de cara a la notificación formal al Gobierno.

Tras registrar la oferta en la CNMV, el supervisor que encabeza Rodrigo Buenaventura tiene un plazo de diez días para admitirla a trámite. Después, se abre un nuevo periodo de veinte días (que puede ser prorrogado) para validar la oferta. Este análisis puede ser efectuado internamente por el organismo mientras espera a que el Consejo de Ministros autorice la operación formalmente. Tras el ‘sí’ del Ejecutivo, la CNMV podrá dar luz verde de forma oficial.

BNP, además de financiador, es también asesor de IFM junto a Credit Suisse y Linklaters. Naturgy se ha puesto en manos de Citi y Freshfields. La compañía que preside Francisco Reynés todavía no ha hecho pública su opinión sobre la oferta y no está obligada a hacerlo hasta que no comience el periodo de aceptación.

La OPA sobre Naturgy es una de las importantes de los últimos años y supera en cuantía a la que KKR, Cinven y Providence lanzaron sobre MásMóvil, que alcanzó los 2.963 millones, y la de SIX sobre Bolsas y Mercados de España (BME), valorada en 2.592 millones.