Naturgy ha presentado este jueves sus resultados del pandémico 2020. Su balance es unos números rojos de 347 millones de euros. Pero el protagonismo de este ejercicio de transparencia era para la Oferta Pública de Adquisición (OPA) que ha recibido por el 22,6% de la compañía por el fondo de pensiones australiano IFM. Y el presidente de energética, Francisco Reynés, ha tenido que capear este tema que no quería contestar. 

"Mi trabajo es defender el interés de todos los accionistas", contestaba en la pregunta de la conferencia de analistas. "Tanto de los actuales, los viejos y los nuevos que lleguen", añadía el ejecutivo. En este sentido, como ha dejado por escrito en las cuentas, Reynés ha señalado a los analistas que su empresa fue informada de la oferta del fondo IFM "poco antes" del anuncio. 

Un 'timming' que le ha llevado al consejo a tener poca información sobre esta oferta valorada en 5.000 millones de euros. Francisco Reynés señaló que la opinión del consejo de administración de Naturgy respecto a la oferta de IFM será revelada cuando lo "considere oportuno" y cuando sea "legalmente preceptivo".

Sin noticias de Criteria

La otra duda es saber qué va a hacer el máximo accionista, Criteria, en esta OPA. Una pregunta que le ha remitido uno de los analistas al presidente de la energética. "Sólo puedo hablar en nombre de Naturgy y de su consejo, pero no por parte de los accionistas", defendía el ejecutivo. 

"Todos los accionistas de hoy deben tener claro que la compañía continúa operando. Estamos desplegando nuestros esfuerzos, como hemos dicho muchas veces, en la dirección estratégica de la empresa hacia las oportunidades de la transición energética", puntualizaba. 

300 millones para Australia

Reynés ha querido dejar claro en la conferencia de analistas que el negocio seguirá pese al ruido de la OPA. La compañía invertirá al menos 1.000 millones de euros en este ejercicio para impulsar su apuesta por las renovables. España, Australia y Estados Unidos tendrán un inversión de 300 millones cada uno.

Naturgy tampoco abandonará su rotación de activos y principalmente en Latinoamérica. Su último movimiento fue la venta de su negocio de redes eléctricas en Chile a la china State Grid, ya que "no se va a dejar de generar valor para todos los accionistas".

"Operaremos en el mejor interés de sus accionistas", concluía sobre una nueva pregunta sobre la oferta de IFM. No obstante, el consejo de Naturgy ha decidido aplazar su Capital Markets Day, previsto este mismo mes y que pondría encima de la mesa los planes de la compañía a medio plazo. Pero, a corto plazo, la OPA manda.