Once millones de pensionistas australianos quieren comprar el 22,6% de Naturgy. IFM Investors, aunque parezca desconocido para el gran público español, es un fondo de inversión que lleva cuatro años implantado en este este mercado. En 2017 alcanzó un acuerdo con OHL, por entonces la constructora que controlaba la familia Villar Mir, para tomar el control de su división de concesiones por 2.235 millones. Un año más tarde, en 2018, pactó con la constructora local FCC la compra del 49% de su división de agua (Aqualia) por 1.024 millones de euros. 

Ahora pone encima de la mesa 5.060 millones para irrumpir con fuerza en el accionariado del principal distribuidor de gas y una de los grandes compañías eléctricas de España. Aunque IFM Investors cuenta con una amplia cartera de inversiones, muy centrada en el sector industrial. En total, cuenta con 90.000 millones de euros gestionados a 30 de septiembre de 2020.

Este fondo se fundó hace más de 25 años con el objetivo de "proteger y hacer crecer los ahorros para la jubilación a largo plazo de trabajadores". Es propiedad de los pensionistas australianos del sector industrial, unos once millones, y concentra sus entradas de capital en activos con características de riesgo/beneficio a largo plazo con amplios beneficios económicos y sociales para la comunidad.

Además de conocer el mercado español, IFM cuenta con varias inversiones dentro del sector energético. Desde 2016, el fondo es dueño de Ausgrid, líder de la industria en la distribución de suministro eléctrico seguro y confiable a más de 1,7 millones de hogares y empresas en Nueva Gales del Sur, Australia. Diez años antes, IFM tomó el control de Veolia Energia Polska, uno de los referentes del negocio de cogeneración en Polonia. 

Fondo 'activista'

IFM se vende en su web como un fondo que realiza inversiones ambientales, sociales y de gobierno corporativo. Sus inversiones tienen el objetivo de mejorar el rendimiento de las empresas y minimizar el riesgo de la inversión. Sus oficinas las tiene repartidas en Melbourne, Sydney, Nueva York, Londres, Berlín, Tokio, Hong Kong, Zurich y Seúl.

Su negocio se divide en cuatro equipos de inversión: infraestructura, inversiones de deuda, acciones cotizadas y capital privado. Al frente de la empresa está David Neal, que es el CEO de IFM Investors. David se unió a IFM tras su paso Future Fund, el fondo soberano de Australia, y 15 años en la consultora Willis Towers Watson. 

En la cartera de inversiones de IFM destaca su apuesta por los aeropuertos. El fondo australiano es el máximo accionista de Manchester Airports Group, el mayor operador de aeropuertos de propiedad del Reino Unido. Posee tres aeropuertos, London Stansted, East Midlands y Manchester, y atiende aproximadamente a 58 millones de pasajeros cada año. Además, controla el aeródromo de Viena y otros cinco aeropuertos en Australia.