Un sistema de salud robusto, una importante campaña de concienciación, una logística precisa y un agresivo esfuerzo de compra para poder vacunar cuanto antes a toda su población. Son las claves del éxito de la campaña de Israel. Un país que encabeza el ranking de inmunización en todo el mundo y que, de seguir al mismo ritmo -200.000 personas se vacunan cada día- prevé que, a finales de marzo, toda su población adulta hayan recibido sus dos dosis.

Con una población de 9 millones de personas, Israel lidera la lista de países en su estrategia de vacunación con 75 dosis administradas por 100 habitantes. El 30% de la población está ya completamente inmunizada, una cifra siete veces superior a la del siguiente país con mayor cifra de inmunizaciones completa en el mundo: Estados Unidos, con un 4,21 % y 14 millones de ciudadanos con la pauta completa.

En Israel se han tomado muchas decisiones difíciles con rapidez. Se ha visto la pandemia como un estado nacional de emergencia", afirma Gil Gidron, presidente de la Cámara de Comercio e Industria España-Israel

"En Israel se han tomado muchas decisiones difíciles con rapidez. En realidad hay que entender que se ha visto la pandemia como un estado nacional de emergencia, una especie de 'guerra' contra la covid-19", señala a Vozpópuli, Gil Gidron, presidente de la Cámara de Comercio e Industria España-Israel. Además, apunta a "una concienciación nacional de la gravedad y de la urgencia de la situación".

Vacunar hasta marzo

Si el ritmo de vacunación sigue así -cada día se inmuniza a 200.000 personas-, es previsible que a finales de marzo toda la población adulta haya recibido las dos dosis de la vacuna. "Esa es la previsión. Ojo, que hablamos a finales del mes que viene", advierte a Vozpópuli Rafael Borrás, director de Relaciones Institucionales del grupo TEVA, con sede en Israel y protagonista destacado en la logística de las vacunas.

En España, la farmacéutica, con 70 plantas por todo el mundo, cuenta con instalaciones ubicadas en Zaragoza: 44.000 metros cuadrados en los que, explican, han producido 6,4 billones de dosis de medicamentos y donde se van a invertir 5,4 millones de euros durante 2021.

Centro logístico

Precisamente la planta que TEVA tiene en Shoham, Israel, una de las más grandes del mundo (80.000 metros cuadrados y alrededor de 500 empleados) ha jugado un papel clave en logística de las vacunas de en el país. Borrás relata que cuentan con más de 35 supercongeladores (en cada uno de ellos caben 200.000 vacunas) y que diariamente operan unos 130 camiones, con 11 grúas de transporte. "Somos líderes en genéricos, por eso necesitamos plantas de logísticas importantes", precisa.

El centro de TEVA en Shoham es donde se reciben las vacunas, se reacondicionan en paquetes menores para ser más eficientes en su uso y se distribuyen diariamente

El de Shoham es el centro de operaciones donde se reciben las vacunas, se reacondicionan en paquetes menores para ser más eficientes en su uso y se distribuyen diariamente a todos los centros de vacunación del país. Todo ello, claro está, en medio de unas medidas de seguridad extremas.

Un total, detalla, de 417 puntos de vacunación, desde hospitales, pasando por centros de Atención Primaria, espacios móviles, grandes instalaciones o carpas. "Todo muy bien organizado y distribuido", describe Borrás. Cuando se le pregunta si considera que España podría llegar a un 70% de población inmunizada durante el verano, como prevé el Gobierno, advierte que, una vez que comiencen a llegar muchas dosis a nuestro país, será necesario tener un plan de contingencia "para ser lo más rápidos posible".

Los grupos negacionistas

Rafael Borrás desgrana las que, en su opinión, han sido las claves del éxito del modelo israelí. Primero, reseña, se ha incidido mucho, incluso antes de comenzar la campaña, en la necesidad de inmunizarse "que parece algo muy obvio, pero luego no lo es". Para contrarrestar las ofensivas de los grupos negacionistas, que se han movido mucho en redes sociales, explica, el Gobierno se ha mostrado inflexible: "Incluso se han capado páginas que hacían apología para no vacunarse, sobre para salvaguardar la salud pública".

En Israel han tenido que luchar contra los negacionistas: gente que pedía cita en los centros de vacunación y luego no se presentaban. "La idea era que se perdiera la vacuna", indica Borrás

El portavoz de TEVA explica que, entre estos grupos, se han dado casos de gente que pedía cita en los centros de vacunación y luego no se presentaban. "La idea era que se perdiera la vacuna", añade. En otro extremo, había personas que se presentaban para inmunizarse, sin tocarles, "por si sobraban vacunas".

El caos se evitó, explica Rafael Borrás, "por el esfuerzo digital que se ha hecho para controlar a todo el mundo. Existen diferentes app para que la gente esté informada de cuándo le toca o para dar reportes de efectos secundarios, señala. Otro aspecto fundamental que destaca es que se hizo una importante campaña entre los grupos más reacios a la vacunación: por ejemplo, a través de los rabinos, con la comunidad ultraortodoxa.

Grupos prioritarios

El representante del grupo TEVA pone en valor la robustez del sistema sanitario israelí . Ha sido clave para agilizar esa campaña. En cuanto a los grupos que se han priorizado, indica que también han ido primero los sanitarios; los mayores de 60 años -el 87% ya están vacunados-; las personas con factores de riesgo, las embarazadas; los mayores de 45 y, ahora mismo, se está vacunando a estudiantes entre 16 y 18 años.

El representante del grupo farmacéutico llama la atención sobre un aspecto relevante: sólo el 0,02% de la población que ha recibido esas dosis ha enfermado. "Este es un dato potentísimo, esto nos certifica que funcionan", añade.

Negociaciones para la compra

En un encuentro digital organizado esta pasada semana por la Cámara de Comercio e Industria España-Israel, la Embajada de Israel en España y TEVA, precisamente para analizar el éxito del modelo israelí, la embajadora del país en España, Rodica Radian-Gordon, explicaba que su gobierno comenzó hace seis meses las negociaciones con algunas farmacéuticas para poder conseguir la vacuna.

En Israel son pioneros en la implantación de un 'pasaporte verde' para las personas vacunadas para reabrir el turismo, la cultura o la hostelería

También, precisó la embajadora, son pioneros en la implantación de un 'pasaporte verde' para las personas vacunadas con el que esperan "abrir de abrir de forma segura" los sectores del turismo, la cultura, la hostelería o los viajes de negocio.

Rafael Borrás admite que, en cualquier caso, a favor de Israel juega que es un país pequeño. "Una cosa es negociar y llegar a acuerdos en un país de 9 millones de personas y otra, una UE que está hablando por 27 países. Las negociaciones conjuntas a veces son más complejas", señala.