Las aerolíneas trabajan en la creación de un pasaporte sanitario que acredite que los viajeros están libres de covid-19, bien tras haberse realizado una prueba de detección del virus o por haber sido vacunados; permitiendo el intercambio digital de datos entre laboratorios, clientes, compañías aéreas y autoridades. Una propuesta tecnológica que agilizaría los procesos y que el sector turístico ansía para relanzar el negocio. 

A través de una aplicación móvil, los pasajeros acreditarían ante las aerolíneas y autoridades aeroportuarias su estado de salud. La patronal Exceltur ha reclamado en varias ocasiones que sean homologables al menos para toda la UE y Reino Unido, de manera que fomente el turismo extranjero y la reapertura segura de fronteras y supresión de cuarentenas

En este sentido, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ya está trabajando en la creación de su propia plataforma, Travel Pass, en estrecha colaboración con el grupo IAG, que engloba a Iberia, Vueling, British Airways, Aer Lingus y Level

Primeros lanzamientos

Su objetivo es lanzarla el próximo mes de marzo para testarla con los pasajeros de algunas aerolíneas, aunque comenzará siendo opcional y serán las aerolíneas quienes decidan si sumarse o no a su implementación. De momento, se ha confirmado que empezarán a usarla las asiáticas Etihad, Emirates y Singapore Airlines; así como la panameña Copa Airlines. 

Se espera que Iberia y British Airways también usen esta ‘app’ tras su lanzamiento antes de Semana Santa. Además, la aerolínea británica ha empezado a probar esta misma semana VeriFLY, otra aplicación móvil utilizada ya por American Airlines que facilita la acreditación y verificación digital del estado de salud del pasajero antes de su entrada al país en cuestión. 

De momento sólo lo ofrece en los vuelos entre Londres y Estados Unidos y de manera opcional, en el marco de su colaboración con American Airlines, que también la usa desde noviembre en determinadas rutas para testarla. Alaska Airlines ha comunicado recientemente su incorporación al proyecto y se espera que se sumen más compañías próximamente.

El presidente de la Asociación de líneas aéreas (ALA) y director general de Easyjet, Javier Gándara, destaca las ventajas que pueden tener estas plataformas al “permitir automatizar los controles y volar de manera más segura y más fácil; pues incluirá qué laboratorios están autorizados, los resultados de las pruebas o quién está vacunado, con un registro más difícil de modificar o trucar”. 

Sin embargo, el experto destaca que para que las herramientas funcionen, se requiere “un registro central electrónico de pruebas y vacunaciones que tienen que hacer las autoridades de cada país de manera coordinada y, al menos, dentro de la Unión Europea”. Se trata de “crear los cimientos para que en la recuperación, que no se espera tanto para Semana Santa sino más bien para verano, se pueda volar de manera segura y eficiente”, sentencia Gándara.

Varias aplicaciones

Asimismo, hay otras aplicaciones móviles en desarrollo con este mismo objetivo. Destaca CommonPass, un proyecto desarrollado por un grupo suizo sin fines de lucro y el Foro Económico Mundial al que se han sumado ya JetBlue, Lufthansa, Swiss, Cathay Pacific, United Airlines y Virgin Atlantic. También tiene el apoyo de una veintena de gobiernos, entre los que destacan el alemán, británico, estadounidense y canadiense. 

Los propios países han entrado en la carrera por lanzar estos pasaportes. Es el caso de Dinamarca, que ha anunciado este miércoles que desde finales de febrero tendrá en funcionamiento una plataforma donde quedarán registradas las vacunas covid y los datos sanitarios relevantes para que pueda viajar. 

Sin embargo, por el momento otras aerolíneas se mantienen al margen. Es el caso de las ‘low cost’ EasyJet o Ryanair. Desde la primera aseguran a este periódico que “de momento no tiene planes de implantar ningún tipo de pasaporte”. Otra de las principales aerolíneas de bajo coste europeas, Norwegian, reconoce que “todavía está estudiándolo”, pues actualmente sólo opera vuelos nacionales dentro de Noruega por el impacto que ha tenido el coronavirus en su negocio.No obstante, desde esta aerolínea comentan que “si acaba siendo un sistema amplia y mutuamente reconocido, será un paso positivo en la normalización del tráfico”. IATA reconoce que para que estas ‘apps’ sean exitosas, deben colaborar Gobiernos, aerolíneas, laboratorios y viajeros. En este sentido, fuentes del sector apuntan a que el gran reto estará en reconocimiento global de estos procesos y plataformas, aún en proceso de desarrollo.