A pesar de todas las dificultades, la gastronomía se mueve en Madrid. Te proponemos distintos planes para que recorras sus calles, visites sus restaurantes y conozcas algún nuevo local. Desde disfrutar de las mejores materias primas de pequeños productores a la bebida más saludable. Un pequeño y sabroso viaje con el paladar que no te defraudará.

Ritual festivo

Los calçots en sí tienen poco interés gastronómico, no dejan de ser unas cebolletas dulces (y tiernas), aunque su ritual es muy divertido. En el restaurante Candeli, situado en la calle Ponzano 47, sus propietarios Paco y Alberto Rivera lo saben bien. Ahora estamos en temporada y celebran la calçotada, antigua celebración festiva en el campo que ellos reproducen fielmente. Un festín a base de pan con tomate, auténticos calçots -llegados de Valls, poseen IGP- a la brasa, con salsa romesco, brandada de bacalao, chuletitas de lechal al carbón y butifarra con mongets (pequeñas judías blancas); como colofón, la crema catalana. Todo a un precio cerrado de 40 euros por persona. ¡Y que no falte el babero para no mancharse!. Apetecible, ¿no?.

Los calçots de Candeli se hacen a la parrilla.

Con buenas dosis de humor

Un pastel (cake) para consolarte y celebrarlo. ¿El qué?, cualquier tragedia o error (mistake) en tu vida, como dejadas sentimentales, un día negro en el trabajo… de ahí viene el nombre “Miscake”. Y no puedes estar en mejores manos que las de el prestigioso pastelero Christian Escribá quien, junto al creativo Pep Torres, han puesto un toque de humor aunque la vida no sea dulce y menos en estos momentos. Pero sí lo es este maravilloso pastel a base de bizcocho, mousse de chocolate, cremoso corazón de fruta de la pasión y cobertura de chocolate negro. Una delicia que únicamente se vende por Internet (www.themiscake.com), se abona en el momento y se recoge en alguno de los establecimientos concertados, desde Pastelerías Mallorca (Madrid) a Rocambolesc (Gerona) y muchos otros. Viene con un conjuro mágico para desterrar todas las penas. El tamaño grande (4 personas, dramas existenciales para compartir... o no) cuesta 25 euros y el individual (a solas y que nadie te vea derramar una lágrima), es de 9 euros. El humor lo arregla casi todo.

Una delicia de chocolate del pastelero Christian Escribá.

Menú de matanza

Un gran homenaje al cerdo. Este año, excepcionalmente, la familia Pedrosa que tiene su casa madre en Estrella del Bajo Carrión, ha decidido celebrarlo en su restaurante madrileño Villoldo tras el cierre de la hostelería en Palencia. Hasta el 15 de marzo se puede degustar el menú “De pies a cabeza” (47 euros) y, también, pedir algún plato suelto si se desea. Toma nota: tapa de cocido de matanza, prueba de matanza (morcilla, lomo adobado y torreznos), un guiso con patas, manos y morro en ensalada templada, jijas (carne de cerdo picada) con huevo de corral y patata agria, alubias blancas de Villoldo con chorizo, carrilleras estofadas con patatas ‘meneadas’ y sorbete de fruta del día, Campari y fruta escarchada. La matanza la hace la misma familia en el pueblo de Villoldo según la receta de la abuela María, al estilo tradicional, con elementos de cerdo blanco y otras recetas- como las jijas- de cerdo negro criado con bellota. El menú se puede tomar en horario de comidas y de cenas (a partir de las 20,30 horas). Imprescindible reservar.

Jijas con huevo de corral y patata agria.

La bebida saludable de moda

La kombucha es el refresco healthy por excelencia y está muy en boga. Una bebida probiótica milenaria que ahora tiene su propio y nuevo espacio: en plena calle Jorge Juan de Madrid acaba de abrir “Espacio Komvida”, dedicada en exclusiva a ella. Saludable, ecológica y natural, es una bebida fermentada a base de té y con originales sabores: zanahoria y cúrcuma, manzana con canela y vainilla, etc. En este nuevo local se puede degustar la kombucha y también adquirirla, bien embotellada o rellenando un envase propio en los distintos grifos dispuestos. También contará con una agenda de nutrición y fitness para sus clientes. Komvida es la marca pionera de fabricación de kombucha en España y acaba de renovar el sello IFS, el más prestigioso de Europa. Está elaborada artesanalmente, sin pasteurizar, sin gas añadido y envasada en vidrio: más autenticidad imposible. Y tiene numerosas propiedades beneficiosas para el organismo.

Un rincón del nuevo espacio "Komvida".

Madrid a mesa y mantel

El restaurante Salino celebra la II Edición de las Jornadas de Pequeños Productores hasta el 21 de marzo. Una interesantísima iniciativa de los hermanos Javier y Paco Aparicio en la que se podrá degustar el menú “Cómete Madrid” en el que se descubren y ponen en valor las materias primas más singulares y a sus productores artesanos en granjas, queserías... Nuestra región tiene verdaderos tesoros y este menú los recoge: bacalao con garbanzos de Quijorna, morcilla de Alalpardo y grelos de Villa del Prado; goulash húngaro de búfalo de agua de Colmenar Viejo, orechiette y lombarda de Aranjuez… más, un total de seis platos. Como dulce colofón, tabla de quesos madrileños con chutney de madroños. El precio cerrado del menú es de 55 euros (75 con maridaje de vinos y cerveza). Una ocasión fantástica para conocer de cerca la cocina kilómetro cero espléndida made in Javier Aparicio y descubrir los ricos productos de la Comunidad de Madrid. También es posible tomar algún plato suelto si se desea y tienen servicio a domicilio y de recogida, siempre previo encargo.

Algunos de los platos del menú junto a las bebidas de su maridaje.