El PSOE se expone desnudar sus desavenencias territoriales en las mociones en contra de los indultos que PP y Ciudadanos presentarán en toda España. Fuentes del partido en varias comunidades reconocen a Vozpópuli que las iniciativas tendrán que ser estudiadas y no se descarta apoyarlas en contra del criterio del Gobierno. El presidente Pedro Sánchez ha sugerido que el perdón a los líderes del proceso separatista encarcelados es un gesto de concordia para avanzar hacia una solución definitiva al contencioso en Cataluña.

Tanto PP como Ciudadanos han anunciado que impulsarán mociones en contra de los indultos en los principales ayuntamientos y parlamentos autonómicos del país. El PSOE defiende en líneas generales el argumento de Sánchez, pero hay barones territoriales que se han opuesto frontalmente a la medida de gracia para los políticos catalanes. Y coinciden con el rechazo expresado por el Tribunal Supremo.

Page contra el "regate corto" del PP

El caso más evidente ha sido el del presidente de la Junta de Castilla-La Mancha. Emiliano García-Page ha deseado, desde su "convicción socialista", que el indulto no se lleve a efecto. "Más que una medida de gracia, me parecería una enorme desgracia, sinceramente. Hay muchos argumentos jurídicos y políticos para pensar que la hipótesis de un indulto sea uno de los graves errores de la democracia en el caso de que se produzca", ha dicho.

Fuentes de su entorno reconocen a este diario que estudiarán la propuesta que traiga la oposición. "Ya veremos qué presentan", aseguran estas fuentes sin definir claramente si apoyarán o rechazarán la iniciativa. "La mejor moción es la intervención del presidente. Lo demás es regate corto político", añaden.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, es otro de los dirigentes socialistas que más se ha significado en contra de la posibilidad de indultos. Lambán se encuentra convaleciente de una operación. Y el socialismo aragonés ha optado por la prudencia a la hora de valorar la medida.

"Desde el PSOE de Aragón manifestamos nuestro máximo respeto a los informes y sentencias de los órganos judiciales", ha dicho el portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón, Vicente Guillén. "Cabe recordar que la figura del indulto es una competencia exclusiva del Gobierno de España. A día de hoy, no se ha producido hecho o circunstancia alguna de esta naturaleza y llegado el momento nos pronunciaremos".

Rechazo a las mociones

El argumento de que los indultos son una competencia exclusiva del Ejecutivo central es la base que utilizará el PSOE para rechazar esta ofensiva de la oposición. La mayoría del partido, tal y como ha informado Vozpópuli, avala esta vía en Cataluña. Y no se esperan grandes disensiones en las filas del socialismo más allá de Page.

El diputado nacional del PSOE Odón Elorza ha pedido a Sánchez que explique los indultos en el Congreso, lo que podría ser una estrategia para obtener el respaldo de sus socios de investidura. "No tragué, no compartí, los indultos a los golpistas, a los diferentes implicados en el terrorismo de los GAL y a los condenados por corrupción. En mi opinión, los posibles indultos políticos a los encausados del procés de Cataluña son hoy una decisión de riesgo y muy controvertida que requiere una explicación en una democracia plena", ha escrito Elorza en su página web.

En el Congreso de los Diputados, el director de Gabinete de Sánchez, Iván Redondo, ha defendido la postura del Gobierno. "Para arreglar lo que ha pasado en la última década en Cataluña hace falta un liderazgo valiente", ha señalado Redondo. "¿Mi posición particular? Concordia. En la vida como en la política a veces no hay solución fácil, pero siempre hay un camino".