La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se ha vacunado este martes contra la covid-19, un hecho que ha provocado un profundo malestar en algunos de los sindicatos de su departamento ya que están a la espera, desde hace dos semanas, del plan de vacunación para el personal del servicio exterior que la ministra se comprometió a entregarles el 19 de mayo.

Laya subió este miércoles a su cuenta personal de Instagram una foto del momento en el que le administraron una dosis de la vacuna, sin aclarar cuál es la que ha recibido. "Mil gracias a todo el personal sanitario por vuestra increíble labor. Qué orgullo de sanidad pública", subrayó.

La ministra cumplió 52 años el pasado 22 de mayo, por lo que entra dentro del grupo de personas con edades comprendidas entre los 50 y 59 años que empezaron a ser vacunados a mediados del mes pasado con alguna de las vacunas autorizadas para esa franja de edad, que son Jensen, Pfizer y Moderna.

Tras ello, UGT ha abandonado esta mañana una reunión convocada a las 12:00 horas por el director general del Servicio Exterior, Álvaro Kirkpatrick, con los sindicatos y ha anunciado en un comunicado que "no volverá a ninguna mesa de negociación ni de diálogo hasta que no se nos entregue el plan de vacunación prometido"

"La UGT se alegra enormemente de la vacunación de la Sra. Ministra. Dado que a fecha de hoy no existe el plan de vacunación prometido por la Sra. González Laya en su reunión del 19 de mayo con todas las centrales sindicales, la UGT ha abandonado la reunión convocada por el Sr. Kirkpatrick sin orden del día ni motivo alguno y comunicado que no volverá a ninguna mesa de negociación ni de diálogo hasta que no se nos entregue el plan de vacunación prometido", es el texto al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Poco minutos después, los sindicatos CSIF, CCOO y SISEX también ha abandonado la reunión y a las 12:25 horas, la propia ministra ha enviado un correo a todos los trabajadores del Ministerio en el extranjero en el que dice comprender la "preocupación" que la situación de la pandemia ha generado entre el personal del servicio exterior.

En la misiva, la jefa de la diplomacia explica que a día de hoy "más de 80 países" han aceptado el mecanismo propuesto por España de ofrecerles vacunar a los funcionarios y empleados de sus embajadas a cambio de que hagan lo propio con los españoles.

Y para los países donde la vacunación "no es factible hoy por hoy" y que es la gran preocupación de los sindicatos, Laya les anuncia que ya se está organizando "el envío de dosis de Janssen" destinadas al personal, "una vez que la disponibilidad de dosis en España ha permitido al Ministerio de Sanidad defender esta vía tan excepcional ante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde se toman, con las CCAA, todas las decisiones relativas a vacunación en España".
 
"También hemos trabajado con el Ministerio de Sanidad para que quienes contáis con cobertura sanitaria en España podáis vacunaros con ocasión de un desplazamiento a nuestro país. En un tema tan sensible como la salud todo esfuerzo es poco. Tened al menos la certeza de que es una prioridad del Ministerio", hace hincapié la ministra en la carta a la que también ha tenido acceso este periódico.

España y Bélgica firman un Memorando de Entendimiento para reforzar sus relaciones
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya (d), durante su reunión con su homóloga belga, Sophie Wilmès (i). Europa Press

Los sindicatos CSIFCCOOUGT y SISEX ya enviaron la semana pasada un escrito a Laya en el que hicieron hincapié en que era "intolerable" que no les haya entregado el plan de vacunación anti-covid para el personal del servicio exterior, formado por más de 7.000 personas.

Las cuatro centrales sindicales recordaron a la jefa de la diplomacia que el pasado 19 de mayo se comprometió personalmente a emitir una nota informativa -"esa misma semana", subrayaron- sobre el citado plan y las pautas a seguir para los empleados públicos y sus familiares en el extranjero cuando regresen a España de vacaciones.

"La falta de actuación por su parte y por la de su equipo es intolerable", hicieron hincapié CSIF, CCOO, UGT y SISEX a Laya antes de exigir el cumplimiento de lo prometido y "dotar de certidumbre a los empleados públicos afectados" que trabajan para Exteriores.

"El incumplimiento del compromiso adquirido con todas las organizaciones sindicales, y la ausencia de operatividad de su equipo directivo, supone una falta de ética impropia de la actuación de una Administración europea", concluyeron los citados sindicatos.

El compromiso de Laya

González Laya recibió hace dos semanas a los representantes sindicales a las 48 horas de que se informara de la muerte de un consejero en la Embajada en India y de una trabajadora laboral en el Consulado de Quito, ambos por covid-19, como informó Vozpópuli.

Los sindicatos llevan semanas quejándose de la falta de un plan para vacunar a los trabajadores del Servicio Exterior, tanto funcionarios como personal laboral, en particular en algunos países donde ni siquiera hay planes nacionales de vacunación a los que poder acogerse en un futuro.

En su encuentro de la semana pasada, la ministra aseguró que "todo empleado público que venga a España será vacunado" y adelantó que en los próximos días haría llegar a los sindicatos un documento explicando cómo será el proceso de vacunación, incluidas las soluciones específicas para aquellos países donde es más difícil acceder a una vacuna. Pero, por el momento, no ha llegado el texto.

Reciprocidad en las vacunas

González Laya explicó a mediados de mayo que desde que se inició la vacunación en España lo que el Gobierno propuso para poder vacunar al personal en el exterior fue la reciprocidad a los países de destino: ellos vacunaban a los funcionarios españoles y España vacunaba a los suyos. Según ha precisado este jueves, más de 80 países habían accedido.

No obstante, reconoció que había algunos países "con dificultades específicas" para los que dijo que el Ministerio estaba "buscando soluciones específicas con el Ministerio de Sanidad y con las comunidades autónomas". "En unos casos se facilitará la llegada de los funcionarios a España" para su vacunación y en otros "buscaremos acercar la vacuna a esos países terceros", adelantó.