Este domingo se ha producido el fallecimiento de dos empleados del servicio exterior español por culpa del coronavirus, lo que ha provocado un fuerte malestar entre los sindicatos ante la falta de concreción en el anunciado plan de vacunación por parte de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, según ha podido constatar Vozpópuli.

Las dos muertes se produjeron en la India y Ecuador. El primero fue Pablo Noreña, secretario de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Embajada española en Nueva Delhi (India), según adelantó El País. Un portavoz de la Oficina de Información Diplomática (OID) indicó a este periódico que la embajada hizo "las gestiones necesarias para su hospitalización y para obtener la medicación específica que necesitaba para su tratamiento".

La Embajada española no cuenta con titular desde hace medio año, tras el cese por jubilación de José Ramón Barañano, así que el día a día de la legación diplomática está en manos de la encargada de negocios, la diplomática Montserrat Momán. La OID subrayó que la evolución de Noreña se siguió "de cerca en todo momento" y ha estado "en permanente contacto con la familia del fallecido en cuanto se tuvo conocimiento de su enfermedad".

El departamento de Laya quiso extender su pésame a los familiares del fallecido "en estos difíciles momentos" y dejó claro que la salud del personal en el exterior es "la máxima prioridad" y que, por ello, se están realizando gestiones con Sanidad "para dar respuesta a todos los casos".

Tres fallecidos en Ecuador y Argentina

El segundo fallecimiento se produjo en Ecuador. El sindicato CSIF informó en un comunicado interno, al que tuvo acceso Vozpópuli, de la muerte de Lilian Torres, una contratada laboral en el Consulado de Quito, quien "desde hace unos días venía luchando contra el coronavirus" y que falleció el domingo.

La OID precisó que la Embajada hizo las "gestiones necesarias para su hospitalización y su posterior ingreso en UCI", donde ha estado luchando hasta su fallecimiento. "La Embajada siguió de cerca su evolución en todo momento y ha estado en permanente contacto con la familia de la fallecida desde que tuvo conocimiento de su enfermedad", añadió.

En marzo ya se produjo otro óbito en Ecuador por el mismo motivo, el de Dany Ayo, chófer en esta legación española. Y en Argentina, hubo otro reciente fallecimiento el pasado 29 de abril, el del español Claudio Castro, que trabajaba como administrativo en el Consejería de Trabajo de la Embajada en Buenos Aires, según informaron fuentes sindicales a este periódico.

"CSIF ya viene avisando desde hace tiempo que estas luctuosas noticias podrían sucederse si no se tomaba una decisión clara y decidida para posibilitar la vacunación de todos los trabajadores y cónyuges de nuestras representaciones, sobre todo en países con una sanidad deficiente", advirtió CSIF.

Laya esgrime que la "libertad" pregonada por Ayuso ha influido en que Reino Unido no vea a España como destino seg
Arancha González Laya en una comparecencia parlamentaria. EUROPA PRESS

Esta "terrible noticia", a juicio del citado sindicato, se produce después de que Vozpópuli desvelase este sábado que el Ministerio de Sanidad tenía previsto un plan de vacunación para el exterior que "fue abortado por atender otras situaciones".

Todos los sindicatos con representación en Exteriores -CSIF, CCOO, FEDECA/ADE, SISEX y UGT- enviaron la semana pasada una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Sanidad, Carolina Darias; al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, así como a Laya, en la que denunciaban la "pasividad" para resolver el problema de la vacunación del personal del servicio exterior.

Sobre todo, tras enterarse que se está vacunando a los agregados militares destinados en el exterior, o a los militares y deportistas que van a ir destinados a misiones internacionales o a los Juegos Olímpicos de Tokio en verano.

Los representantes de los trabajadores de Exteriores llevan varios meses pidiendo que se vacuna a los empleados y familiares que están destinados en el extranjero, unas 7.000 personas, y aquellos que próximamente tendrán que asumir cargos fuera de España.

CSIF ha pedido al departamento de Laya la elaboración de un listado de los países más vulnerables para iniciar allí el proceso de vacunación

"Es lamentable que a fecha de hoy aún no hayan tomado las medidas necesarias para que, en coordinación con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se proceda a la vacunación de los funcionarios y empleados del servicio exterior, así como de sus familias, en aquellos países donde sea necesario", señalaron en la carta, en la que pedían "un plan de vacunación específico para el personal en el exterior, así como de sus familias, con carácter inmediato".

Desde CSIF se había pedido al departamento de Laya la elaboración de un listado de los países más vulnerables para iniciar allí el proceso de vacunación. Sin embargo, "las plantillas desconocen si se las vacunará en sus países de destino o en España, si tendrán que viajar por su cuenta o si la Administración se hará cargo de los gastos de su desplazamiento, entre otras cuestiones", lamentó el sindicato.

Por ello, advierte de que "la falta de coordinación entre Sanidad y Exteriores está dejando en el limbo a todos estos empleados públicos", por lo que ha pedido a los departamentos de Laya y Darias que den "una solución urgente ya que están manteniendo un servicio ejemplar en todas las misiones diplomáticas".

Reciprocidad con las vacunas

Laya apuntó la semana pasada en el Senado que la solución que planteó el Gobierno para la vacunación del personal en el exterior era la reciprocidad con los países de destino, ofreciendo a vacunar a cambio a sus trabajadores en España. Según precisó, más de 50 países se han sumado a esta propuesta y ya han vacunado a los funcionarios españoles conforme a sus propios protocolos y sin trato prioritario.

El problema está en el resto de países, donde existen dificultades para la vacunación y es ahí donde se están buscando otras soluciones. "En unos casos se facilitará la llegada de los funcionarios a España" para su vacunación y en otros "buscaremos acercar la vacuna a esos países terceros", precisó la ministra, incidiendo en todo caso en que "hay también muchos funcionarios que no se han vacunado en nuestro país porque todavía no les ha correspondido".

Fuentes diplomáticas consultadas por este periódico han alertado del riesgo de que los familiares de los fallecidos denuncien al Ministerio por un presunto homicidio imprudente, de ahí la urgencia de encontrar una solución. Precisamente, Laya ha convocado a los representantes de los sindicatos a una reunión el próximo miércoles.