El productor de televisión José Luis Moreno no podrá salir de territorio nacional hasta que la Audiencia Nacional termine de estudiar el valor de la fianza hipotecaria depositada para seguir en libertad. El magistrado Ismael Moreno ha acordado medidas cautelares para el cómico que incluyen también comparecencias semanales en el juzgado más cercano a su domicilio de Boadilla del Monte o en la Audiencia Nacional, así como retirada de pasaporte, según confirman fuentes jurídicas.

El ventrílocuo mantiene la libertad que acordó el instructor del caso el pasado 1 de julio tras su pase a disposición judicial. Dos días antes fue detenido en el marco de la operación Titella (marioneta) en la que se desarticuló una red de macroestafa que operaba en varios puntos del país y tenía ramificaciones en el extranjero. Las fuentes consultadas explican que el resto de implicados a los que se le impuso fianza para seguir en libertad han cumplido con el requerimiento y la han depositado en el juzgado.

De entre ellos destaca Antonio José Salazar de Castro, el cual ha presentado una fianza hipotecaria (al igual que hizo José Luis Moreno) para cubrir la caución de 200.000 euros impuesta por la Audiencia Nacional. Los investigadores ubican en la cúspide de este entramado tanto a Moreno como a José Salazar de Castro y a Antonio Luis Aguilera. Sin embargo, la fianza más alta (de 3 millones de euros) fue la que se impuso al humorista, el cual en su comparecencia en sede judicial tras su detención se acogió a su derecho a no declarar al tratarse de una causa que sigue bajo secreto de sumario.

Los agentes detuvieron en la operación impulsada hace dos semanas a 47 personas, de las cuáles 10 pasaron a disposición judicial en los días siguientes a su arresto. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 las dejó en libertad aunque impuso fianzas a un total de ocho personas que oscilaban de los 3 millones en el caso Moreno a los 10.000 para los considerados testaferros de esta red que habría estafado más de 50 millones de euros.

Los 23 millones de Moreno

En el caso de Moreno y Salazar, al tratarse de fianza hipotecaria, el valor de los bienes incluidos debe ser el doble de la cifra inicial, es decir, de 6 millones de euros. Ahora los peritos de la Audiencia Nacional trabajan en analizar la documental aportada por la defensa del productor de televisión que recurrió la fianza impuesta y pidió su libertad sin cargos. Los letrados alegaron en su recurso que era una persona de 74 años y de "relevancia pública" y descartaban el riesgo de fuga por el arraigo que tiene en España.

El magistrado respondió admitiendo únicamente su pretensión de que, de pagar caución, ésta fuera hipotecaria. El resto de alegatos los tumbó siguiendo el criterio de la Fiscalía que se hico eco de que el propio Moreno alardeó de su situación económica. En el auto desatacó que éste reconoció una capacidad económica de 23 millones de euros. "Dado el inicial estado de la causa dicho peligro late con todo su vigor dadas, además, las capacidades económicas de las que se ha hecho alarde por el recurrente a lo largo de la investigación", expuso el magistrado.

La misma arrancó en 2018 en el juzgado de instrucción número 14 de Plaza Castilla. Las pesquisas nacieron de una denuncia de la entidad Abanca ante el impago de una serie de cheques otorgados a las empresas de esta red. La investigación permitió acreditar que los investigados estafaron más de 1 millón de euros con el sistema de rueda de cheques a través de empresas pantallas controladas por testaferros. Con el avance de la causa acreditaron que Moreno formaba parte de la misma en tanto se ponía de garantía de que las líneas de crédito eran para programas de televisión. En ocasiones incluso se acercó a alguna sucursal.

La magnitud de la investigación hizo que acabara en manos de la Audiencia Nacional, la cual constata que se está ante un grupo jerarquizado que tendría además una estructura dedicada al tráfico de drogas y el blanqueo de capitales. Al respecto cabe destacar que el instructor apuntó en relación a Moreno que los indicios que condujeron a su detención se habrían "fortalecido" a tenor de las declaraciones prestadas en sede judicial y policial por los detenidos en el marco de la operación Titella.