El gigante irlandés Ryanair ha asegurado que Plus Ultra "no es una aerolínea estratégica" para España, como defiende el Gobierno; y, por tanto, "no entienden" que se la haya rescatado con 53 millones de euros. Este periódico ha desvelado que la empresa, controlada por empresarios venezolanos conectados con el chavismo, sólo representa el 0,03% del tráfico en España y está en pérdidas desde su creación.

En una rueda de prensa con varios medios de comunicación españoles a la que ha asistido Vozpópuli, el marketing director de la aerolínea irlandesa, Dara Brady, ha asegurado que "sería mucho más útil para el mercado destinar esos recursos a fomentar incentivos para recuperar el tráfico aéreo en España".

"No estamos de acuerdo con que se concedan estas ayudas a una aerolínea tan pequeña y que está recibiendo cerca de 150.000 euros por empleado", ha añadido. No obstante, el directivo ha aclarado que Ryanair no recurrirá esta ayuda al no tratarse de un competidor directo, como Air Europa.

"Estamos centrados en los recursos que tenemos actualmente con nuestros principales competidores"

Plus Ultra opera vuelos de largo radio, entre España y tres países de Latinoamérica (Venezuela, Perú y Ecuador), aunque, tal y como publicó este periódico, actualmente está prácticamente sin actividad y apenas tenía un avión en flota cuando fue rescatada el pasado 9 de marzo.

Sin embargo, Ryanair, la principal aerolínea en España por número de pasajeros transportados, está enfocada al corto y medio radio en Europa. En este sentido, aunque se oponen a esta ayuda, no la llevarán ante Bruselas.

“Estamos centramos en los recursos que tenemos actualmente con nuestros principales competidores, con lo cual no tenemos contemplado recurrir la ayuda a Plus Ultra”, ha sentenciado Dara Brady. Ryanair ha recurrido más de una decena de rescates, entre ellos el del Gobierno español a Air Europa con 475 millones. La Justicia europea tiene pendiente manifestarse sobre este asunto.

El doble de ayuda que a Air Europa en términos relativos

El Gobierno ha justificado la concesión de esta ayuda asegurando que la aerolínea "tiene rutas establecidas con algunos países de América Latina que son fundamentales para la conectividad del país". En concreto, la aerolínea conecta España con Venezuela, Perú y Ecuador.

Sin embargo, hay que recordar que hay otras aerolíneas españolas como Air Europa o Iberia que también conectan España con una lista cada vez más amplia de países latinoamericanos. De hecho, la también rescatada Air Europa operó 165.838 vuelos en 2019 en los aeropuertos españoles, acaparando el 6,9% de la cuota de mercado.

Sin embargo, según cálculos realizados por Vozpópuli, el rescate a Plus Ultra representa el 56% de su facturación en el ejercicio previo a la pandemia, mientras que en el caso de Air Europa representa el 26%. En este sentido, fuentes del sector consultadas por este periódico no sólo consideran la ayuda a Plus Ultra "injustificada", sino también "desproporcionada".

En cuanto a los empleos, Hacienda asegura que "la compañía emplea a 345 trabajadores directos, considerando los puestos de trabajo indirectos generados por su actividad superiores a los 2.500 empleos". No obstante, en las cuentas de 2019 la empresa declaraba una media de 255 empleados a lo largo del ejercicio.

Evitó la disolución con un préstamo de un banco panameño

Vozpópuli también reveló que Plus Ultra acumulaba pérdidas desde su creación en 2011. En el ejercicio fiscal finalizado el 31 de enero de 2020, justo antes del coronavirus, registró unos números rojos de 2,78 millones. De hecho, antes de acudir a la SEPI, solicitó un préstamo avalado por el ICO (por el Estado) y la banca se negó a concedérselo por el riesgo que suponía la operación.

De hecho, la sociedad Plus Ultra Líneas Aéreas S.A. evitó la disolución antes de la covid con un préstamo participativo de una entidad panameña por valor de 6,3 millones de euros. De no ser por este préstamo participativo, Plus Ultra Líneas Aéreas se tendría que haber declarado en causa de disolución, puesto que el patrimonio neto estaba por debajo de la mitad del capital social de la empresa.

Finalmente, este periódico también ha desvelado que los actuales gestores de la aerolínea acumulan un historial de fracasos empresariales, con la quiebra de Air Madrid y también de otras compañías venezolanas. El director financiero de Plus Ultra, Alejandro Delgado, presidió durante varios años Santa Bárbara Airlines (SBA), una aerolínea venezolana que quebró en 2018 por problemas de solvencia.