El Grupo Parlamentario Popular ha solicitado a la Mesa del Congreso de los Diputados abrir una comisión de investigación sobre el rescate a la aerolínea 'venezolana' Plus Ultra con 53 millones de euros, aprobado por el Consejo de Ministros el 9 de marzo y del que Vozpópuli destapó un día después sus vínculos con el chavismo.

Es la portavoz popular en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, la que firma una petición en la que se indica que "con la información pública disponible se puede afirmar que Plus Ultra Líneas Aéreas no cumple varios de los requisitos exigibles". El Confidencial recoge el texto en el que Gamarra señala directamente a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegurando que mintió en el Congreso cuando se le preguntó por este hecho.

La petición del PP, anunciada también este miércoles por Teodoro García Egea en la sesión de control al Gobierno, se suma al anuncio realizado este martes por Vox, que avanzó que presentará querellas por malversación de caudales públicos y prevaricación contra los responsables del fondo de rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Además, el partido liderado por Santiago Abascal también pide concretar la definición de empresas estratégicas, para las que se reservan estos rescates, un mayor control y rendición de cuentas en su gestión, y actuar contra las ayudas recibidas por Plus Ultra (un préstamo participativo por valor de 34 millones y un préstamo ordinario de 19 millones).

La conexión entre los 'Papeles de Panamá' y Plus Ultra

Este mismo miércoles, Vozpópuli publica la conexión existente entre los 'Papeles de Panamá' y la aerolínea 'venezolana' que la oposición tiene en el punto de mira. Y es que los venezolanos Flavio Pedro Antonio Borquez Tarff y Héctor Antonio Tobías Roye inyectaron cada uno de ellos 1,237 millones de euros en el capital de Plus Ultra a mediados de 2018. Ambos aparecen en los 'Papeles de Panamá' y en los 'Papeles del Paraíso', vinculados a sociedades domiciliadas en paraísos fiscales.

De acuerdo a datos mercantiles solicitados por este diario al Registro Mercantil de Madrid, el consejo de administración de Plus Ultra aprobó en sesión celebrada el 25 de julio de 2018 acuerdo sobre ejecución parcial de aumento del capital social con el desembolso de 2,47 millones de euros.

La aerolínea, en el ojo del huracán

¿Por qué el rescate de Plus Ultra está en el ojo del huracán? Por un lado, por el hecho de que al menos el 47% de la compañía es propiedad de empresarios venezolanos cercanos al chavismo y vinculados con sociedades 'pantalla' en destinos 'opacos' como Barbados y Aruba, tal y como destapó Vozpópuli. Además, uno de los fundadores españoles de la aerolínea, González Enfadaque, fue condenado en 2020 a 11 meses de cárcel por delitos fiscales.

Además, se cuestiona uno de los motivos aportados por el Gobierno para aceptar dicha solicitud de rescate. En concreto el Ejecutivo aludió al carácter "estratégico" de Plus Ultra, pero este es fácilmente cuestionable tal y como ha ido publicando Vozpópuli. El peso de Plus Ultra en la conectividad aérea de España era ínfimo: en 2019, justo antes de la pandemia, la aerolínea apenas operó 823 vuelos, el 0,03% del total. En consecuencia, ocupaba el puesto número 166 en el ranking por tráfico en España.

Incluso su situación empeoró con el coronavirus. En febrero, un mes antes de ser rescatada, no operó ni un solo vuelo, según las estadísticas de Aena. De hecho, este periódico también ha revelado que Plus Ultra sólo tenía un avión cuando recibió la ayuda del Gobierno.