setas

Gourmet

Mi cesta de setas: del bosque a la cocina sin mancharnos las manos

Si te gustan las setas frescas pero no te apetece pasar horas y horas con la mirada entre la hojarasca del bosque tenemos la solución. Desde Zamora nos pueden llevar a casa nuestras setas favoritas, para disfrute personal o para impresionar a las visitas. Con seguridad, sin pasar frío y con los mejores aromas del bosque. 

Destinos

Setas: la catástrofe ya ha comenzado

Las lluvias de septiembre, a las que se han sumado las de octubre, han resultado mucho más que oportunas. Especialmente en amplias zonas del Levante, donde este año se han batido todos los peores registros de sequía de la historia, al menos desde que contamos con estadística meteorológica. Han reverdecido los secarrales ibéricos y los árboles han dado un sorbo de esplendor que ha contagiado al paisaje entero. Por los aires nos invaden millones de alas tiritando y del suelo brota a borbotones un tesoro que la mayoría no valora.

Destinos

Posada de La Mesta: un escondite perfecto para el otoño

La foto aérea que ilustra el sitio web de este hotelito es su mejor tarjeta de visita. Da igual que realposada.com no sea la página más moderna del mundo. Una irregular línea roja nos marca muy bien donde estamos. En el corazón de Soria, en el extremo del pueblo Molinos del Duero, rodeados por un bosque maravilloso y alejados de cualquier referente urbano. ¡Un lujazo de sitio!

Gourmet

Elena Lucas: “Con las setas, el bosque es nuestro huerto particular”

Elena puede presumir de lograr cada semana nuevos seguidores. Su restaurante, La Lobita, es un buen ejemplo de transformación, desde sus raíces más tradicionales hasta las emociones más vanguardista. Setas, caza, flores o mantequilla sirven para demostrar que Soria está en el mapa gastronómico nacional con mucha más fuerza de lo que nos imaginábamos hace unos años. La cocina de su restaurante La Lobita en Navaleno es un laboratorio de emociones.

Estilo

De setas sin salir de casa: el huerto micológico

Llega el otoño y como no podía ser de otra manera, las primeras lluvias y las tan ansiadas setas. Hasta la aparición de las primeras heladas quedan por delante dos o tres meses ideales para salir al campo y recoger boletos, rovellons, setas de cardo, senderuelas, pie azul… pero ¿y si nos lo ponemos más fácil? crea tu propio setal en casa y tendrás la despensa llena.

Ver más resultados

Volver arriba