La sanidad privada puede ser un gran aliado en la campaña de vacunación. La Alianza de la Sanidad Privada (ASPE) calcula que utilizando 7.000 de sus enfermeras, un tercio del total de personal enfermero disponible, podrían inocular 150.000 dosis a la hora. En una jornada diaria de 8 horas supone la capacidad de administrar 1,2 millones de vacunas al día.

Así lo ha señalado el presidente de ASPE, Carlos Rus, a la pregunta de Vozpópuli en la presentación del estudio nacional y autonómico del impacto de la covid-19 en el sector hospitalario privado. Cada equipo estaría compuesto de tres enfermeras, una para preparar la vacuna y dos inoculando. La capacidad de vacunación de un solo equipo es de 40 vacunas a la hora.

Rus ha explicado que, "de la misma forma que la sanidad privada participa en otras campañas de vacunación, puede hacerlo también con la de covid". La patronal ha reiterado su voluntad de que el sector sanitario privado pueda comprar vacunas y administrarlas por su cuenta cuando España ya haya alcanzado la inmunidad de rebaño y pensando también en posibles terceras dosis.

Impacto de la covid en la sanidad privada

Según el informe de ASPE, uno de cada tres pacientes hospitalizados por covid ha sido atendido en la sanidad privada (bien por seguros, mutuas o derivados de la pública). En total, en 2020 recibió a 63.800 hospitalizados de los 211.064 que requirieron ingreso por coronavirus. A su vez, el 29% de los asistidos en UCI fueron tratados en la sanidad privada.

Aun así, el parón en la actividad sanitaria provocado por la Orden del Ministerio de Sanidad de Salvador Illa, que obligó a suspender toda actividad programada no urgente, y la menor atención que se ha prestado a otras patologías por la covid han hecho que la actividad asistencial en la privada baje respecto a 2019.

Este bajón se ha notado sobre todo en las Urgencias, donde ha caído un 26% la atención, los ingresos en UCI, un 16% menos, y las intervenciones quirúrgicas, un 14% menos. No obstante, a pesar de la situación, ASPE subraya que el 99% de los hospitales privados no han llevado a cabo EREs, y el 94% ha evitado los ERTE.

Además, los hospitales privados han contratado a 5.000 profesionales más en 2020. Sigue siendo palpable la necesidad de contratar a más personal en este sector, que demanda más personal cualificado. Según ASPE, el 95% de los hospitales privados demandan enfermeras y el 58% médicos.