Las personas de entre 18 y 70 años que nacieron con bajo peso (menos de 2,5 Kg), tienen hasta tres veces más riesgo de ingreso en la UCI por covid-19. Así se desprende de un estudio que se acaba de publicar en la revista Scientific Reports y que se ha dado a conocer en un congreso internacional en el que los expertos también han desvelado que la salud reproductiva permite predecir futuras enfermedades cardiovasculares en el caso de las mujeres y diabetes, en los hombres.

La 3ª Edición del Congreso EBART 2021 (Evidence-Based Assisted Reproduction Technology) -celebrada los días 18 y 19 de este febrero- ha reunido a algunos de los mayores expertos en reproducción asistida del mundo. Organizado por el Grupo Eugin, ha contado con un cartel de ponentes nacionales e internacionales muy reconocidos y coordinados por Rita Vassena y Amelia Rodríguez-Aranda, directora científica y directora médica, respectivamente, del laboratorio.

Entre los trabajos que se han presentado, destaca la investigación realizada por la profesora Fátima Crispi, directora e investigadora del grupo de Medicina Fetal y Perinatal del Hospital Clínic de Barcelona. El equipo de Crispi estudia desde hace más de una década el impacto del bajo peso al nacer en la salud de los adultos.

El peso de la covid-19

Según explica a Vozpópuli la científica Rita Vassena EBART ha sido el primer foro en el que se ha presentado el estudio recién publicado. El trabajo muestra que las personas de entre 18 y 70 años que nacieron con bajo peso (menos de 2,5 Kg), tienen hasta tres veces más riesgo de ingreso en las unidades de cuidados intensivos por el coronavirus.

Vassena detalla que se reclutaron 397 pacientes positivos atendidos en el Hospital Clínic a los que se les preguntó por el peso al nacer. "El 15% requirieron ingreso en UCI y los investigadores pudieron identificar como factores de riesgo las siguientes variables: edad, sexo masculino, hipertensión previa, y bajo peso al nacimiento", explica.

Dada la relevancia del hallazgo, continúa, se validó en otra cohorte y se hizo una encuesta online anónima de donde se obtuvieron datos de 1.822 adultos (18-70 años) que reportaban covid-19 con prueba de la PCR positiva, donde un 2.5% ingresaron en UCI. Se aplicó el mismo modelo y se obtuvieron similares resultados, añade.

Salud reproductiva

Pero, en el Congreso, se han abordado otras cuestiones que la científica reseña como fundamentales. Por ejemplo, que la salud reproductiva permite predecir futuras enfermedades. Esta es una de las principales conclusiones de una ponencia de la profesora Anja Pinborg, especialista en medicina reproductiva del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca).

Basándose en diversos estudios, Pinborg concluye que la infertilidad de la mujer puede considerarse un marcador de su salud, de tal manera que, por ejemplo, pacientes afectadas con el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) tienen mayores posibilidades de sufrir patologías cardio-metabólicas. En el caso de mujeres con menopausia precoz o que han sufrido pérdidas recurrentes de embarazo, se incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares

Las mujeres con complicaciones en el embarazo tienen más probabilidades de sufrir episodios cardiovasculares después, señala la científica Rita Vassena. 

"Los marcadores identificados hasta el momento se refieren, sobre todo, a pacientes con alguna patología ginecológica", explica a este digital Rita Vassena. Por ejemplo, amplía, se ha visto que las mujeres con complicaciones en el embarazo tienen más probabilidades de sufrir episodios cardiovasculares después.

Diabetes en los hombres  

De la misma forma, la calidad del semen supone un marcador para la salud de los hombres, añade la científica. En este sentido, se ha demostrado que una calidad pobre del mismo está asociada a una mayor probabilidad de padecer enfermedades. Estudios publicados en Estados Unidos, señala Vassena, indican también que los hombres infértiles tienen más probabilidad de padecer diabetes, enfermedades renales o eventos isquémicos de corazón.

"Los datos indican que hay una relación entre la infertilidad masculina y el riesgo de padecer enfermedades a lo largo de la vida", señala la directora científica del Grupo Eugin

"Los datos indican que hay una relación entre la infertilidad masculina y el riesgo de padecer enfermedades a lo largo de la vida", señala la directora científica del Grupo Eugin. Añade que los hombres infértiles tienen "una esperanza de vida algo más corta que el resto. Esta diferencia se acentúa especialmente en hombres que sufren azoospermia, es decir, cuyo eyaculado no contiene espermatozoides".

Embriones mosaico

En el encuentro internacional organizado por el Grupo Eugin también se han abordado, entre otros temas relevantes en el mundo de la reproducción asistida, la gestión de embriones mosaico. "Son embriones con una determinada combinación de células que pueden indicar un pronóstico de evolución más incierto que el resto de embriones al ser transferidos en el útero de la mujer", especifica Vassena. 

Indica que "esto supone un debate sobre si usarlos o no en los tratamientos de reproducción asistida. Si bien cada clínica o país tiene su normativa al respecto, lo que se ha hecho tradicionalmente con ellos ha sido descartarlos, es decir, no utilizarlos para transferirlos al útero de la mujer". En el Congreso, concluye, una ponencia sugirió "una serie de pautas de laboratorio a tener en cuenta para que la toma de decisiones clínicas se sustente sobre una base sólida de resultados científicos".