La Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ha dado un vuelco a la Estrategia de Vacunación Covid en España, anunciando importantes novedades. Se han definido ya los siguientes grupos a vacunar con las dosis de Pfizer, Moderna y AstraZeneca. En el caso de las vacunas de ARNm (Pfizer y Moderna) se priorizará los casos de riesgo: tras las personas de 80 y más años, se continuará con las personas entre 70 y 79 años y posteriormente las de 60 a 69. A continuación, se vacunará a los menores de 60 años con condiciones de riesgo alto de padecer enfermedad grave por la covid-19.

Este último punto será decidido por la Ponencia de Vacunas, el grupo de expertos que asesora al Ministerio de Sanidad en la materia. Según ha podido saber Vozpópuli, desde el grupo técnico de Sanidad han solicitado recomendación a la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme). Esta institución, que aglutina a más de 50 sociedades científicas españolas, ha emitido a Sanidad la priorización desarrollada por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph).

"Se trata del trabajo más completo realizado hasta el momento. Estamos convencidos que va a ser la base sobre la que trabaje sanidad para priorizar por patologías", indican fuentes de Facme. La priorización de la Sempsph está reflejada en un documento de consenso donde se analizan los datos publicados hasta el momento sobre los factores clínicos de riesgo para el covid y la fortaleza científica de los estudios publicados a tal cuestión.

Así, tras los mayores de 60 años, el siguiente factor de riesgo más acusado son las enfermedades cardiovasculares (excluyendo la hipertensión arterial). Les siguen en preferencia para vacunarse las personas con antecedentes de enfermedad cerebrovascular, la diabetes mal controlada, las personas con obesidad de grado III o con cirrosis descompensada.

También se considera riesgo alto ante covid padecer una insuficiencia renal crónica terminal o necesitar de diálisis, la neoplasia maligna de órgano sólido en tratamiento activo, neoplasia hematológica en los últimos 5 años, trasplante progenitores hematopoyéticos en los últimos dos años, trasplante de órgano sólido o recibir tratamiento inmunosupresor incluyendo corticoterapia sistémica.

Síndrome de Down y esquizofrenia

Le siguen en el orden de prioridad las personas con síndrome de Down, esquizofrenia, esclerosis múltiple, personas con tres o más comorbilidades de riesgo moderado o alto y personas con dos o más de estas comorbilidades.

El documento es de una gran especificidad, lo que podría poner en duda su aplicabilidad técnica. Sin embargo, el portavoz de vacunas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), Pablo Aldaz, manifiesta al respecto que no sería tan complicado. "Desde Atención Primaria no tendría complicación. Disponemos del sistema CIAC 2 que nos permite buscar en un clic a todos los pacientes diabéticos, o de cualquier otra patología", apunta. Tras la Ponencia de Vacunas, la priorización de grupos de riesgo pasará a un nuevo filtro, la Comisión de Salud Pública, de la que forman parte las comunidades autónomas.

El lapsus de Fernando Simón

A modo anecdótico, cabe señalar que en una reciente rueda de prensa sobre el seguimiento de los datos de coronavirus en la que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón, cometió un pequeño lapsus al ser preguntado por este documento de consenso.

En concreto, Simón afirmó que había miembros de la Sempsph formando parte de la Ponencia de Vacunas que asesora al Ministerio de Sanidad sobre la estrategia de vacunación. Sin embargo, esto no es así. Ningún especialista de la Sempsph está en este grupo asesor, del que forma parte la número dos de Simón, María José Sierra. En representación de las sociedades científicas solo participan la Semfyc, la Asociación Española de Vacunalogía (AEV) y la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anenvac).