El cine —como la vida— es tan divertido cuando lo cuentas como cuando lo vives. El placer de recomendar, resumir o repasar una historia que te ha cautivado es una de las mejores propagandas que se le puede hacer a una película… y la industria los sabe.

(Clic en la imagen para ir al tweet original sin traducir)

 

El boca a boca es, en sí mismo, un arte. A cada espectador le corresponde una forma de interpretar y contar el cine como lo ha visto, de convencer a sus amigos para ver una peli. Y cada uno de nosotros tiene sus fuentes preferidas, aquellos con una habilidad innata para resumir y recomendar lo mejor de una historia. Luego están los que simplemente te la destripan o la cuentan como Boyero.

Si a este noble arte de la síntesis de historias de 120 minutos le añades la obligación de hacerlo en tan solo 140 caracteres y con sentido del humor obtienes un ejercicio tan complejo como entretenido.

Para los que nos movemos en Twitter casi desde que lo parió Jack Dorsey hace ya una década el cine ha sido siempre una fuente de inspiración. Un lugar donde reflejar la actualidad a golpe de hashtag. #PelisConLoQueSea ha sido siempre un recurso para ridiculizar o explicar la actualidad de forma cinematográfica.

Una de las primeras formas de conseguir ser tendencia en la Red Social del pájaro (cuando nacieron las etiquetas) era hacer de la actualidad una película. Ridiculizar o explicar un tema de actualidad utilizando títulos de grandes obras. El cine como piedra de toque para explicarlo absolutamente todo... ¿Acaso no es un lenguaje universal?

Durante toda la semana el hashtag #ExplainFilmPlotBadly (explica ‘malamente’ la trama de una peli) ha estado 'caliente' en el mundo anglosajón. Una tendencia que ya ha salido otras veces y siempre con un éxito increíble. Y es que esa forma de condensar y explicar historias mundialmente conocidas de forma ‘gañan’ o absurda engancha siempre.

De hecho hay Webs y Tumblrs dedicados, en exclusiva, a la colección de los mejores ejemplos que ha dado este hashtag recurrente.

Es España contamos con un especialista en esta actividad lúdico-festiva desde hace año y medio. Una cuenta que es imposible ignorar si te gusta el cine (o las series) y el buen humor o simplemente te quieres echar unas risas: @ResumePelis

 

Su autor —Daryo Mares, de 34 años— no es crítico ni periodista, es un profesor de educación física de Cuenca (residente en Madrid) con una capacidad de abstracción que ya quisiera Kandinsky. Pero eso no es lo que hace mágica su cuenta, es el sentido del humor con lo que empana (nunca mejor dicho) sus famosas críticas.

 

Contactamos con él para intentar definir su estilo, es imposible hacerlo sin saber sus oscuras intenciones.

—...mi estilo es ‘absurdo agañanado’. ¿Existe ese vocablo? —duda entre risas.

—Creo que no hay mejor forma de definirlo.

—¿Cómo nació la idea? —le preguntamos.

—Una tarde aburridilla en Los Hinojosos, Cuenca (parece el comienzo de una de Almodóvar)

—Lo pensé. No manejaba tuiter ni ‘na’. Pensé la peli de tiburón y con esa empecé. Y ya.

 

Tal es la repercusión de su obra, de ese lenguaje de 'extrarradio' que un día le llamó el periodista Miguel Coll (M80) para que Daryo llevase una sección de su programa nocturno “La noche es para mi”.  @ResumenPelis explica todos los martes una película en su ‘idioma’ y los oyentes juegan a acertarla, sin spoilers. Tan disparatado como en su Twitter.

 

Daryo Mares es tremendamente divertido y absurdo como el teatro de Ionesco o Sharknado, esa saga indescriptible de tiburones voladores que atrae por lo descabellado e irracional.

No se lo pierdan.