Mar Flores sigue viviendo en la casa de Merino pero ya posa con su poderoso novio
Mar Flores sigue viviendo en la casa de Merino pero ya posa con su poderoso novio Gtres

Mar Flores

Mar Flores sigue viviendo en la casa de Merino pero ya posa con su poderoso novio

La modelo continúa viviendo con su ex marido “por los hijos” pero ya posa en photocalls con Elias Sacal

Entre Pinto y Valdemoro. Así vive Mar Flores (47) su etapa actual. Por un lado, la modelo continúa compartiendo vivienda con su ex marido, Javier Merino, según ha mostrado ‘El programa de AR’ en una imágenes en las que Mar entra al domicilio conyugal. No obstante, no lo hacen al mismo tiempo, aunque sí de manera amistosa. Mar y Javier se turnan en el uso de la vivienda para que, en primer lugar,los niños les vean juntos, y que ellos no tengan que sufrir cambios de domicilio

Pero, por otro lado, Flores no esconde su noviazgo con Elías Sacal y ya posa con él en photocalls. ¿El primero? Ha sido en nueva york, en el evento ‘The Princess Grace Fundation’ presidida por Alberto y Charlene de Mónaco, este pasado lunes 24 de octubre. 

Mar Flores y Elias Sacal
Mar Flores y Elias Sacal Gtres

Recordemos que Elías Sacal es heredero de una saga de constructores y presidente actual del Grupo Gicsa, empresa líder del país en complejos residenciales y desarrollo inmobiliario en la milla de oro mexicana. Y también es presidente de la Federación de Asociaciones de Amigos de los Museos de México (FEMAN).Muy aficionado a los toros y al mundo del arte, como buen coleccionista es habitual verle en la inauguración de las exposiciones más importantes de México. Entre sus amigos se encuentra el pintor y escultor Fernando Botero. 

Muy diferente es la realidad de Javier Merino. El empresario apareció en la lista de morosos de la Agencia Tributaria con una deuda total de casi 11 millones de euros, después de números problemas económicos y legales que le llevaron a estar imputado con causas que aún quedan abiertas. Cuando todavía era el marido de Mar, fue imputado por un delito de cohecho en la Operación Astapa, trama de corrupción en Estepona, donde el empresario tenía intereses urbanísticos. En julio de 2013 el lujoso yate G-One del matrimonio fue precintado por Hacienda por un delito de evasión fiscal. 

Todas estas causas llevaron a la pareja a hacer público su divorcio –lo hizo Mar con un breve comunicado de la manera más informal, a través de su cuenta de Instagram-. 

Ahora, el corazón de Mar está en otro lugar. Y parece que su negociado, también.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba