Vox ha estallado este lunes contra el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. El empresario vasco escribió un mensaje en su cuenta de Twitter para mostrar su "solidaridad" con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, tras las amenazas de muerte y el debate en Cadena Ser que no pudo llegar a término.

"Los empresarios condenamos la violencia en todas sus formas, por encima de cualquier idea está el respeto a las personas. Por eso, queremos mostrar nuestra solidaridad con María Gámez, Pablo Iglesias y Fernando Grande-Marlaska", publicó.

Los de Abascal llevan días señalando al dirigente empresarial en las redes sociales y, este lunes, el vicepresidente primero de acción política y eurodiputado, Jorge Buxadé, ha cargado en rueda de prensa contra su "comportamiento".

"Garamendi, presidente de la CEOE, enviaba un tuit en el que condenaba todo lo sucedido, que lo sucedido es que es que el amigo [Pablo Iglesias] ha montado un espectáculo en connivencia con la activista política Angels Barceló para dar un vuelco a las elecciones en Madrid", ha dicho Buxadé.

Llamadas de empresarios

Y ha añadido: "Ni una sola manifestación de Garamendi al respecto de los actos de violencia contra Vox, donde, por ejemplo, una diputada terminó con la cabeza abierta. Están poniendo en riesgo el sistema democrático desde el Gobierno. A Garamendi le digo que no representa ya a nadie. No son cinco, ni 10, ni 15 las llamadas de empresarios que hemos recibido alarmados contra su comportamiento", ha apuntado.

Además, Buxadé ha afeado al empresario que le pareciera mala noticia el nacimiento del sindicato Solidaridad "porque prefiere a sindicatos de clase comprados con subvenciones como su organización empresarial". Según el eurodiputado, la CEOE está "comprada con subvenciones de los gobiernos que han pastoreado España". "Solidaridad defiende a los trabajadores de las tropelías del Gobierno y de las decisiones injustas de las empresas", ha zanjado.

Buxadé ha calificado la campaña de Madrid como "muy dura" porque, a su juicio, el Gobierno está tratando de "deshumanizar y demonizar" a sus dirigentes y simpatizantes. "Con la inestimable colaboración de los grandes medios de comunicación", ha criticado.

Critica a Sánchez y a los medios

Tras dejar claro que Rocío Monasterio condenó "toda la violencia" en el debate frustrado de Cadena Ser, Buxadé ha declarado que "aún estamos esperando una sola manifestación de apoyo o condena del PSOE, el responsable de que la izquierda más radical de Europa esté en el Gobierno de España" contra los actos de Vox.

Dirigiéndose al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el dirigente de Vox ha enumerado todos los ataques sufridos por su partido desde "la alerta antifascista lanzada por Iglesias en Andalucía" hasta los lanzamientos de piedras y demás objetos en Sestao, Vic, Vallecas y Navalcarnero.

"¿Qué línea hemos traspasado? ¿La de no condenar ni una sola vez las acciones violentas y de terrorismo callejeros contra actos de Vox?", ha preguntado. Buxadé ha acusado a varios ministros del Gobierno de "alentar la violencia" y ha afeado a Sánchez haber "mandado al ministro del Interior y a la directora de la Guardia Civil a participar en un acto político del PSOE".

"Ni una sola lección de democracia del PSOE ni de Podemos ni de nadie que conforme este Gobierno social-delincuente", ha advertido.

Vox critica a las "grandes élites mediáticas" porque, a su juicio, "han comprado la narrativa de PSOE y Podemos"

Acto seguido, el eurodiputado de Vox ha criticado el rol de las "grandes élites mediáticas" porque, a su juicio, "han comprado el discurso de toda la narrativa de PSOE y Podemos". "Ahora se alarman porque Rocío Monasterio condena 'todos los actos de violencia' en Cadena Ser, pero ninguno abre portadas, ni tertulias, ni editoriales hablando de la violencia desatada contra Vox", ha comparado.

Buxadé ha leído y criticado un puñado de titulares de distintos medios, varios de ellos del Grupo Prisa, por, dice, "alterar la realidad". "Todos nuestros afiliados y miembros reciben amenazas todas las semanas, pintadas y atentados contra sus medios personales, contra las sedes... ¿Batalla campal entre antifas y simpatizantes de Vox ¿Batalla campal de qué? Hordas de extrema izquierda atentando contra afiliados", ha señalado. "Si creen que nos vamos a amedrentar lo llevan claro. Ni piedras, ni garrotes, ni amenazas", ha concluido.