La candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha insistido este sábado en que "no se cree nada" del Gobierno, en relación a las cartas amenazantes recibidas por parte del exvicepresidente segundo y candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y ha asegurado que en Vox no tienen "miedo".

En un acto celebrado en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes, junto al presidente de Vox, Santiago Abascal, ha hablado del debate de la Cadena Ser y ha resaltado que Iglesias está donde está porque Pedro Sánchez ha pactado con "separatistas, bilduetarras y enemigos de España". "Quieren arriesgar lo que tanto tiempo se ha tardado en conseguir", ha apuntado la candidata.

"Nos ha costado mucho construir esta España que conocemos", ha continuado, a la vez que ha afirmado que en el debate estaban "rodeados de progres". "Lo que hay que aguantar en esta campaña, mucho progre y mucho medio de comunicación sometido a la izquierda, ya visteis a esta entrevistadora dándole la manita a Pablo Iglesias", ha señalado.

Seguidores de Vox en el acto de San Sebastián de los Reyes.

"Cara de cordero degollado"

Mientras, ha subrayado que Iglesias salió del debate "con cara de cordero degollado" porque no está acostumbrado a que "una mujer le mire a los ojos y le diga cuatro cosas". "Se va a tener que acostumbrar", ha lanzado.

Considera que el Gobierno está intentando acabar con la "prosperidad". "Todos estos que tenemos en el Gobierno son los que están arriesgando vuestro trabajo, el bienestar de vuestras familias, la seguridad en las calles, vuestra prosperidad, el futuro de vuestros hijos. Y aquí hay dos caminos, uno es conformarse y otro es sublevarse", ha trasladado.

Monasterio ha ensalzado que la gente está "harta" de los discursos "tibios y grises", además de que la izquierda "de salón" está imponiendo su discurso y defendiendo a "las mafias de okupación". "Esta izquierda pija que prefiere estar hablando de los observatorios de bienestar animal en vez de estar buscando vuestro bienestar", ha añadido.

Por otro lado, Monasterio ha aludido a los madrileños para decirles que Iglesias quiere acabar "con todo el que se atreve a disentir, a discrepar, a cuestionar sus mantras", mientras que ha subrayado que esto es precisamente lo que hace Vox "todos los días".

Así, ha indicado que molesta tanto su presencia. "Hemos venido a la política y a las elecciones en Madrid a garantizar con vuestros votos que la izquierda no entre en Madrid (...) No solo que no entre en Madrid, sino a que no se sigan haciendo políticas de izquierda", ha censurado.

También ha hablado de que el resto de candidatos no quiere que en la Comunidad de Madrid se reduzca el número de diputados. "Cuando les cuestionamos que son muchos entonces no podemos hablar, nadie quiere hablar de esto", ha defendido.

Ha aseverado que esto se debe a que los políticos están "alejados" del mundo real y viven "en su burbuja desde el chalé de Galapagar", mientras que a los madrileños se les imponen todas las restricciones. "Hay que levantar todos las restricciones, hay que dejar a la gente trabajar", ha recalcado.

Monasterio ha señalado que este tema es una "prioridad absoluta" para encarar la crisis social y económica a causa de la pandemia. "Solo están buscando su bienestar, no en el de todos los madrileños", ha criticado la candidata de Vox.

De la misma forma, ha asegurado que a los madrileños los van a defender "en todos sitios" pese a que se les "amordace" y se les hagan "encerronas". "No tenemos miedo, nosotros no nos resignamos", ha apostillado.

Monasterio ha resaltado que el mensaje de Vox es "fundamental" y que es "la única alternativa" a la izquierda, ya que son los únicos que "van a poner la cara" por los madrileños.

"Ya estamos consiguiendo que salgan como corderitos y que nos intenten callar. Vemos una corriente de gente que nos está escuchando y está viendo que solo nosotros vamos a poder proteger Madrid", ha afirmado y ha finalizado diciendo que van a "poner la cara" por la Comunidad de Madrid y todos los españoles.