"Es una patada a seguir". "Un cierre de filas con Iván Redondo". Así interpretan fuentes socialistas a Vozpópuli el lanzamiento del plan España 2050, con el que el Gobierno intenta cerrar la herida de las elecciones madrileñas y recuperar la iniciativa y la agenda política. Se trata de un documento en el que un centenar de expertos -economistas en su mayoría- plantearán sus propuestas para una salida a medio y largo plazo a la crisis del coronavirus.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará este trabajo el jueves, según ha anunciado Redondo en una tribuna en El País. España 2050 es un proyecto de la oficina de prospectiva y estrategia de la Presidencia, que depende directamente de Redondo. La oficina es un empeño personal del director de Gabinete. El responsable de la oficina es Diego Rubio.

Poco se sabe sobre este trabajo, que lleva un año en las cocinas de La Moncloa. La idea de diseñar una estrategia a largo plazo tras el impacto del coronavirus similar a la que pusieron en marcha otros países de nuestro entorno como Francia o Italia. Lo que supuestamente busca el Ejecutivo es un documento "reflexivo", transversal ideológicamente; y no un programa electoral o de Gobierno.

Sánchez avala a Redondo

La lectura política en el seno del PSOE es que Sánchez sigue intentando pasar página a la debacle del PSOE en la Comunidad de Madrid. Y lo hace, según explican desde el partido, sin pasar factura a Redondo, señalado como uno de los responsables de la errática estrategia de las elecciones del 4-M. "Es una patada a seguir, una manera de mirar hacia otro lado", aseguran.

Una idea, la de dar por zanjada la crisis madrileña, que ha apuntalado el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, este lunes tras la reunión de la cúpula del partido. "Este es un Gobierno sólido y decidido a aplicar el programa de la coalición que lo sustenta y toda su agenda social", ha dicho Ábalos.

Fuentes próximas a círculos académicos del PSOE dudan de la utilidad de este plan. Y lo ven más como un instrumento para recuperar la iniciativa política tras la debacle electoral y la presión que está ejerciendo el PP. En ese sentido, recuerdan que "la prospectiva no se ha inventado ahora". "Hay mucha gente haciendo prospectiva desde hace tiempo. No estamos ante nada nuevo, ni se ha descubierto la rueda", dicen.

Además, recuerdan que el Alto Comisionado para la España Nación Emprendedora, Francisco Polo, presentó una estrategia similar hace solo unos meses. En este caso, el documento contenía 50 medidas pensadas para el 2030. Polo está inmerso en una gira autonómica para ir dando a conocer su iniciativa por todo el país. Y se espera que Sánchez haga lo propio con España 2050, como ya hizo con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para los fondos europeos.

Otros ministerios, como Exteriores o la vicepresidencia económica, también ha creado grupos específicos que trabajan en estrategias similares a largo plazo para sus respectivos departamentos. "A veces parece que hay poca coordinación dentro de la Administración", explican estas fuentes.

Cien expertos; diez áreas

Sánchez y su director de Gabinete filtraron este proyecto a bombo y platillo en junio del año pasado. El Gobierno anunció el fichaje de unos cien académicos, economistas en su mayoría pero también sociólogos, científicos e instituciones nacionales e internacionales para diseñar la España de futuro tras el golpe de la pandemia. Algunos diarios publicaron los nombres de estos expertos, que supuestamente abarcan un amplio espectro ideológico.

La Moncloa dividió a sus expertos en diez áreas. Los campos de trabajo han sido crecimiento y productividad, desigualdad, desempleo estructural y precariedad, longevidad (con un análisis sobre el futuro del sistema de pensiones), mejora de los resultados sistema educativo, recualificar a los trabajadores, habitabilidad de las ciudades y despoblamiento rural, descarbonizar la economía, uso más racional de los recursos naturales y por último bienestar.

Los borradores se han distribuido desde Presidencia y se han ido enriqueciendo con las aportaciones del grupo. Se ha informado de algunos roces puntuales en asuntos espinosos como el mercado laboral o las pensiones.

La Moncloa envió hace un mes una nueva remesa de cartas a expertos que no habían participado en la elaboración del trabajo para que dieran su opinión sobre el borrador del proyecto, tal y como informó este diario en exclusiva. Sánchez presentará el plan España 2050 el jueves en el Auditorio Reina Sofía de Madrid.