La Moncloa ha enviado una remesa de cartas a economistas y académicos para acelerar el lanzamiento del proyecto estrella de Iván Redondo. La misiva, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, les invita a revisar el plan España 2050. Se trata de un documento en el que un centenar de expertos -economistas en su mayoría- plantearán sus propuestas para una salida a medio y largo plazo a la crisis del coronavirus.

España 2050 es un proyecto de la oficina de prospectiva y estrategia de la Presidencia, que depende del jefe de Gabinete de Sánchez. La oficina es un empeño personal de Redondo. Su responsable es Diego Rubio. En la carta, Rubio define esta iniciativa como un "ejercicio de inteligencia colectiva" para "establecer una hoja de ruta en el mundo post-covid".

Un plan de Iván Redondo

La idea de diseñar una estrategia a largo plazo tras el impacto del coronavirus es similar a la que pusieron en marcha otros países de nuestro entorno como Francia o Italia. Lo que supuestamente busca el Ejecutivo es un documento "reflexivo"; y no un programa electoral o de Gobierno.

"Estamos ultimando el lanzamiento de la iniciativa y nos gustaría mucho conversar contigo sobre ella", dice la carta. "La idea es mostrarte lo que hemos hecho hasta ahora, contarte lo que planeamos hacer de aquí en adelante y pedirte consejo sobre algunos asuntos".

La oficina de Redondo invita a los nuevos expertos a La Moncloa para mantener las reuniones de forma presencial. Pero también ofrece celebrarlas por videollamada.

Sánchez y su director de Gabinete filtraron este proyecto a bombo y platillo en junio del año pasado. El Gobierno anunció el fichaje de unos cien académicos, economistas en su mayoría pero también sociólogos, científicos e instituciones nacionales e internacionales para diseñar la España de futuro tras el golpe de la pandemia. Algunos diarios publicaron los nombres de estos expertos, que supuestamente abarcan un amplio espectro ideológico.

Cien expertos; diez áreas

La Moncloa dividió a sus expertos en diez áreas. Los campos de trabajo han sido crecimiento y productividad, desigualdad, desempleo estructural y precariedad, longevidad (con un análisis sobre el futuro del sistema de pensiones), mejora de los resultados sistema educativo, recualificar a los trabajadores, habitabilidad de las ciudades y despoblamiento rural, descarbonizar la economía, uso más racional de los recursos naturales y por último bienestar.

Los borradores se han distribuido desde Presidencia y se han ido enriqueciendo con las aportaciones del grupo. Se ha informado de algunos roces puntuales en asuntos espinosos como el mercado laboral o las pensiones.

Entre los expertos más destacados figuran Javier Andrés, catedrático de análisis económico de la Universidad de Valencia; Antonio Cabrales, catedrático de economía del University College; Aida Caldera, economista de la OCDE; Olga Cantó, profesora de la Universidad de Alcalá; Sara de la Rica, catedrática de economía de la Universidad del País Vasco; Rafael Domenech, director de análisis de BBVA Research; Florentino Felgeroso, profesor de la Universidad de Oviedo e investigador de Fedea; Mariano Fernández Enguita, catedrático de sociología de la educación de la Complutense y director del INAP; Lucas Gortázar, analista del Banco Mundial; José Antonio Herce, profesor de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones; Cristina Linares, experta del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU; Sergi Jiménez, catedrático de economía de la Universidad Pompeu Fabra; Julio Lumbreras, profesor de Ingeniería del Medioambiente de la Universidad Politécnica de Madrid e investigador visitante en la Universidad de Harvard; Clara Martínez-Toledano, investigadora del World Inequality Lab, o José Ramón Picatoste, experto de la Agencia Europea del medio ambiente.