La semana en la que Pedro Sánchez y Pablo Casado retomaron el diálogo para tratar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) concluye con una ofensiva del PP para intentar conseguir que el presidente del Gobierno cese al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por "alentar y jalear" los disturbios violentos desatados en varias ciudades de España, especialmente Barcelona, por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Varios dirigentes del PP han ahondado en esa exigencia este domingo. Incluido su presidente, Pablo Casado. El líder popular ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje para respaldar a las fuerzas y cuerpos de seguridad que "arriesgan su vida por defender la nuestra, la ley y la libertad", y para pedir a Sánchez que "cese a los ministros que justifican la 'kale borroka'".

Un mensaje publicado después deque uno de los ministros de Unidas Podemos, Alberto Garzón, sin condenar la violencia desatada desde el martes, insistiese este domingo en que el encarcelamiento de Hasel "es un síntoma de anomalía democrática grave".

Pero Casado no ha sido el único dirigente popular en exigir la salida del Gobierno de los ministros de Podemos que se resisten a condenar la violencia, justifican los disturbios en apoyo a Hasel y cuestionan la calidad democrática en España. El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta regional madrileña, Isabel Díaz Ayuso, han apuntado directamente hacia el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

"Iglesias no debería permanecer ni un minuto más en el Gobierno de España por poner en tela de juicio a la Democracia española y por jalear y alentar a estos violentos que rompen nuestras calles, rompen nuestra convivencia, saquean y que solamente causan el mal", ha dicho Ayuso durante una visita en el municipio de Humanes. "No se puede permitir esto y, por tanto, Iglesias debe salir del Gobierno de España lo antes posible", ha añadido.

Almeida: "El problema no es Iglesias sino Sánchez"

Por su parte, Martínez-Almeida se ha sumado a las críticas contra Pedro Sánchez por "mantener" en el Ejecutivo al vicepresidente, Pablo Iglesias, a quien ha tachado de servir al Ejecutivo para "desviar la atención de cuestiones más importantes" como la gestión de la pandemia o la crisis económica y social.

En declaraciones a los medios de comunicación este domingo en la Puerta del Sol, en el marco de un acto de presentación de una campaña de recogida de firmas en apoyo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (FFCCSE), Almeida ha apuntado que "el problema no es Podemos, no es Iglesias, no es Pablo Echenique, ni es Juan Carlos Monedero", sino el propio Sánchez.

Renovación del Poder Judicial

La ofensiva del PP para exigir la renuncia de Iglesias se produce sólo cinco días después de que Casado y Sánchez conversaran por teléfono durante 45 minutos el miércoles para tratar la renovación del CGPJ, y al término de una semana que ha agrandado las fisuras entre PSOE y Podemos en el Gobierno de coalición.

El órgano de Gobierno de los jueces lleva con su mandato caducado más de dos años, puesto que el PSOE y el PP no han sido capaces de llegar a un acuerdo para pactar los 12 nuevos integrantes del órgano.

Los 'populares' han argumentado estos meses que para poder llegar a un acuerdo es necesario que se cumplan tres condiciones: que Podemos "no entre en la ecuación de las negociaciones"; que "se avance hacia la despolitización de la Justicia" y que se retire la reforma que impulsaron el PSOE y Unidas Podemos para rebajar la mayoría necesaria para renovar el CGPJ.

El PSOE urge a Casado a distanciarse del "abrazo del oso" de Vox

La petición del PP a Sánchez de cesar a Iglesias ha sido respondida desde el PSOE hurgando en la herida que las elecciones catalanas provocaron en el partido de Casado el pasado domingo: el 'sorpasso' de Vox al PP en esa comunidad autónoma.

Una derrota que el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha aprovechado para urgir a Casado a distanciarse del "abrazo del oso" de Vox. En declaraciones mediante una emisión en vídeo, Gil ha lamentado que el PP busque "la gresca" en vez de demostrar "sentido de Estado" y que su líder, Pablo Casado, anuncie "cajas de mudanzas" en su sede de la calle Génova cuando "la única caja que preocupa a los ciudadanos es la que sirvió para pagar en b sobresueldos, favores y campañas electorales".

"La crisis que ha tomado cuerpo el pasado domingo no le va abandonar por más que cambien de calle, barrio o ciudad", ha manifestado el portavoz del PSOE en el Senado acerca del resultado electoral en Cataluña de un PP "atrapado en una encrucijada de corrupción y de pactos con la ultraderecha".