Las negociaciones entre la 'patronal' de las federaciones del fútbol europeo, UEFA, y el bando de los clubes pro-superliga cerrada -abanderado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez- están ya en marcha. Y, poco a poco, avanzan, a favor de una Súperchampions' en 2024, según coinciden en transmitir a Vozpópuli distintas fuentes conocedoras de las negociaciones.

Como avanzó este medio, el plan inicial de los clubes grandes, entre los que sobresalen el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona por España, era que la superliga cerrada en la que "siguen" trabajando comience a ser una realidad ya en la temporada 2022-2023.

De hecho, es el argumento del que se están valiendo representantes de estos dos clubes para alentar ante inversores la posibilidad de llevar adelante negociaciones con las nuevas estrellas del balompié como el francés Mbappé o el noruego Halland.

Y ello pese a que el Barça viene de perder 97 millones de euros en la temporada pasada (y se encamina a más pérdidas este año) y el Real Madrid prevé pérdidas de 60 millones para este año (y no mayores en tanto alcance los Cuartos de Final de la Champions).

Tal y como informó este periódico desde el primer momento, los clubes grandes buscan apurar una reforma económica del fútbol y una reacción del ente rector del balompié europeo favorable a sus intereses ante el impacto del coronavirus en sus escuetas cuentas de resultados (que no de facturación), sabedores de su masa social a nivel global.

Es de notar, en este punto, que los brazos nacionales de la UEFA, como la Real Federación Española de Fútbol en España, son el nexo del balompié a nivel general con los respectivos Gobiernos, frente a entidades como La Liga de Javier Tebas, que gestionan directamente los derechos televisivos del conjunto de los equipos profesionales y sus ligas.

Fuentes conocedoras cercanas al selecto grupo de los clubes grandes trasladan a Vozpópuli que el proyecto de nuevo torneo cerrado, del que la prensa inglesa difundió incluso borradores, podría retrasarse a la temporada 2023/2024.

UEFA y Florentino Pérez

Otras fuentes señalan que lo que en realidad está pasando es que la UEFA ha empezado a poner la directa al proyecto alternativo en el que, como avanzó este periódico, viene trabajando desde hace meses.

"Se llamará Súperchampions", señaló una fuente conocedora del mismo en aquel entonces. El grupo de UEFA responsable del mismo ha requerido ayuda en la financiación, informó este medio, al banco de inversión del Reino Unido Barclays.

Acabe saliendo lo que sea, a estas alturas, todo apunta a que los clubes grandes habrán ganado

"Acabe saliendo lo que sea, a estas alturas, todo apunta a que los clubes grandes habrán ganado", dice otra fuente del mercado, incidiendo en que la sola "pelea" entre los gigantes con Florentino Pérez como cara ya pública y UEFA relanza las posibilidades de ambos de captar financiación y crea el clima para que los primeros tengan una posición más privilegiada en el nuevo fútbol frente a los gestores directos de las ligas nacionales (que podrían perder cierta cuota sobre el pastel).

En el proyecto inicial de la UEFA, incluso, se ha contemplado la posibilidad de que buena parte de los equipos "grandes" tengan un cupo fijo en la nueva Champions (que tendría más partidos y clubes) o, al menos, se vean privilegiados en el reparto de los derechos televisivos de la nueva competición, para la que se proyectan 5.000 millones de euros que cubrirían las pérdidas de la covid. El proyecto UEFA promete hasta 2.000 millones al campeón frente a los 1.000 millones del proyecto de los clubes.

El Real Madrid presiona con la basa de tener la mayor masa de seguidores en redes sociales a nivel mundial

Del lado de Florentino Pérez, la financiación para el proyecto 'a la NBA' vendría de la mano del banco de inversión estadounidense JP Morgan.

Entre los interesados en impulsar el proyecto está también la Liberty Media de John Malone, el 'rey' de la televisión por cable en EE.UU., de reciente alianza con Telefónica en Reino Unido y dueño ya del otro "Gran Circo" a nivel mundial, la Fórmula 1. Fuentes del mercado insisten en señalar al fondo británico de capital riesgo CVC Capital Partners, que acaba de entrar en la liga italiana, como otra de las partes involucradas en las negociaciones.