El Corte Inglés ofrecerá este mes de abril a todos sus empleados la realización de test de anticuerpos para conocer el estado inmunológico de la plantilla. La compañía de grandes almacenes mantendrá el proceso abierto hasta junio en una primera fase, en la que los trabajadores podrán solicitarlo de manera voluntaria. Estas pruebas sirven para determinar si la persona se contagió de la covid-19 en el pasado y si tiene anticuerpos contra el virus en el momento de la prueba.

Se trata de la primera vez desde que estalló la pandemia que la compañía de grandes almacenes realiza estas pruebas "de forma masiva". Hasta ahora, tal y como explican a Vozpópuli desde el área de salud laboral de Fasga, el sindicato mayoritario en El Corte Inglés, las pruebas de anticuerpos se vienen haciendo regularmente desde mayo a trabajadores que se reincorporan después de una cuarentena por covid, para contactos estrechos o para los que han estado en ERTE y han tenido síntomas. "Siempre en colaboración con el servicio público de salud para acelerar los diagnósticos y mejorarlos", insisten desde el sindicato.

No obstante, el objetivo de El Corte Inglés es ofrecerlo ahora a toda la plantilla para "conocer su estado inmunológico y tener una imagen general". En concreto, para hacer estas pruebas se han establecido dos fases. En una primera fase, de abril a junio, la persona trabajadora solicitará al servicio médico una cita para realizar la prueba, aunque tendrán prioridad todas aquellas personas que ya han padecido la enfermedad.

El Corte Inglés esperará a las vacunas

A partir de entonces, en una segunda fase, el objetivo de El Corte Inglés es ofrecer la prueba para todos los empleados vacunados. "Esta fase se establecerá en función del inicio de las vacunaciones masivas por parte del Estado", matizan desde Fasga, que insiste en que el sistema hasta ahora "ha funcionado muy bien para la prevención de los contagios".

"Los contagios en el trabajo tienen una incidencia muy baja, procediendo más del entorno perilaboral, que son pausas para el cigarro, la estancia en zonas comunes sin respetar medidas de protección... pero no en el puesto de trabajo", recalcan desde el área de salud laboral del sindicato.

Al igual que otros sindicatos como UGT, Fasga insiste en que es importante incluir cuanto antes en el calendario de vacunación a las personas que trabajan cara al público, consideradas servicios esenciales durante el confinamiento por la pandemia. "Priorizar a este colectivo es importante", insisten: "Es el único medio posible para prevenir los contagios masivos".