La patronal de El Corte Inglés, Ikea, Carrefour, Alcampo o Leroy Merlin ha firmado este miércoles su nuevo colectivo, que se aplicará durante los próximos dos años. En el marco del nuevo convenio, y empujados por el coronavirus, las empresas han aprobado pagar 25 euros al mes a aquellos empleados que teletrabajen.

El nuevo Convenio Colectivo de Grandes Almacenes recoge un incremento salarial del 2% (un 1% cada año), frente a la congelación salarial que propuso la patronal al inicio de las reuniones. Asimismo, en cuanto al trabajo los domingos, otro de los puntos más polémicos, Fasga, Fetico, CCOO y UGT han firmado que solo se podrá trabajar un máximo de 5 domingos a puerta cerrada, que se dedicarán a la preparación de pedidos online. Estos domingos tendrán una adscripción preferentemente voluntaria en estos días y se retribuirá de forma adicional con un 30% del valor hora.

Así las cosas, el número máximo de domingos/festivos a trabajar sumando apertura comercial y no comercial será 23, algo que cobra especial relevancia en comunidades como la de Madrid, donde todos los domingos son de apertura.

El convenio de Anged afecta a más de 230.000 personas y durará finalmente la mitad de lo que proponía la patronal. En este sentido, los sindicatos que forman parte de la mesa de negociación no estuvieron dispuestos desde el principio a firmar un convenio por más de dos años, tiempo que consideraban suficiente para crear un texto "puente" que cubra la situación derivada de la pandemia.

 Según los datos aportados por las propias empresas, el sector de la gran distribución ha visto caer la afluencia de clientes en más de un 40%; en este mes de enero, las ventas han caído un 17,6% en comparación con el mismo mes del año anterior.