La oferta de turismos usados de motorizaciones alternativas se ha disparado un 70% en los últimos seis meses. La causa hay que buscarla en las matriculaciones tácticas de los fabricantes para esquivar las multas de la Unión Europea, por el incumplimiento de la normativa de emisiones WLTP. Esta penaliza las ventas de coches más contaminantes.

El plan Moves III de incentivos a la movilidad sostenible que acaba de ser presentado, no incluye a los coches eléctricos e híbridos enchufables de kilómetro cero que son, según Sumauto, casi 27.000 unidades. Estas están consideradas, lógicamente, como vehículos de segunda mano que están actualmente en stock.

Sumauto señala que la extensión del plan a estos seminuevos contribuiría sustancialmente al objetivo de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos en 2023, puesto que se fomentaría la demanda real, más orientada al vehículo de segunda mano. De hecho, el pasado año las ventas de usados duplicaron a las de nuevos. De esta manera, si el VO eléctrico e híbrido enchufable de kilómetro cero hubiera accedido a las nuevas ayudas que contempla el Plan Moves a cambio de achatarrar un modelo antiguo, se dinamizaría el mercado de coches de bajas emisiones, pues el precio medio de un ‘coche verde’ de segunda mano podría costar poco más de 20.000 euros.

Del mismo modo, esta medida contribuiría a aliviar las cuentas de resultados de los concesionarios, quienes vienen reclamando la inclusión de este tipo de vehículos automatriculados por las redes dentro de las ayudas, ya que solo el año pasado fueron más de 4.000 y no encuentran una salida natural debido a su alto coste.  Y es que el interés por el coche eléctrico de segunda mano está creciendo en España. Como muestra, en el primer trimestre de este año las matriculaciones de turismos eléctricos nuevos se han reducido casi un 13% en relación al mismo periodo del año pasado, mientras que los de segunda mano casi han doblado las ventas.

Y es que las previsiones que se manejan en el sector para este año prevén que las ventas de híbridos de ocasión se dispararán cerca del 20% hasta superar los 29.000 automóviles, siendo el tipo de propulsión que mejor comportamiento tendrá durante 2021. Las de eléctricos se prevé que suban un 3,1% y alcancen las 5.606 unidades.

Subvención de hasta 7.000 euros

Para el nuevo Plan Moves se han destinado inicialmente 400 millones de euros, ampliables a 800 millones en función de la demanda, y estará vigente como pedían desde el sector desde mañana y hasta 2023. Un plazo más razonable para hacer  más efectiva una implantación del coche eléctrico que hasta ahora contaba con ayudas de una forma muy cortoplacista. Ese dinero, principalmente, estará dirigido a ayudar a particulares, autónomos y empresas a la compra de vehículos eléctricos y a la instalación de infraestructuras de recarga para estos, según ha explicado la ministra.

Una nueva edición del Plan Moves, el tercero ya, que ha sido presentado por la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha asegurado que este Moves III aportará más de 2.900 millones de euros al PIB y generará más de 40.000 empleos. Además, como solución al problema surgido en el anterior Moves en el que diversas comunidades autónomas agotaron las ayudas en pocas semanas, aquellas que ahora lo hagan podrán optar a una ampliación de los fondos. Las previsiones que maneja ANFAC señalan que, con estos apoyos, las ventas de vehículos electrificados crezcan un 75% este año, hasta superar las 70.000 unidades, en un mercado de matriculaciones a la baja.

Apuesta de Ribera por los coches eléctricos

Ribera ha señalado que los particulares y autónomos (incluyendo taxistas y conductores de VTC) que adquieran un eléctrico podrán contar desde hoy mismo con ayudas de hasta 7.000 euros –1.500 más que en el anterior plan– si entrega un coche para achatarrar de más de siete años, una cuantía que será de 4.500 euros caso de no hacer entrega de un turismo de dicha antigüedad. También las motocicletas eléctricas tendrán una ayuda máxima a percibir de 1.300 euros.

Otra novedad que ha destacado la titular de Transición Ecológica y El Reto Demográfico es que habrá una ayuda adicional para los empadronados en ámbitos rurales de menos de 5.000 habitantes. Según una nota del Ministerio, alienado con la agenda de Reto Demográfico, el programa Moves III proporciona ayudas de un 10% adicional a actuaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes tanto para la instalación de infraestructuras de recarga en estos territorios como para la compra de vehículos por parte de personas que estén empadronadas en ellos.

Con el Moves III el objetivo que persigue el Gobierno es que en 2023 haya, al menos, 250.000 eléctricos por las calles de toda España y que cuenten con 100.000 puntos de recarga, entre públicos y privados.