El exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, está desaparecido del mapa pero al parecer, tampoco pisa su chalet de Galapagar donde vive con su pareja Irene Montero, la ministra de Igualdad, y sus tres hijos.

Los vecinos de la Navata no le ven por su casa desde hace tiempo lo que ha hecho saltar las alarmas sobre una posible crisis sentimental. Desde hace semanas tampoco se les ve juntos.

La última vez que vieron al exvicepresidente del Gobierno fue el pasado 2 de marzo, día en el que le vieron sentado en el porche de su casa leyendo un libro al atardecer, según publica 'La Razón'. Desde entonces no ha habido ni rastro de él por la zona.

"Quien parece que ha suplido la ausencia de Iglesias es la madre de Irene Montero, Adoración. Si no se ha instalado en la casa poco le queda, porque se la ve casi todos los días por aquí y también se escuchan las broncas que le mete su hija. Menudo carácter y mala leche tiene Montero. El otro día, paseando por la zona escuché cómo le decía: 'Joder mamá, así no'", ha señalado una vecina al mencionado periódico.

Otro residente de la zona se muestra extrañado y muestra su enfado: "Es algo muy raro, porque aunque ya desde hace mucho tiempo no salían por la calle, sí que se veía mucho ajetreo de coches oficiales y escoltas. Ahora solo están los de la ministra Montero. Lo que parece que no se nos va a ir ni con agua caliente es la garita esa y el urinario. No sé para qué lo mantienen si él no está por aquí", ha indicado otro residente de la zona enfadado.

Aunque Pablo Iglesias ya no esté en activo en la política, tendrá seguridad facilitada por el Ministerio del Interior durante al menos los dos próximos años, así como coche oficial y escoltas.

Por ello, es que los vecinos señalan que si estuviera en su casa, "lo notaríamos por el trajín de vehículos como ocurría antes".

Esto ha llevado a que se incrementen las críticas y quejas: "Si no está, no entendemos por qué debemos seguir soportando la presencia de tantos policías y guardia civil en la zona. Ahora, además, nos han colocado unos bloques de plástico blancos y rojos a modo de perímetro para que nadie pueda aparcar en las inmediaciones. Esto es algo que queremos tratar en la próxima junta de vecinos porque no aguantamos más. Estamos hartos".

A pesar de las protestas, para otros vecinos el que no esté Iglesias les da una gran tranquilidad. "Aquí ni está ni se les espera, gracias a Dios. Que tanta paz lleve como descanso deja".

Pablo Iglesias está desaparecido: ¿está en crisis con Irene Montero?

Además, otro aspecto que ha levantado sospechas es que el exvicepresidente del Gobierno no publica nada en Twitter desde el pasado 4 de mayo cuando se celebraron las elecciones de la Comunidad de Madrid, algo inusual, ya que antes cuando estaba en el Gobierno era dado hasta a compartir con sus fans todas las series que se veía.

La última vez que le vimos aparecer ante los medios fue en esa fecha, cuando anunció que abandonaba la política tras el mal resultado que obtuvo como candidato a la presidencia de Madrid.

Una semana después, se filtró la foto en la que quiso mostrarnos a todos que ya se había cortado la coleta en todos, o casi todos, los ámbitos. En la imagen, se le podía ver con pelo corto, camisa de cuadros y sosteniendo un libro.

Este cambio de look parece no haberle gustado a su pareja según se deduce de las declaraciones que ha hecho una funcionaria del ministerio de Igualdad, muy cercana a Irene. "A la jefa le gustaba más su novio con coleta que sin ella. Ahora dice que ha perdido un signo de identidad", ha señalado a 'El Economista'.

Ni siquiera hizo acto de presencia en la IV Asamblea de Podemos en la que la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, fue elegida secretaria general de la formación morada.

¿Está buscando Pablo Iglesias casa en Valdelagua?

El pasado mes de marzo, algunos medios publicaron que Pablo Iglesias estaba buscando casa en la urbanización de Valdelagua, situada en San Agustín de Guadalix, donde viven famosos como Rocío Carrasco con su marido Fidel Albiac, los actores Penélope Cruz y Javier Bardem, Luis Tosar o el expresidente de México Enrique Peña Nieto. 

Esta es de las pocas urbanizaciones que disponen de suelo privado, lo que quiere decir, que nunca más podrían a volver a repetirse las manifestaciones de gente a las puertas de su casa como sí le ha ocurrido en su chalet de Galapagar.

Sin embargo, días después, el equipo de prensa de Iglesias señaló que esto era "absolutamente mentira" y que no se había aportado ningún tipo de prueba.

El tiempo dirá si Pablo Iglesias e Irene Montero están atravesando una crisis de pareja o si el expolítico tiene pensado mudarse a otra casa pero desde luego donde parece que no volverá es a su barrio de Vallecas, donde tiene enfadados a muchos vecinos que se sienten decepcionados y abandonados por el que un día consideraron su líder.