Joan Laporta, que ha recibido el respaldo para regresar a los mandos del Fútbol Club Barcelona, ha pedido a JB Capital, propiedad de Javier Botín, y a Banco Sabadell, un aval de 125 millones de euros para ser el presidente del Barça.

El elegido este domingo para presidir el club catalán está en plenas negociaciones con el hermano de Ana Botín y con el banco de Sabadell para cubrir las pérdidas de la entidad polideportiva, según 'El Confidencial'.

Según el medio, es Botín quien está dirigiendo las negociaciones en nombre de la junta directiva del abogado catalán para que varias entidades le concedan esa carta de solvencia.

Sin ella, Laporta no podría ser nombrado presidente del club. El elegido para tomar las riendas, tiene 10 días hábiles para firmar, aunque tendría la intención de cerrar las negociaciones esta misma semana.

Inicialmente se contaba con tener que garantizar unos cien millones. La junta directiva iba a ser de unos 16 miembros, por lo que cada miembro debía poner activos por 6,25 millones.

La mala situación dejada tras la salida de Bartomeu y provocada por la pandemia con la pérdida de ingresos, ha elevado el aval a los 125 millones. Una cantidad que podría verse más ampliada a final de temporada.

En el caso de Laporta, estaba dispuesto a proporcionar un ático de más de 300 metros cuadrados en pleno centro de la Ciudad Condal, cuyo valor podría superar los tres millones de euros.

El aval puede elevarse a final de temporada

Sin embargo, la mala situación dejada tras la salida de Josep Maria Bartomeu y provocada por la pandemia de covid con la consecuente pérdida de ingresos, ha elevado el aval a los 125 millones. Una cantidad que podría verse más ampliada a final de temporada.