La infidelidad despierta mucho interés porque es algo que la mayoría hace –o quiere hacer– y calla. Es una especie de secreto a voces que nadie parece querer escuchar. Los adúlteros no saben a ciencia cierta por qué engañan a su pareja, pero lo siguen haciendo. De hecho, el 80% de hombres y más del 50% de mujeres reconoce haber puesto los cuernos "al menos" una vez

Suele ser un cúmulo de razones las que parecen llevar a que una persona le ponga los cuernos a su amor. Quizá haya insatisfacción sexual, rencor, falta de cariño, mal entendimiento con la pareja... Un sinfín de motivos que marcan una única dirección hacia una cama ajena.

En el 'mercado negro del amor' tienen mucho éxito los hombres casados. Son ellos los que más atraen a las mujeres españolas solteras

En ese 'mercado negro del amor' tienen mucho éxito los hombres casados. Son ellos los que más atraen a las mujeres que quieren tener una aventura, sobre todo en España.

Por qué los hombres casados triunfan

¿Por qué arrasan tanto los caballeros casados? ¿Qué es lo que ven las españolas en ellos? ¿Por qué no son mejores los solteros?

Según un estudio de Victoria Milan, una web de citas online para personas casadas que buscan un affaire, al que ha tenido acceso Vozpópuli en exclusiva, hay nueve motivos que explican por qué ellas los prefieren casados.

Los casados gustan más

Para llegar a las conclusiones, entrevistaron a 5.321 mujeres. El 41% de ellas eran casadas, el 28% tenía una relación estable y el 29% estaba formado por solteras que buscaban tener una aventura con un hombre casado o comprometido. El otro 2% restante no reveló su situación sentimental.

Tras recoger y analizar todas las respuestas, se llegaron a las siguientes conclusiones. Estas son las nueve razones por las que ellas prefieren acostarse con los hombres 'de otras':

1) Mayor excitación

Es muy excitante estar con el marido de otra, aunque no sea lo correcto. Esto es al menos lo que opina el 17% de las encuestadas, que afirma elegir a un casado porque le pone más

Mayor excitación

2) Mejor sexo

A mayor experiencia, mejor será en la cama. Es así, y es justo lo que opina el 14% de las mujeres del estudio. Los hombres casados que quieren tener una aventura suele ser por falta de sexo, y si está casado significa que ya tiene mucha experiencia detrás, por lo que sabe lo que hace en horizontal. Acostarte con un casado es un orgasmo asegurado: saben lo que hacen y saben hacerlo. 

Acostarte con un casado es un orgasmo asegurado: saben lo que hacen y saben hacerlo

3) Más experiencia y mayor confianza

"Según podemos extraer de los resultados de esta encuesta, el hecho de que un hombre tenga más experiencia, asociada o no a la edad pero sí a las relaciones sexuales, es algo que atrae mucho a aquellas que tienen aventuras con hombres casados", cuenta a Vozpópuli Sigurd Vedal, CEO de Victoria Millan. Es lo que opina el 12% de mujeres.

Más experiencia

4) Menos demandas y expectativas

Casi lo mejor de tener sexo con un casado es que ninguno de los dos tiene que hacer ningún esfuerzo extra cuando acabe el encuentro. Es solo diversión, sexo y placer. Además, la ausencia de expectativas hace que el recuerdo del affaire sea aún más excitante, lo que seguro lleve a ambos a repetir. 

La ausencia de expectativas hace que el recuerdo del affaire sea aún más excitante

5) Estar con el marido de otra

No está bien que resulte excitante 'quitarle' el marido a otra mujer, aunque sea por un rato, pero lo cierto es que a muchas féminas les atrae la idea. Se sienten poderosas y muy deseadas cuando tienen sexo con un hombre comprometido, porque las ha elegido a ellas y no a la mujer que tiene en casa.

"El hecho de que el marido de otra les desee, parece que es también muy atractivo para las mujeres solteras que buscan casados", apunta Vedal.

No hay compromisos

6) Sin involucración de la familia

El 9% asegura que el hecho de no tener compromisos familiares les resulta muy atractivo, por eso deciden acostarse con hombres casados. Nunca van a tener que conocer a sus hijos, ni el adúltero tendrá que ver a los de ella, en caso de tenerlos. La relación, en este caso, es únicamente de dos, y así seguirá siendo hasta que acabe.

El 9% de las encuestadas asegura que el hecho de no tener compromisos familiares les resulta muy atractivo

7) Valoración real de la atención y los esfuerzos

"Los casados son hombres con confianza en sí mismos, con sobrada experiencia en relaciones sexuales, que saben cómo tratar a una mujer, cómo hacerles sentir especiales incluso si solo se trata de una aventura extramatrimonial de un día", nos cuenta Vedal. Y estamos de acuerdo: los casados saben lo que hacen porque ya lo han hecho antes, y muchas veces.

Ella se huele algo

8) Lujo y erotismo

Una de las cosas buenas o malas de acostarse con un casado es que él suele hacerse cargo del encuentro, pagando una habitación o una cena. Suelen ser hombres 'caballerosos', chapados a la antigua, que les gusta cortejar a la mujer. Ojo, hay de todo, pero la mayoría suelen agasajar a su amante con todo lo que está en su mano.

Él suele hacerse cargo del encuentro, pagando una habitación o una cena

9) La emoción del pecado

Lo prohibido atrae el doble que lo permitido, el deseo es así. Cuando una mujer tiene relaciones sexuales con un hombre comprometido sabe que está haciendo algo mal, lo que aumenta su excitación y placer en la cama. Además, el hecho de que él sea prácticamente un desconocido, y viceversa, suele llevar a ambos a explorar campos sexuales hasta ese momento desconocidos.

Lo prohibido siempre atrae más

"Toda esta combinación de factores parece que atrae muchísimo a las mujeres solteras, que ven cómo los hombres casados pueden ser perfectos para tener buenas relaciones sexuales sin compromiso pero sintiéndose especiales en todo momento", asegura Vedal. 

Pues nada, lector, ya sabes: si estás casado y quieres ser infiel (cosa que no te recomendamos), tienes un nicho de mercado muy amplio.