Queen

Cultura

Estrujando la necrofilia con una nueva canción de Freddie Mercury

El descanso es un bien preciado del que las grandes estrellas del rock pocas veces pueden disfrutar. Y no solo el descanso en vida, propiciado por necesidades físicas o psíquicas tras los ajetreos de las masas en estadios y las giras promocionales. Una vez muerta, una rock-star se convierte en objeto de deseo, en generadora de mayor riqueza -si cabe- que la que haya podido producir mientras exhibía sus mentiras y verdades sobre los escenarios.

Ver más resultados

Volver arriba