Tras muchas idas y venidas, el recelo de algunos colectivos (fundamentalmente la enfermería) y la tardanza en dar luz verde por parte del Ministerio de Sanidad a una petición que los farmacéuticos llevaban meses reclamando, ya son tres las comunidades -Galicia, Madrid y Cataluña- donde los cribados de coronavirus en las boticas son una realidad. En Galicia, pionera en la detección de la covid-19 en estos establecimientos, ha sido Pontevedra la última provincia en sumarse a esta iniciativa mediante la realización de test de saliva gratuitos. Está siendo todo un éxito, señalan desde el Colegio de Farmacéuticos provincial.

"Es una conquista social de los ciudadanos y los sistema sanitarios de estas tres autonomías que ven cómo se refuerza su capacidad de detección precoz del virus sumando más establecimientos sanitarios y profesionales capacitados", señalaba este mismo jueves el presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, en alusión a los programas de cribado que ya se realizan en las boticas de las tres comunidades autónomas.

Una propuesta que no ha estado exenta de polémica. Desde que los farmacéuticos ofrecieron su disposición para realizar este tipo de pruebas, se han encontrado con la oposición frontal de la Mesa de la Profesión Enfermera -integrada por el Consejo General de Enfermería (CGE) y el Sindicato de Enfermería, SATSE- que recientemente ha vuelto a advertir que realizará "un seguimiento pormenorizado y riguroso de las oficinas privadas de farmacia que han empezado a realizar test para la detección del covid-19 -en este caso en la Comunidad de Madrid-, para comprobar que se cumplen todos los requisitos establecidos por el Ministerio de Sanidad".

En caso de constatar algún incumplimiento, continúa la Mesa, "emprenderá las acciones legales pertinentes para acabar con una actividad que pone en riesgo la seguridad y salud de las personas que acuden a estos establecimientos comerciales".  Desde el Consejo señalan que "los farmacéuticos no vamos a entrar en ningún enfrentamiento".

381 farmacias en Pontevedra

En Galicia, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, y la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Pontevedra, Alba Soutelo Soliño, firmaron a comienzos de mes el "Protocolo para la detección del virus SARS-CoV-2 en la ciudadanía de la provincia de Pontevedra a través de las oficinas de farmacia y mediante la auto recogida de una muestra de saliva". El proyecto arrancó con un breve programa piloto, que duró tres días, en 6 farmacias de la provincia y en el que participaron 560 personas de entre 40 y 64 años.

El programa persigue incrementar la capacidad de detección de nuevos casos covid entre personas asintomáticas mediante el análisis de una muestra de saliva por PCR aplicando la técnica de pooling. Tras la prueba piloto, el cribado poblacional gratuito en las farmacias de Pontevedra, echó a andar el 9 de febrero y, según explica a Vozpópuli Alba Soutelo, "está teniendo una grandísima aceptación por parte de los ciudadanos". La presidenta del COFP detalla que durará dos meses, "aunque podría prorrogarse si la situación epidemiológica lo requiere". Se han adherido 381 farmacias, el 89% del total de la provincia.

La idea de la Xunta pasa porque el programa se extienda en las próximas fechas a los colegios oficiales de farmacia de las restantes provincias. Las boticas ofrecerán kits de saliva a las poblaciones diana establecidas por la Consellería para, posteriormente, enviar estas muestras al Laboratorio de Microbiología de Vigo, donde se analizarán. Así, una vez evaluadas, se comunica a los pacientes el resultado y, si es positivo, se les hace una prueba PCR.

Según explican desde el Colegio de Pontevedra, es el farmacéutico quien ofrece la prueba a las personas que cumplen una serie de criterios establecidos por la Consellería: tener tarjeta sanitaria Sergas (Servicio Gallego de Salud); no haber tenido un resultado positivo en covid-19 en los últimos 3 meses (ni ser un contacto de seguimiento); no trabajar o residir en una residencia o no haber hecho una PCR en los últimos 15 días. Además, para poder participar, no se pueden tener síntomas.

Orense, la pionera

Orense abrió el camino en octubre de 2020, recuerdan desde el Consejo General, cuando la Consellería y el Colegio de Farmacéuticos firmaron un convenio de colaboración por el que 67 oficinas de farmacia se adhirieron a una iniciativa enmarcada en un estudio que se basó en un procedimiento de cribado para la detección de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 mediante test serológicos. Las boticas participantes hicieron 15.000 pruebas cuyos resultados se están estudiando en estos momentos, explica a Vozpópuli Santiago Leyes, presidente del colegio provincial.

"El balance ha sido muy positivo. Tuvimos una aceptación muy buena. Incluso nos hubiera gustado disponer de más recursos, porque al principio fue una avalancha de pacientes interesados", añade Leyes. En el caso de Orense, la experiencia se terminó a comienzos de diciembre, explica el presidente del colegio provincial que ahora está a expensas de lo que diga la Consellería de Sanidade para ver si, en función de los datos epidemiológicos en la Comunidad, se suman al nuevo programa de colaboración que se ha firmado con Pontevedra y, como se ha dicho, podría extenderse por otras provincias gallegas.

En Madrid, también los dentistas

En Madrid, desde comienzos de mes, farmacias y clínicas dentales, tal y como la presidenta Isabel Díaz Ayuso llevaba meses solicitando al Ministerio de Sanidad, ya pueden hacer test rápidos de antígenos. El objetivo el mismo que en Galicia, localizar a asintomáticos en entornos de elevada transmisión. Los participantes tienen que haber sido convocados antes por la Dirección General de Salud Pública.

Sólo en una primera jornada se logró citar a más de 1.000 personas y son ya de 200 farmacias las que realizan las pruebas de manera voluntaria y gratuita, detalla a Vozpópuli el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Luis González. En el Colegio, hay más de 1.200 solicitudes cursadas de otras tantas boticas para poder hacer los test.

"Es una satisfacción como sanitarios el poder ayudar. Esta yendo muy bien porque apenas llevamos una semana. La pena es no haber empezado hace unos meses, cuando lo pedimos. Hay que recodar que, desde marzo del año pasado, nos pusimos a disposición de las autoridades para todo lo que necesitaran", señala González que, esta misma semana, en su farmacia, recibió al primer paciente que se realizó un test de este tipo. Con cita y derivado de Salud Pública, precisa, a donde luego se remiten los resultados.

En la comunidad, quienes residen en zonas con alta transmisión reciben un SMS y pueden elegir el establecimiento sanitario, entre ellos una farmacia, donde se derivan teniendo en cuenta su ubicación, horario y número de ciudadanos que puedan atender. Los datos obtenidos se remiten a la Consejería en tiempo real y de forma automatizada.

Detección precoz en Barcelona

También en Barcelona, entre diciembre y enero de 2020 se llevó a cabo una primera fase de cribado de covid-19 en 50 farmacias, subraya el Consejo General de Farmacéuticos. La iniciativa siguió el modelo de los programas de detección precoz de cáncer de colon y recto. El público objetivo son personas de entre 30 y 59 años, a quienes se invitó – unas 32.000 personas – a acudir a una farmacia y retirar el kit de automuestra de saliva.

En esta comunidad, la farmacia envía la muestra a los laboratorios que comunican el resultado a través de una plataforma en 24 horas. Desde el Consejo señalan que, finalizada esta primera fase, se trabajando en el despliegue en las zonas en las que sea necesario en función de la incidencia, estudiando los grupos de población diana, la logística y la operativa final, que en esta ocasión se haría con PCR de frotis nasal.