La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, números dos de la ministra Carolina Darias, ha negado con rotundidad la existencia de una reserva de vacunas para la Administración General del Estado, ante la pregunta formulada por este periódico en la rueda de prensa de seguimiento de la pandemia. "No existe ninguna reserva de vacunas en la Administración General del Estado. Nos vacunaremos cuando se nos cite para ello", fueron las palabras de Calzón.

Unas palabras que contradicen lo que desde su propia Dirección General de Salud Pública se comunica a los funcionarios del Ministerio de Sanidad. Vozpópuli hace público por primera vez el email donde la Subdirección General de Sanidad Exterior traslada a los funcionarios del área que "se ha reservado un número de vacunas suficiente en la dotación estratégica de vacunas del Ministerio de Sanidad destinada al personal de la Administración General del Estado".

Este email fue enviado el 25 de enero a todos los profesionales que trabajan en Sanidad Exterior, un departamento que pertenece a Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, y a la propia Silvia Calzón, un paso por encima en la escala de poder de Sanidad. Por tanto, el Ministerio de Sanidad se contradice al afirmar ante los funcionarios la existencia de una reserva de vacunas que luego niega a los medios de comunicación.

Email donde el Ministerio de Sanidad reconoce una reserva de vacunas para la Administración General del Estado.
Email donde el Ministerio de Sanidad reconoce una reserva de vacunas para la Administración General del Estado.

Idas y venidas

Las declaraciones de Calzón también se contradicen con las que el propio Ministerio de Sanidad emitió a este diario cuando Salvador Illa todavía era ministro de Sanidad. La respuesta del Ministerio entonces fue que sí había vacunas para la Administración General del Estado, pero solo para el Ministerio de Defensa. Al ser cuestionados sobre la cantidad de dosis Sanidad redirigió la consulta a Defensa, que se negó a revelar tal información.

En una segunda consulta a Sanidad, todavía con Illa, con este email como prueba, el Ministerio argumentó que "con arreglo a la Estrategia de Vacunación contra el COVID en España, el Ministerio de Sanidad ha facilitado al Centro Militar de Farmacia dosis de la vacuna para atender a la Sanidad militar y los supuestos excepcionales de las Fuerzas Armadas" e incluía a los profesionales de Sanidad Exterior en este saco.

Se ha reservado un número de vacunas suficiente en la dotación estratégica de vacunas del Ministerio de Sanidad destinada al personal de la Administración General del Estado"

Email del Ministerio de Carolina Darias

Sin embargo, esto carece de todo sentido, pues la Sanidad Exterior no forma parte del Ministerio de Defensa, sino del Ministerio de Sanidad y, más concretamente, de la Dirección General de Salud Pública. Es una de las cinco subdirecciones generales de este departamento. Los trabajadores de Sanidad Exterior consultados por este diario afirman que en ningún momento el Ejército ha tenido nada que ver con su vacunación.

Las 3.400 dosis 'fantasma'

En el correo electrónico, la Subdirección General de Sanidad Exterior reconoce que "se ha elaborado un listado nominal en el que se incluyen todas las personas de Sanidad Exterior, Quirón e Interserve susceptibles de ser vacunadas en este momento. En el caso del personal de Sanidad Exterior, el listado está formado por las personas autorizadas a utilizar SpTH y que, por lo tanto, son las que se pueden ver sometidas con mayor probabilidad al riesgo. El número de personas que integran dicho listado es de 1.700 aproximadamente y se ha tramitado a la Dirección General de Salud Pública del Ministerio como organismo coordinador de esta actividad".

Calzón es la secretaria de Estado de Sanidad desde el mes de agosto de 2020, por lo que debería estar al tanto de esta actividad llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad en enero de 2021

Calzón es la secretaria de Estado de Sanidad desde el mes de agosto de 2020, por lo que debería estar al tanto de esta actividad llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad en enero de 2021. "Teniendo en consideración las dificultades logísticas que requiere la operativa de la distribución de estas  vacunas, a lo que se añade la complejidad de la estructura de las Unidades periféricas, se está trabajando en el procedimiento más adecuado y viable para hacer llegar las vacunas del personal. Para ello se han propuesto varias alternativas y estamos esperando instrucciones para llevar a cabo la que finalmente se decida", continua el comunicado.

Por otra parte, más de un mes después de esta misiva los profesionales de sanidad exterior no han recibido más información sobre su vacunación, a pesar de formar parte del grupo 2 de prioridad, como se reconoce en el mail: "Dicho personal es considerado como grupo prioritario para la vacunación y queda incluido en el “Grupo 2. Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario” de la “Estrategia de vacunación frente a COVID-19 en España” y sus actualizaciones, por lo que debe ser vacunado de manera prioritaria".

La aclaración de Sanidad

Un día después de que esta información saliera a la luz, fuentes del Ministerio de Sanidad han subrayado a este diario que "no existe ninguna reserva central de dosis". Sanidad reconoce que no es cierto lo que se explicó en el email que recibieron los funcionarios en referencia a la existencia de una reserva de dosis para la Administración General del Estado. Alegan que se comunicó tal mensaje para "tranquilizar a los profesionales que trabajan en sanidad exterior, haciéndoles ver que había dosis para ellos, que no se iban a quedar sin vacunar". El Ministerio de Darias afirma que hace algunas semanas pidió formalmente a las comunidades autónomas que se encarguen de la vacunación de estos profesionales.