El Ministerio de Sanidad, liderado hoy por Salvador Illa, ha cerrado la puerta a la posibilidad de traspasar el examen MIR a Cataluña después de que la consejera de Salud de Cataluña, Alba Vergés, aprovechase su paso por el primer Consejo Interterritorial para demandar ante la prensa "tener el máximo de competencias, sobre todo lo que compete a los profesionales de salud".

Vergés aseguró que su departamento ya está trabajando en un "foro de diálogo profesional" en el que se está abordando "la necesidad de planificar bien qué profesionales necesitamos en el futuro y su formación en el sistema de salud de Cataluña".

Fuentes del Ministerio de Sanidad explican a Vozpópuli que "se va a mantener una única prueba para el conjunto del Estado y no hay ningún cambio previsto en este sentido".

Sanidad asegura que "se va a mantener una única prueba para el conjunto del Estado y no hay ningún cambio previsto en este sentido"

"El sistema MIR es un modelo de éxito, reconocido internacionalmente y que garantiza la cohesión del sistema. La convocatoria de la prueba corresponde al Gobierno central, conforme a lo previsto en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), concretamente en su artículo 22", recuerdan.

La reivindicación del "máximo de competencias" en formación sanitaria por parte de la Generalitat -que abarca al MIR, al FIR y al EIR- llega después del acuerdo de 'coalición progresista' suscrito por PSOE y Unidas Podemos. En este documento, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se comprometen a traspasar las "competencias pendientes" en formación sanitaria a la Generalitat. 

Temor entre los profesionales sanitarios

Diversas asociaciones de profesionales sanitarios temen que el Gobierno esté valorando la posibilidad de que Cataluña pueda gestionar sus propios exámenes en materia de especialización sanitaria. Hasta ahora han sido pruebas únicas a nivel nacional. Y, según el Gobierno, así va a seguir siendo.

La incertidumbre surge, según fuentes profesionales del sector, porque las competencias en Sanidad están ya transferidas a las CCAA. Todas, excepto los exámenes, cuya convocatoria y plazos de selección e incorporación a la plaza elegida dependen del Ministerio de Sanidad.

El pacto entre PSOE y Podemos señala que el "conflicto político" catalán se abordará mediante la negociación y el acuerdo entre las partes y, entre las medidas consensuadas para ello, se incluye la de traspasar al gobierno catalán la formación sanitaria especializada.

Daremos cumplimiento a los dictámenes del TC y traspasaremos a la Generalitat aquellas competencias pendientes ya reconocidas en el Estatut de Cataluña", reza el pacto entre PSOE-Podemos

"Daremos cumplimiento a los dictámenes del Tribunal Constitucional y traspasaremos a la Generalitat aquellas competencias pendientes ya reconocidas en el Estatut de Cataluña en materias como la gestión de becas universitarias, la formación sanitaria especializada, el salvamento marítimo o la ejecución de la legislación laboral en el ámbito del trabajo, el empleo y la formación profesional", advierten ambos partidos en su acuerdo.

En concreto, el asunto del MIR se trata en el artículo 162d del Estatut. En este punto se especifica que la formación sanitaria especializada es uno de los ámbitos cuya "competencia compartida" corresponde a la Generalitat.

Esa formación abarca "la acreditación y la evaluación de centros; la planificación de la oferta de plazas; la participación en la elaboración de las convocatorias y la gestión de los programas de formación de las especialidades y las áreas de capacitación específica; y la expedición de diplomas de áreas de capacitación específica".

Dudas en torno al acuerdo entre Sánchez-Iglesias

Es por ello que los profesionales sanitarios, incluidos los catalanes, no comprenden por qué hay un epígrafe referente al modelo de formación. "¿Por qué se habla de traspaso de competencias pendientes a la Generalitat si ya están transferidas? A menos que se refieran al examen MIR y otras pruebas, cuya competencia es estatal, no nos explicamos qué cambios buscan implementar", plantean fuentes del sector.

Desde el Ministerio de Sanidad aseguran que "el acuerdo de Coalición Progresista suscrito entre PSOE y Unidas Podemos no se refiere al examen MIR, sino a las competencias (compartidas con el Estado) de la Generalitat en el ámbito de la formación sanitaria especializada".

Conviene señalar, apuntan fuentes del Departamento dirigido por Illa (PSC), que la Generalitat ya participa en la gestión de esta formación especializada conforme a lo previsto en el art. 162.d de su Estatuto de Autonomía.

Sanidad aboga por la colaboración "como hasta ahora"

"De hecho, el Decreto 165/2015, de 21 de julio, de formación sanitaria especializada en Cataluña se dicta por el Govern de la Generalitat tomando como base esta competencia compartida en materia de formación sanitaria especializada", destacan.

"En este sentido, existe voluntad de seguir trabajando conjuntamente con la Generalitat y con el resto de comunidades autónomas en esta formación, respetando su ámbito competencial y en estrecha colaboración, como ocurre hasta ahora. Esta colaboración ya se da en la actualidad y el sistema funciona con excelentes resultados", zanjan.

La pregunta sobre por qué el acuerdo entre PSOE y Podemos incluye un apartado sobre el traspaso de competencias si no va a cambiar en nada el modelo vigente continúa en el aire

La pregunta sobre por qué el acuerdo entre PSOE y Podemos incluye un apartado sobre el traspaso de competencias pendientes en formación sanitaria especializada si no va a cambiar en nada el modelo vigente hasta la fecha continúa en el aire.

Ante las exigencias de la Generalitat sobre acaparar el "máximo de competencias, sobre todo lo que compete a los profesionales de salud", el Gobierno insiste en que no se prevé ningún cambio en que la prueba MIR siga siendo única para el conjunto del Estado.

De hecho, en el texto que Pedro Sánchez ha entregado a Quim Torra este jueves en Barcelona, que se titula 'Agenda para el reencuentro', no se menciona ningún traspaso en materia sanitaria.

Miles de firmas para frenar un "peaje político" en torno al MIR

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) defiende que el sistema MIR debe ser de carácter estatal, una prueba única para todos garantizando la igualdad. "El resto de competencias, como la de fijar el número de plaza, ya las tienen las CCAA", advierten.

"El MIR debe seguir como hasta ahora, es lo más justo, lo más homogéneo y lo que nos hace ser envidiados por el resto de Europa", señala Gabriel del Pozo, secretario general de CESM. Desde los sindicatos médicos explican a este diario que no han recibido información por parte del Ministerio de Sanidad sobre los planes en cuanto al sistema de formación en Cataluña que contemplan PSOE y Podemos en su acuerdo, partidos que hoy están al frente del Gobierno.

Para dar más fuerza a su postura "y ante el riesgo de que se pague este 'peaje político', el vicesecretario general de CESM y delegado provincial de CESM Alicante, Víctor Pedrera, ha lanzado una recogida de firmas desde la plataforma Change.org para luchar "por un MIR único en toda España". La campaña está dirigida al Gobierno de España y al Ministerio de Sanidad y, pocas horas después del lanzamiento, ya ha alcanzado más de 6.000 firmas.