La juez instructora, Carmen Rodríguez-Medel, ha decidido archivar todas las imputaciones por los delitos de prevaricación administrativa y cohecho después de que el Tribunal Supremo decidiera este viernes no investigar al líder del PP, Pablo Casado.

En un auto firmado este lunes, al que ha tenido acceso Vozpópuli, la magistrada levanta ambas acusaciones contra 19 personas, entre las que se encontraban compañeras del dirigente popular, pero mantiene la investigación abierta por falsedad documental contra Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid; Enrique Álvarez Conde, considerado el cerebro de la trama; Teresa Feito Higueruela, exasesorea del Gobierno regional; y Alicia López de los Mozos y Cecilia Rosado, dos de las profesoras que firmaron el acta del trabajo fin de máster de la antigua jefa del Ejecutivo autonómico.

Los cinco siguen investigados por participar supuestamente en la falsificación del acta del trabajo fin de máster (TFM) de la expresidenta regional.

(Seguirá ampliación)