Política

El Gobierno da 'in extremis' un día más a las empresas para que se adapten al cierre total

El retraso en la publicación del decreto que endurece el confinamiento se habría debido a "diferencias" en el Ejecutivo de coalición. Las nuevas restricciones sólo afectarán a los trabajadores por cuenta ajena y no a los autónomos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. EFE

La gestión del coronavirus vuelve a dejar en evidencia al Gobierno. Las "diferencias" surgidas en el seno del Ejecutivo, a cuenta del endurecimiento del estado de alarma, han hecho que el Boletín Oficial del Estado (BOE) no publicase hasta pasadas las 23.30 horas de este domingo, apenas media hora antes de su entrada en vigor, el nuevo decreto que regula quién podrá trabajar entre este lunes y el próximo 9 de abril.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha explicado en una entrevista en El Objetivo, de La Sexta, que como consecuencia del retraso en la publicación del decreto habría una moratoria de un día para asegurar que algunas actividades no se paralicen de manera abrupta, lo que dará 24 horas de margen a las empresas para adaptarse a las nuevas medidas de confinamiento.

Según ha adelantado la Cadena Ser, el retraso en la publicación se ha debido a diferencias en el seno del Gobierno de coalición entre los ministros del PSOE y los de Podemos. 

Un borrador inicial del decreto, al que ha tenido acceso Vozpópuli, establecía 40 excepciones a la paralización de los sectores económicos no esenciales. Sin embargo, el texto aprobado finalmente reduce a 25 las excepciones. 

El documento publicado por el BOE establece en su punto 1.1 que las nuevas restricciones sólo afectarán a los trabajadores por cuenta ajena y no a aquellos autónomos cuya actividad no hubiese sido paralizada previamente como consecuencia de la declaración del estado de alarma del pasado 14 de marzo. 

Este domingo, en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario, la ministra portavoz, María Jesús Montero, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunciaron que todos aquellos trabajadores que se queden en casa seguirán cobrando su sueldo con la premisa de que tendrán que devolver esas horas no trabajadas antes del 31 de diciembre.

Críticas de la oposición

El retraso en la publicación del decreto ha desatado las críticas de la oposición. El líder del PP, Pablo Casado, en un mensaje de Twitter, ha calificado de "inadmisible" que "millones de trabajadores" no supiesen a las 23 horas si este lunes tenían que trabajar y en qué condiciones. "Los españoles no merecen más mentiras, incompetencia y luchas internas", ha advertido el jefe de la oposición.

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se ha sumado a las críticas. "Con algo así no se puede improvisar ni generar incertidumbre. Los españoles merecen garantías y tranquilidad", señalado en un tuit para reprochar al Gobierno siguiese a sin publicar una "norma clave para millones de familias" a menos de una hora de entrar en vigor.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al Gobierno de generar "inseguridad jurídica para millones de españoles" con su "improvisación" e "imprecisión". 

"Máxima claridad"

Este domingo, tras la videoconferencia que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha mantenido con los diferentes presidentes autonómicos, han sido muchos los dirigentes regionales que le han pedido que aclare qué conlleva exactamente la medida anunciada por el Ejecutivo en la tarde de este pasado sábado. 

Uno de ellos ha sido el lehendakari Iñigo Urkullu, que ha emplazado a Sánchez a aportar "con inmediatez la máxima claridad en los criterios de aplicación del decreto por sectores de actividad, para garantizar que se evite el riesgo más que evidente de confusión e incertidumbre".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba