País Vasco

La letra pequeña del Estatuto vasco: "Identidad nacional", "Euskal Herria" y "derecho a decidir"

Los expertos de de PNV y Podemos y el designado por el PSE se reúnen este jueves por última vez en el Parlamento vasco para consensuar más aspectos del proyecto de reforma del Estatuto de Gernika

íñigo Urkullu y Pablo Iglesias en una reunión reciente.
íñigo Urkullu y Pablo Iglesias en una reunión reciente. Efe

El grupo de expertos designados por el Parlamento vasco para elaborar el borrador del proyecto de reforma del Estatuto de Gernika está a punto de concluir su trabajo. El texto ya acordado por PNV y Podemos pero enmendado en parte por el PSE incluye en su letra pequeña tres conceptos clave: el reconocimiento de la "identidad nacional" del País Vasco como "parte integrante de Euskal Herria", la "bilateralidad" que se expresa a través del "Concierto Político" y, por último, el ejercicio del "derecho a decidir" de los vascos, si bien se añade el apellido "pactado con el Estado". 

Este jueves se celebra en la Cámara de Vitoria la última sesión del grupo de expertos designados por los partidos vascos para elaborar un proyecto de reforma del Estatuto de Gernika. Las posiciones de EH Bildu y PP están claras, porque, tal y como adelantó Vozpópuli la pasada semana, los expertos designados por ambas formaciones presentarán sus propios textos. En cambio, los representantes designados por PNV, PSE y Podemos todavía están a tiempo de acordar aún más aspectos. Para eso se celebra la reunión, de hecho. El próximo lunes los comisionados por los partidos entregarán sus trabajos definitivos tras 14 meses de desencuentros

"La identidad nacional" y "Euskal Herria"

Según ha podido saber Vozpópuli, el artículo 1º del proyecto de reforma acordado por PNV y Podemos reconocerá la existencia de "la identidad nacional" del País Vasco. Más en concreto, el texto dice: "La ciudadanía de los territorios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, como parte integrante de Euskal Herria, en expresión de su identidad nacional y de su voluntad democrática, se constituye en (XXX) de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica".

Esas tres X corresponden al nuevo nombre que se daría a la comunidad autónoma, pero los expertos han preferido no denominar de forma definitiva al famoso "nuevo sujeto político" que a priori saldría de esta reforma. 

Esta definición que habla de la "identidad nacional" del País Vasco como "parte integrante de Euskal Herria" es más que novedosa. En el Estatuto de Gernika de 1979, el concepto de "Euskal Herria" aparece como sinónimo de "pueblo vasco" y no como el conjunto de los famosos siete territorios que reivindica el nacionalismo vasco (las tres provincias vascas, Navarra y tres comunidades francesas).

El Estatuto vigente dice así: "El Pueblo Vasco o Euskal-Herria, como expresión de su nacionalidad, y para acceder a su autogobierno, se constituye en Comunidad Autónoma dentro del Estado Español bajo la denominación de Euskadi o País Vasco, de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica". 

Es evidente que, si se admite que el País Vasco es una "parte integrante de Euskal Herria", este texto legal supondría un reconocimiento de la existencia de esa Euskal Herria que defienden los nacionalistas vascos por sus vínculos culturales pero que nunca ha existido en la historia como entidad jurídica

"El Concierto Político" y la "bilateralidad"

La segunda gran novedad del texto que ya han pactado PNV y Podemos, así como el PSE de forma parcial, es un concepto que vienen defendiendo el lehendakari, Íñigo Urkullu, y los portavoces de su partido: "El Concierto Político". Esto supone, básicamente, copiar en lo político lo que ya ocurre con el famoso Concierto Económico. Es decir, una autonomía política casi plena para Euskadi. 

El texto delineado por los juristas designados por PNV y Podemos propone articular dicho "Concierto Político" a través de una "Comisión Mixta del Concierto Político" en la que se reunirían las autoridades estatales y sus homónimas vascas. El artículo 133 del texto acordado por los expertos de ambos partidos define dicha comisión como un "órgano paritario de relación bilateral en cuyo seno se analizan y, en su caso, acuerdan las especificidades derivadas de las materias propias de régimen foral a los efectos de lo previsto en el artículo anterior del presente Estatuto". 

El texto añade que "la Comisión se reunirá a petición de cualquiera de las partes, con carácter preceptivo y previo a la aprobación de la legislación y resto de normativa del Estado". Esto es, en definitiva, la plasmación jurídica del concepto de "bilateralidad" que tanto repiten el propio Urkullu y el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban

"El derecho a decidir pactado con el Estado"

Una de las grandes incógnitas que tenían que dilucidar los expertos elegidos por los partidos es el ya célebre "derecho a decidir". En este punto, parece imposible que los juristas de PNV y Podemos, Mikel Legarda y Arantxa Elidonzo, que están básicamente de acuerdo, puedan convencer al representante afín al PSE. Porque el reputado catedrático López Basaguren siempre se ha mostrado en contra de incluir este derecho en el texto. Asimismo, los líderes políticos del PSE también han evidenciado estos días su frontal rechazo a que se utilice esa expresión

La propuesta del PNV es incluir este asunto en una disposición adicional segunda que diría así: "La plena realización de los Derechos Históricos del Pueblo Vasco, como manifestación institucional de su autogobierno, se exterioriza a través del derecho a decidir de su ciudadanía libre y democráticamente expresado, siendo su ejercicio pactado con el Estado". En Podemos aceptan esta propuesta, pero quieren intentar que se redacte de otra forma para ver si convencen al jurista nombrado por el PSE. 

Esta mención es inaceptable tanto para el representante del PP como para el de Bildu, pero por motivos opuestos. Para Íñigo Urrutia, de Bildu, esta referencia al "derecho a decidir" se queda corta y supone traicionar las bases que en su día acordadon bildutarras y peneuvistas. Para Jaime Ignacio del Burgo, del PP, es una mención totalmente inconstitucional

La "consulta habilitante" 

En su día, cuando PNV y Bildu pactaron las bases de la reforma del Estatuto para alumbrar un "nuevo sujeto político" en el País Vasco, una de las cuestiones más polémicas fue la inclusión de una "consulta habilitante" previa al debate en las Cortes. Esto es, cuando se aprobase la reforma, los vascos votarían sobre la misma antes de que el texto llegase al Congreso y el Senado. 

La propuesta de reforma que comparten casi en su totalidad los juristas de PNV y Podemos, y en gran medida el del PSE, mantiene la celebración de esa "consulta habilitante". En concreto, el artículo 135 del borrador estipula que durante la tramitación "se habilitarán procesos de participación ciudadana en la forma que prevea el Reglamento de la Cámara, pudiendo, en su caso, con carácter previo a la remisión a las Cortes Generales del Estado, consultarse, sin carácter vinculante, al cuerpo electoral sobre la reforma aprobada"

Las competencias y la "nación vasca"

La letra pequeña de la propuesta auspiciada por PNV y Podemos es mucho más larga. El texto propone otras cuestiones polémicas, algunas desveladas este miércoles por El Mundo, como la diferenciación entre "nacionales vascos" y "ciudadanos" que incluye el artículo 7 -aunque en este punto Podemos se desmarcaría del PNV- o como lo referente al fuerte aumento de las competencias para Euskadi (artículos 55-60).

Es más que probable, por otro lado, que finalmente el preámbulo -que se redactará al final del proceso- pueda incluir el término "nación vasca", ya aceptado por PNV y Podemos pero que el PSE solo asumiría si fuera una definición de ámbito cultural. Así lo aseguran varias fuentes consultadas. 

Más allá de si en la reunión de este jueves hay o no más avances entre los juristas elegidos por PNV, PSE y Podemos y más allá de la posible influencia del Estatuto vasco en las negociaciones de investidura de Pedro Sánchez, es necesario recordar que este trabajo de los expertos, que concluirá el lunes, es solo un punto de partida. Porque entonces empezará un largo período de tramitación en el seno de la ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco. Y en ese camino los partidos tendrán que moverse definitivamente. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba