País Vasco

No habrá estatuto vasco esta legislatura: Urkullu gana tiempo ante la presión de Bildu

Los trabajos en el Parlamento vasco para presentar un nuevo texto legal terminarán en noviembre, cuando el PNV tendrá que decidir entre el pacto con PSE y Podemos o el soberanismo de los abertzales

Iñigo Urkullu en el Parlamento vasco.
Iñigo Urkullu en el Parlamento vasco. EFE

El nuevo estatuto del País Vasco sigue en el aire. Tarde o temprano el Partido Nacionalista Vasco (PNV) tendrá que elegir la vía que prefiere: o más soberanismo junto a Bildu o un acuerdo transversal con PSOE y Podemos. Pero, por ahora, Íñigo Urkullu ha ganado tiempo, ya que el texto legal está encallado en el Parlamento vasco y no se aprobará en al legislatura en curso

Hace un año el PNV pactó con Bildu un texto abiertamente separatista. Sin embargo, los peneuvistas se han ido alejando poco a poco de los bildutarras. Hasta el punto de que, como ya informó este diario, buscan un acuerdo más amplio junto a PSOE y Podemos, sin descartar incluso que el PP pueda sumarse a la iniciativa con sus votos en la Cámara vasca.

Una prórroga de cinco meses

La reforma del Estatuto de Gernika está en proceso de tramitación en el Parlamento de Vitoria. Una comisión creada por cinco expertos tiene que redactar un borrador de la normativa, pero “en congruencia y de conformidad” a lo ya aprobado en la citada Ponencia de Autogobierno. Cada uno de dichos expertos ha sido propuesto por uno de los cinco grupos parlamentarios. Los elegidos son Mikel Legarda (propuesto por el PNV), Iñigo Urrutia (Bildu), Arantxa Elizondo (Podemos), Alberto López Basaguren (PSOE) y Jaime Ignacio del Burgo (PP).

El grupo de expertos se constituyó a finales de octubre y tenía que haber acabado sus trabajos este junio. Pero no hubo tiempo para el acuerdo. Así, el Parlamento vasco aprobó una prórroga de cinco meses, hasta el 30 de noviembre, para que la comisión siga trabajando. El texto estará listo en noviembre. Los trámites que requiere este nuevo calendario hacen casi imposible que el estatuto pueda aprobarse en esta legislatura. De hecho, fuentes de diferentes formaciones dan por hecho que habrá que esperar a la siguiente. 

Bildu se desmarca... y el PNV pide "realismo"

El calendario favorece sobre todo al PNV. Porque Urkullu y los suyos han ganado tiempo frente a la presión de Bildu. Ante la parálisis de los trabajos parlamentarios, Arnaldo Otegi y sus compañeros movieron ficha en mayo, en la precampaña de las elecciones municipales y forales, al entregar a los expertos su propio texto articulado, que lógicamente era de un marcado carácter independentista. 

En el PNV no tardaron en desdeñar esa propuesta. A finales de junio, el propio Urkullu pidió a Bildu "realismo" y apeló a "evitar propuestas que puedan llevar al fracaso", toda vez que el hipotético nuevo estatuto tiene que ser aprobado tanto en el Parlamento vasco, primero, como en el Congreso de los Diputados, después.

Los peneuvistas, maestros del pragmatismo, insisten en buscar un acuerdo con su socio de gobierno, el PSOE, y con Podemos, e incluso no descartan que el nuevo PP vasco pueda apoyar el texto. Hace unos días 'El Correo' informaba sobre un incipiente acuerdo de PNV, PSE y Podemos en el 90% del articulado del nuevo estatuto

Clave para las autonómicas

Las posturas de unos y otros estarán marcadas, en todo caso, por las próximas elecciones autonómicas vascas. El calendario del nuevo estatuto se mezcla con el calendario electoral. A priori, los comicios vascos tendrían que celebrarse en septiembre de 2020. Ello implica que el Parlamento se tendrá que disolver antes del verano, por lo que es muy complejo, como se ha dicho, que el nuevo estatuto se pueda tramitar. 

El Gobierno vasco repite una y otra vez que no quiere adelantar las autonómicas, si bien los resultados del 28- y el 26-M abonan esa posibilidad. El posible adelanto depende de que Urkullu logre aprobar los presupuestos de 2020 después de haber prorrogado los de 2018 para 2019. Cobra fuerza la opción de que el PP respalde las cuentas, pero a cambio exige al PNV que rompa con Bildu. Tiempo al tiempo. 

Hipótesis aparte, todo apunta, por tanto, a que no habrá estatuto vasco esta legislatura. Y a que ese estatuto será clave en la campaña de las próximas elecciones autonómicas. El PNV tendrá que decidir si se acerca a Bildu o a PSOE y Podemos. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba