El viceprimer ministro australiano, Barnaby Joyce, ha sido multado por no utilizar en público la mascarilla, obligatoria a raíz de un rebrote de la covid-19, informó este martes la policía.

El líder del Partido Nacional tendrá que abonar 200 dólares australianos (151 dólares o 127 euros) por no usar la mascarilla dentro de una gasolinera de la ciudad de Armidale, en el estado de Nueva Gales del Sur.

"La Policía fue alertada y adoptaron medidas. Esta persona se disculpó y cooperó", declaró a los medios el subcomisionado del Control de Operaciones de Emergencia regional, Gary Worboys.

En este territorio australiano, el más poblado de Australia y sobre cuya capital -Sídney- está vigente un confinamiento hasta el 9 de julio, es obligatorio el uso de mascarilla tanto en interior como exterior.

Alrededor de la mitad de la población australiana se encuentra confinada bajo las órdenes implementadas de manera localizada a lo largo del país, que afectan a varias de las ciudades más habitadas, por el rebrote de la covid-19 vinculado a la variante delta.

910 muertos por covid en Australia

Desde el inicio de la pandemia, Australia acumula más de 30.500 contagios de la covid-19, incluidos 910 muertos, y ha vacunado a poco más de 1,3 millones con la pauta completa, mientras más del 25 % de la población ha recibido al menos una dosis.