El expresidente estadounidense Donald Trump se había mantenido al margen durante las primeras semanas de mandato del nuevo inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden. Sin embargo, cuando solo ha pasado poco más de un mes desde que el demócrata tomó posesión, el republicano ha vuelto a escena asegurando que no descarta volver a presentarse a unas elecciones presidenciales.

El expresidente de la primera potencia mundial ha reaparecido este domingo en su primer acto político tras abandonar la Administración, asegurando, entre otras cosas, que no descarta ser de nuevo el candidato del Partido Republicano en los próximos comicios, que tendrán lugar en 2024.

"¿Quién sabe? Puede que decida derrotarles en una tercera ocasión", ha espetado el magnate neoyorkino durante su intervención en la Conferencia de Acción Política Conservadora.

No obstante, el exmandatario no solo ha aprovechado su nuevo discurso ante sus fieles para especular sobre su futuro y una posible nueva candidatura. Trump ha querido dejar claro que no tiene ninguna intención de formar un nuevo partido político, algo con lo que se había teorizado tras su derrota el pasado 3 de noviembre.

El Partido Republicano "va a unirse y va a ser más fuerte que nunca. No voy a comenzar con un partido nuevo".

Según el magnate, se trata de "noticias falsas", ese término que le ha acompañado durante sus cuatro años al frente de Washington, 'fake news'.

"Siguen diciendo que voy a formar un nuevo partido. Son noticias falsas. Noticias falsas", ha dicho rotundamente para añadir que existe el Partido Republicano. "Va a unirse y va a ser más fuerte que nunca. No voy a comenzar con un partido nuevo", ha reiterado.

Según el expresidente, la formación de un nuevo partido solo supondría dividir al electorado y eso haría que no pudiesen ganar "nunca". "No, no nos interesa", ha continuado.

Trump sigue defendiendo que hubo fraude electoral

Además, durante su intervención no solo ha dado alas a la teoría de su nueva aparición como líder del partido, sino que ha vuelto a lanzar acusaciones contra el sistema agitando de nuevo el bulo sobre el fraude electoral.

Al acto han participado varias figuras del sector conservador como el director ejecutivo de la empresa alimentaria Goya, Robert Unanue, quien ha aseverado que Trump es "el presidente auténtico, legítimo y aún presidente de Estados Unidos".

Seguidores de Donald Trump.
Seguidores de Donald Trump. EFE.

En el lado contrario, el senador republicano Bill Cassidy -votó a favor de condenar a Trump en el 'impeachment' abierto por el asalto al Capitolio del 6 de enero- considera que el magnate no podrá ser el candidato de la formación en las próximas elecciones.

Estas declaraciones llegan tan solo unos días después de que el magnate se haya sometido a un segundo juicio político, el primer presidente estadounidense que ha tenido que someterse a este proceso en dos ocasiones.

Absuelto en el 'impeachment'

Trump fue acusado por la Cámara de Representantes de "incitar a la insurrección" tras alentar el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, en el que murieron cinco personas. El juicio parlamentario, como era previsible, absolvió al republicano al no contar con respaldos suficientes -eran necesarios dos tercios del Senado para ser condenado-.

Esta condena habría proporcionado la posibilidad al Senado de, además de condenar al expresidente por los hechos, de inhabilitarle para cualquier cargo público futuro, prohibiéndole, entre otras cosas, presentarse a unas nuevas elecciones.

El expresidente de EEUU, Donald Trump.

No obstante, con su absolución, Trump tiene vía libre para, si así lo desea y su partido le da el beneplácito, volver a ser el candidato republicano en 2024, año en el que cumplirá 78 años, la edad del actual presidente estadounidense.

Críticas contra la gestión de Biden

Por otro lado, el exmandatario también quiso poner en tela de juicio la gestión de Biden. El republicano ha criticado duramente las políticas migratorias y la reapertura de los colegios en plena pandemia de covid-19.

Como si de una nueva campaña electoral se tratase, el republicano ha asegurado que "el trumpismo significa fronteras fuertes y hacer cumplir la ley".

"Todos sabíamos que la administración de Biden iba a ser mala, pero ninguno de nosotros imaginamos qué sería tan mala y que iría tan lejos", ha señalado para tildar al Gobierno del demócrata de "anti-empleo, anti-familia, anti-fronteras, anti-energía, anti-mujeres y anti-ciencia".

Como si de una nueva campaña electoral se tratase, el republicano ha asegurado que "el trumpismo significa fronteras fuertes y hacer cumplir la ley. Significa una protección muy fuerte para la Segunda Enmienda".