El 'impeachment' contra el expresidente de Estados Unidos Donald Trump ya está en marcha. Después de que la Cámara de Representantes enviase su aprobación al Senado, este ha dado luz verde este martes a seguir adelante con el juicio político.

La defensa del magnate presentó un recurso de inconstitucional contra el proceso que acusa al neoyorkino de "incitar a la insurrección" durante el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, que dejó cinco víctimas mortales.

Sin embargo, el Senado ha rechazado dicho recurso y, con 50 votos a favor del lado demócrata más otros seis del ala republicano, han aprobado seguir adelante con el 'impeachment'.

La sesión ha comenzado con la emisión de un vídeo montaje de 13 minutos en el que se mostraban imágenes intercaladas del discurso del expresidente momentos previos al asalto y de la propia ocupación de la institución estadounidense.

Esa misma jornada, Trump dio un mitin a las puertas de la Casa Blanca. Era el día en el que se validaba la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Trump instaba en un mitin a sus seguidores a "caminar hasta el Capitolio" (donde tenía lugar la sesión de validación de la victoria de Biden) para "detener el robo" de las elecciones presidenciales.

Sus fieles y seguidores del Partido Republicano, decidieron asaltar la Cámara con todo tipo de indumentarias y disfraces. Pero también invadiendo espacios de los propios senadores. Muchos lo calificaron como una de las jornadas más negras de la historia de Estados Unidos, en la que murieron cinco personas.

En su discurso, Trump instaba a sus seguidores a "caminar hasta el Capitolio" (donde tenía lugar la sesión) para "detener el robo" de las elecciones presidenciales. Así, el magnate continuaba con su teoría, censurada hasta en medios afines, de que se había producido fraude electoral y pedía a sus fieles a que exigiesen un recuento de los votos.

Por estos hecho, los demócratas impulsaron el juicio parlamentario para tratar de, en ese momento, destituir a Trump al considerar que no estaba en condiciones de seguir gobernando -su mandato terminaba el 20 de enero-. Sin embargo, tras abandonar la Casa Blanca, ahora se juega su inhabilitación para futuros cargos públicos.

[Qué es el 'impeachment']

Republicanos a favor de continuar con el 'impeachment'

Tras ver el vídeo, comenzó la votación, que dejó 56 votos a favor (50 demócratas y seis republicanos) frente a la mayoría de 67 senadores que se necesitarían para que finalmente Trump fuese declarado culpable. Pero en este trámite, esos votos fueron suficientes para continuar con el proceso.

En concreto, los senadores republicanos se posicionaron a favor del juicio político fueron Bill Cassidy (Luisiana), Lisa Murkowski (Alaska), Mitt Romney (de Utah y candidato republicano a las elecciones presidenciales de 2012), Susan Collins (Maine), Pat Toomey (Pensilvania) y Ben Sasse (Nebraska).

De hecho, el único que ha variado su voto respecto a la votación de enero ha sido Cassidy. El resto ya se había posicionado a favor de iniciar este proceso.

Argumentos de la defensa de Donald Trump

Para tratar de frenar este proceso, la defensa del presidente saliente apeló a la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense para justificar las declaraciones del magnate durante la tensa jornada del 6 de enero, así como en su intento de impulsar las teorías de que se había cometido un fraude.

Sus abogados condenaron el ataque, como también hizo el propio Trump días después de alentarlo. Pero insistieron en que el ex jefe de la Administración no era el responsable del mismo y que, además, sus palabras se engloban dentro del derecho a la libertad de expresión.

Según su defensa, no se debería castigar a una persona por sus discursos políticos y la única intención de los demócratas ha sido impulsar este juicio político desde el principio, buscando cómo hacerlo desde el año 2017, cuando Trump cogió el testigo a Barack Obama (2009-2017).

De hecho, en la defensa del republicano también se emitieron imágenes, en esta ocasión sobre los demócratas exigiendo este juicio parlamentario desde ese año.

No será declarado culpable

Este miércoles el proceso continúa, en este caso con los argumentos de apertura. Sin embargo, pese a que seis republicanos hayan votado a favor de seguir adelante con el 'impeachment' -sumando un total de 57 votos-, esta cifra aún está lejos de los 67 respaldos necesarios para declarar a Trump culpable y, por lo tanto, condenarle.

Trump es el primer presidente de EEUU en ser sometido a dos juicios políticos, pero este segundo proceso se llevará a cabo cuando ya ha abandonado la Administración, por lo que el 'impeachment' será, previsiblemente, simbólico, puesto que no supondrá su destitución -para lo que está creado este juicio parlamentario-.

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump junto a Melania Trump. Europa Press

En la Constitución estadounidense se establece que un presidente puede ser "destituido si es acusado de traiciónsoborno u otros crímenes o delitos graves". 

Si el juicio se hubiese producido aún con Trump en la Casa Blanca y hubiese sido declarado culpable, habría sido el vicepresidente entonces (Mike Pence) el que habría asumido el cargo hasta que terminase el mandato. 

No obstante, desde la Cámara de Representantes tienen dos opciones: o enviar al Senado su aprobación del inicio del proceso o esperar

Hace dos semanas, la Cámara de Representantes envió las acusaciones al Senado y se estableció que la segunda semana de febrero se iniciaría el juicio político.

¿Puede ser inhabilitado?

Aquí es donde estaría en juego la inhabilitación, pero para ella es necesaria la primera aprobación con el apoyo de dos tercios de la Cámara de las acusaciones de Trump, lo que parece improbable.

En el supuesto de que finalmente fuese declarado culpable, para lo que los demócratas necesitan más de una decena de votos republicanos, se decidiría si es inhabilitado para poder desempeñar un cargo público en el futuro.

En ese caso, solo se necesitaría una mayoría simple, 50 más uno, para inhabilitar al magante con vistas a los próximos años. 

Trump, descontento con la defensa de sus abogados

Según la 'CNN', el expresidente estadounidense está "descontento" con la defensa de sus abogados, porque, según el medio, uno de ellos ha asegurado que los argumentos de los demócratas estaban "bien hechos".

El magante quiere mantenerse al margen, de momento, hasta que termine el juicio político porque tiene la intención de reaparecer para impulsar a su partido en los comicios que se celebran a mitad de período de la Cámara de Representantes.