Uno de los nombres más escuchados y de los rostros más vistos durante el mandato de Donald Trump en Estados Unidos ha sido el de Rudy Giuliani. Giuliani ha sido uno de sus fieles apoyos, defensor indiscutible y aferrado a las políticas del magnate desde el primer día. Hasta ahora.

Este martes, la cadena estadounidense 'CNN' ha asegurado que Giuliani, también abogado personal del expresidente, ya no representa al neoyorkino "en ningún asunto legal", según el asesor principal de Trump, Jason Miller.

Giuliani fue el encargado de dirigir los intentos de anular los resultados de las últimas elecciones presidenciales, celebradas el pasado 3 de noviembre, intentos que quedaron en nada al validarse finalmente la victoria del demócrata Joe Biden.

La noticia llegó este martes tras la información de la cadena y la posterior publicación de un mensaje de Twitter de Miller. En su texto, el asesor del magnate trató de quitar hierro a un asunto que ha copado titulares desde hace semanas: las discrepancias entre Trump y Giuliani tras el segundo 'impeachment'.

Rudy Giuliani. Europa Press.
Rudy Giuliani. Europa Press.

Rudy Giuliani, "aliado y amigo"

El asesor asegura que el que también fue alcalde de Nueva York sigue siendo un "aliado y un amigo", pero que si ya no representa al expresidente estadounidense es, simplemente, porque no hay casos pendientes en los que este esté involucrado y Giuliani le deba defender.

"Simplemente no hay casos pendientes en los que el alcalde Giuliani represente al presidente. El alcalde sigue siendo un aliado y un amigo", dice el mensaje de Miller.

Sin embargo, Trump había mostrado diferencias con Giuliani en enero, después de ser el primer presidente del país norteamericano que se enfrentaba a dos juicio políticos o parlamentarios, lo conocido.

No pagar los honorarios legales a Giuliani

De hecho, tal y como recoge la cadena, el exmandatario instó a su personal a que dejase de pagar los honorarios legales de Giuliani, aunque, al parecer, sus asistentes no tenían claro si el magnate iba en serio con dichas instrucciones.

Pese a que Miller asegura que Giuliani ya no tiene casos pendientes en los que defender a Trump , lo cierto es que el republicano se enfrenta a día de hoy a varias investigaciones penales, estatales civiles y demandas por difamación.

Trump deberá encarar una investigación criminal por sus intentos de injerir en los resultados electorales de Georgia.

Además, las afronta de manera muy distinta a lo que lo hacía hace unas semanas. Entonces, gozaba del privilegio de ser presidente de Estados Unidos, por lo que debía ser juzgado a través de un juicio político por parte de la Cámara de Representantes y el Senado.

Ahora, Trump ya no posee dicha concesión, por lo que la situación no es la misma.

Intento de injerencia en Georgia

Entre otros asuntos, Trump deberá encarar una investigación criminal por sus intentos de injerir en los resultados electorales del estado de Georgia.

El 4 de enero, el diario 'The Washington Post' reveló que el expresidente presionó a la máxima autoridad electoral de Georgia, el también republicano Brad Raffensperger, para que manipulara los resultados de los comicios.

"La gente de Georgia está enfadada, la gente del país está enfadada (…) Y no hay nada malo en decir, ¿sabes? Creo que te han fallado los cálculos", decía en la llamada.

"Mira, lo que quiero es que busques los 11.780 votos, que es uno más de lo que tenemos, porque ganamos ese estado", añadía además de amenazarle con presentar cargos criminales en su contra.

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, la máxima autoridad electoral del estado.
El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, la máxima autoridad electoral del estado. EFE

Además de esta, el expresidente debe enfrentarse a otras dos nuevas investigaciones por las llamadas que hizo a funcionarios electorales en un intento por anular los sufragios.

Asimismo, recoge la cadena, Trump encara una investigación criminal en Nueva York, donde la oficina del fiscal de Manhattan indaga sobre si la organización del magante violó leyes estatales, como fraude de seguros, fiscal u otros esquemas para defraudar.

Asalto al Capitolio

En relación al asalto al Capitolio, impulsado por fieles del Partido Republicano y miembros de QAnon y alentado por el propio expresidente, el Senado finalmente absolvió a Trump de "incitar a la insurrección" durante dicha jornada.

[qué es QAnon, el movimiento conspiranoico detrás de Trump]

No obstante, también hay demandas pendientes por estos hechos. En concreto, se acusa al expresidente y al propio Giuliani de conspirar con grupos de extrema derecha como Proud Boys y Oath Keepers para impulsar el asalto del pasado 6 de enero.