Este año, dados los difíciles tiempos de pandemia, las terrazas han proliferado por doquier. Y afortunadamente, ya que han supuesto durante meses el sostén de la hostelería en muchos casos. Una vez más, con el calor, damos la bienvenida a las terrazas y, en esta ocasión, con más razones que nunca. Para esta temporada traemos novedades, lugares en sitios recónditos y excepcionales o esos lugares que nunca pasan de moda. Mar, montaña o ciudad para buenos ágapes al aire libre. Ya de entrada, en  Madrid hay tres grandes novedades a celebrar para este verano de 2021.

Carreras de caballos, japo, pizzas... y música

Dado el éxito de Salvaje Velázquez, el restaurante repite jugada y acaba de abrir en La Moraleja. Preparáte para vivir una experiencia especial con buena comida japonesa de fusión, coctelería y música de DJ. Un ambientazo en una zona de terraza cubierta y otras mesas al aire libre para por la noche. No te pierdas sus Rolls Dinamita (de cangrejo), el dumpling de bogavante o un delicioso arroz al wok con wagyu A5. Salvaje La Moraleja es uno de los lugares más rompedores de Madrid. Originales cócteles.

La terraza del nuevo Salvaje La Moraleja.

Panthera debuta en el Hipódromo con magia y divertimento: cocina nikkei de Luis Arévalo, cócteles de autor… todo con vistas a la pista donde se harán los jueves y sábados de julio y agosto carreras de caballos. Un exclusivo penthouse completamente reacondicionado, como escenario privilegiado donde hay música con DJ y espacios semi-reservados. Abre jueves, viernes y sábados.

Panthera en el Hipódromo de La Zarzuela.

Como continuación del éxito del restaurante Bel Mondo, el Grupo Big Mamma acaba de inaugurar Villa Capri. Un espectacular interior (hay que verlo al menos) y una terraza envuelta en flores para degustar cocina italiana auténtica: pastas caseras, crujientes pizzas… prácticamente todo elaborado con productos traídos directamente desde Italia como los tomates San Maranzano o la mozzarella de búfala de Salvatore Corso. Un lugar perfecto para hacer un viaje por la costa amalfitana del país transalpino sin salir de Madrid en un ambiente dinámico y divertido.

Villa Capri. Foto Jerôme Galland.

Asturias querida

Asturias da el ‘do de pecho’ en cuestiones gastronómicas (eso es habitual), pero también nos trae esta temporada unas terrazas muy especiales. Visitar esa bonita tierra en plena capital, al menos gastronómicamente, es posible en La Madreña, situada en pleno bulevar del Paseo de la Castellana. Una agradable terraza insonorizada a los coches que cuenta con dos zonas: acristalada y climatizada (los grandes ventanales se abren si el cliente lo desea), o bien exterior, con toldos y nebulizadores.

La Madreña.

Fantástica ubicación para un atento servicio y su carta, con platos veraniegos como los huevos rellenos, un delicioso pastel de cabracho o las alcachofas naturales con almejas. No faltan los cachopos ni los pescados frescos de lonja, desde la merluza de Burela al pixín de Luarca. Y prueba su espectacular tarta de queso (elaborada con los maravillosos quesos asturianos). No hay prisa para las largas sobremesas porque está abierto toda la tarde, hasta las cenas, con copas premium a 8,50 euros el combinado, lo que es una bicoca. A tener muy en cuenta por su buena relación calidad precio en general.

En lo alto del puerto de Leitariegos, uno de los enclaves más bonitos de España -situado en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias-, se encuentra el restaurante del mismo nombre (restauranteleitariegos.com), donde todos los veranos sacan algunas mesas a su especial terraza.

Alubias con bogavante del restaurante Leitariegos.

Con unas vistas maravillosas puedes disfrutar de su cocina asturiana tradicional con preparaciones como las verdinas con bacalao, el calamar salvaje rebozado o una amplia variedad de carnes de la zona que hacen a la brasa. Aunque no sea el tiempo más apropiado, su “pote asturiano” se consideró el segundo mejor de Asturias en el Concurso Nacional.

La coctelería Varsovia , un clásico entre los clásicos, bien merece una visita. Especialmente ahora que ha abierto durante el verano una bonita terraza frente al mar en el NH Gijón. Un establecimiento multi-premiado y regentado por Borja Cortina, todo un referente como barman y con numerosos galardones. Además de variadísimos cócteles- clásicos y de autor-, también se pueden degustar distintas propuestas gastronómicas de estilo informal.

Terraza frente al mar de la Coctelería Varsovia.

En la vecina Cantabria, el restaurante El Remedio (Ruiloba) nos brinda un lugar incomparable en plena naturaleza. Enclavado al pie de los acantilados y junto a una ermita del siglo XIX, es el lugar perfecto para conocer la esencia gastronómica de Cantabria. Cuidadas materias primas, especialmente locales, en platos como las rabas de calamar con compota de limón y jengibre, cebolla rellena de lechazo con crema de patata o solomillo de vaca pinta con salsa Perigord son una muestra de platos que mezclan tradición con toques creativos. Muy buena carta de vinos y deliciosos postres como el milhojas con gianduja o el arroz con leche, receta de la madre del cocinero, Samuel Fernández. 

Terraza de El Remedio, en Ruiloba (Cantabria).

El hotel- restaurante Don Fadrique (Alba de Tormes, Salamanca) ha abierto sus terrazas, una de ellas acristalada y otra en el porche de su jardín con bonitas vistas al pueblo. Sus propietarios y chefs, Manuel y Nicolás Sánchez Monje, ofrecen su propuesta El Sabor de la Memoria, combinando técnica y vanguardia sobre las mejores materias primas. Cocina fresca y de temporada en su Menú Instinto (65 euros, sin bebidas) o bien a la carta. Hay algunos platos, como el 'bacalao carmelita', en homenaje a Santa Teresa de Jesús.

Mar y a la montaña con vistas

En plena playa de La Barceloneta y tras una completa reforma, el renombrado chef Romain Fornell reabre Tejada de Mar . Una terraza colorista, en los bajos del hotel W, que basa su oferta en el tapeo, el marisco y las paellas. ¿Qué mejor para el verano?. Y todo en pleno paseo marítimo, frente al mar. Una carta de picoteo, ensaladas, pasts y brasa además de los postres caseros. Y no falta el Oyster Bar, sello de Fornell, de origen francés. Tienen un menú, para mesas enteras, con cuatro entrantes, paella y postre. Además, variedad de cócteles y carta de vinos con 40 referencias.

Tejada de Mar. Foto: Arduino Vannucchi.

En el hotel Cap Vermell Resort (Capdepera, Mallorca) se instalará Roka, en el que es su primer restaurante pop-up en España durante el verano. Propiedad de un grupo empresarial de reconocimiento mundial con implantación en Londres y Dubai, como es habitual ofrece cocina japonesa. La principal peculiaridad procede de la parrilla robata, ubicada entre los comensales, donde se elaboran muchos de sus platos siguiendo la técnica ancestral robatayaki, a la vista de los clientes.

Hotel Cap Vermell Resort.

Ubicado en una impresionante terraza con vistas al mar y a la montaña, algunas de sus especialidades son las chuletas de cordero con especias coreanas y pepino de sésamo o el sashimi de cola amarilla con yuzu y trufa. No faltan buenos vinos y cócteles, entre ellos el famoso ‘Ichigo Kub’. En su bar habrá música en directo de un DJ Roka.

Nota: Ninguno de los establecimientos mencionados se han seleccionado por algún motivo comercial, su elección es una decisión únicamente de calidad y periodística. Los precios son meramente orientativos.