El PSOE de Madrid ha convocado una ejecutiva regional extraordinaria tras la debacle del partido en las elecciones autonómicas. La convocatoria de la reunión, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, tiene un único punto en el orden del día: "Análisis resultados electorales".

Fuentes socialistas consultadas por este diario creen que la dimisión del secretario general madrileño, José Manuel Franco, está encima de la mesa. Y que podría constituirse una gestora que conduzca el partido hasta su renovación, prevista para el congreso regional de finales de año.

"Creo que el secretario general va a dimitir", dicen fuentes la dirección socialista madrileña. "La ejecutiva regional está deslegitimada para pilotar el proceso de renovación. No por acción, sino por omisión. Se está hablando ya en algunos círculos de una gestora".

Tensión entre el PSOE y Moncloa

La digestión del 4-M tras la arrolladora victoria del PP de Isabel Díaz Ayuso ha provocado una enorme tensión en el seno del PSOE, y en especial en la federación madrileña. Y no se descarta que la ejecutiva se salde con varias dimisiones, pero no con una gestora, según constatan estas fuentes.

La fórmula alternativa que estudia Ferraz es que Franco ponga su cargo a disposición de la ejecutiva federal. Y ésta, que se reunirá el jueves, autorice al secretario general madrileño a seguir en el cargo hasta el congreso regional de la renovación a finales de año. Fuentes socialistas consideran que esta fórmula es la preferida por el secretario de Organización, José Luis Ábalos, gran señalado junto a Redondo por la ruinosa operación de Murcia que detonó las elecciones madrileñas.

El batacazo del PSOE ha sido peor de lo esperado. El sorpaso de Más Madrid convierte al socialismo en la tercera fuerza política de la Comunidad. El candidato Ángel Gabilondo se ha quedado en 24 diputados, 13 menos que en su victoria del 2019. El partido de Íñigo Errejón, con Mónica García como candidata, también ha obtenido 24 escaños, pero ha superado al PSOE por unas 5.000 papeletas, con el 99% del voto escrutado.

"Nadie podía esperar un resultado tan malo. Se sabía que la cosa estaba mal, pero esto...", añaden desde la federación.

Algunas voces críticas del PSOE madrileño han pedido que los responsables de La Moncloa y la dirección nacional de Ferraz acudan a la ejecutiva a dar explicaciones por lo ocurrido. Aseguran que la estrategia de campaña, que imputan al director de Gabinete de la Presidencia Iván Redondo y al propio Pedro Sánchez, ha sido "un desastre" y el resultado, una "humillación".

"Tendrán que dar explicaciones, porque lo que ha ocurrido es fundamentalmente responsabilidad suya", dicen estas fuentes.

Sánchez convoca ejecutiva federal

Algunos de los responsables que Moncloa impuso a Gabilondo en campaña están en la ejecutiva. Es el caso de la vicealcaldesa de Rivas Vaciamadrid, Mónica Carazo. Pero otros, no. Como el portavoz en la Asamblea, José Cepeda. "Debería ser una ejecutiva ampliada y gente como Cepeda debería estar también", dicen estas fuentes.

Sánchez ha decidido convocar este jueves a su ejecutiva federal. La primera reacción de Ferraz ha sido intentar desvincular este resultado autonómico de la política nacional. El número tres del PSOE y ministro de Transportes ha instado a la federación madrileña a acometer su renovación, que deberá producirse a finales de año. Ábalos ha dicho que el partido tiene que estar preparado para volver a luchar en las elecciones ordinarias que tendrán lugar en Madrid dentro de dos años.

Sánchez solo ha aparecido en las redes sociales para felicitar a Ayuso y reconocer el trabajo de Gabilondo. "El PSOE de Madrid siempre estará listo para trabajar por un Madrid mejor y convertir sus votos en una fuerza de futuro para la región y sus gentes", ha dicho el jefe del Ejecutivo.