El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el rescate a la aerolínea Plus Ultra con 53 millones de euros a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y dotado con 10.000 millones de euros.

La ayuda se formalizará a través de un préstamo participativo por 34 millones de euros y otro ordinario por 19 millones, según ha informado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La fórmula del préstamo participativo permite a la SEPI participar en la evolución de la empresa, cobrando un interés variable en función de sus resultados. Además, se considera patrimonio neto a efectos de la reducción de capital y liquidación de sociedades, ofreciendo más oportunidades de recuperación y de endeudamiento a la compañía.

La aerolínea española, que opera vuelos internacionales a algunos destinos de Latinoamérica y emplea a 345 personas de manera directa, ha recibido este respaldo financiero al ser considerada como "estratégica" por la importancia que tiene el transporte aéreo para España y su contribución al turismo, según ha revelado Montero.

120 millones para Duro Felguera

Este mismo martes, el Gobierno también ha aprobado la concesión de ayudas a Duro Felguera por importe de 120 millones de euros, divididas en un préstamo participativo de 70 millones, otro ordinario de 20 millones y una aportación de capital de 30 millones, según ha precisado la ministra.

El Consejo de Administración de esta compañía ha aprobado las condiciones del rescate, entre las que se encuentra la reestructuración de la deuda que tiene pendiente y la incorporación en su compañía de dos consejeros designados por la SEPI.

De esta forma, se confirmar los tres primeros rescates del Ejecutivo, después de la inyección de 475 millones a la aerolínea Air Europa el pasado noviembre. Se espera que el próximo martes el Consejo de Ministros pueda aprobar más ayudas para el grupo en el que se encuadra esta aerolínea, Globalia.

La SEPI tiene previsto pronunciarse este martes sobre la ayuda a las agencias de viajes de Globalia y Barceló. Ambas empresas turísticas han solicitado préstamos por 320 millones de euros; una inyección que, de recibir luz verde por parte del organismo público, se aprobará en el próximo Consejo de Ministros del 16 de marzo, según ha podido saber Vozpópuli.

Otras peticiones

Otras peticiones que ya están en marcha son Celsa (350 millones), Hotusa (198 millones), Tubos Reunidos (115 millones), Naviera Armas (120 millones), Selenta (50 millones), el fabricante de helados Farggi-La Menorquina (69,7 millones), el grupo de catering Mediterránea (40 millones) y los autobuses del Grupo Julià (37 millones).

La lista la completa el líder español de cambio de divisas Global Exchange (35 millones), la maderera Losán (35 millones), la ingeniería Airtificial (30 millones), el astillero Hijos de J. Barreras (30), las hoteleras Soho Hotels (30) y Serhs (28), la acerera Rugui (25) y la cadena de gimnasios Holmes Places (26,5).

Ocho meses después de su creación, el fondo del consorcio público suma peticiones por un valor cercano a los 2.000 millones de euros, tal y como adelantó este periódico. Las empresas que decidan acogerse al fondo de rescate tienen que solicitar un mínimo de 25 millones de euros y acreditar que su mala situación financiera es consecuencia de la pandemia.