El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco no ha abierto atestado por ninguno de los dos homenajes que se han celebrado este fin de semana al ex número dos de ETA José Javier Zabaleta Elosegi, alias 'Baldo', y a Xabier Ugarte, condenado por el secuestró a Ortega Lara, en Hernani y Oñati, respectivamente, al no observar ningún "ilícito penal" en los mismos.

"Los símbolos exhibidos, ikurriñas y pancartas con el lema Presoak Etxera, no constituyen, en sí, delito alguno", han indicado fuentes del Departamento de Seguridad a Europa Press, en relación al recibimiento este pasado sábado en las calles de la localidad guipuzcoana de Hernani al ex número dos de ETA José Javier Zabaleta Elosegi, alias 'Baldo', tras ser excarcelado, así como al de este pasado domingo en Oñati a Xabier Ugarte, condenado por el secuestro al funcionario de prisiones Juan Antonio Ortega Lara, tras quedar libre después de 22 años en prisión.

Con relación a la actuación de la Ertzaintza, ni la Fiscalía del Estado, ni la Audiencia Nacional han solicitado, "de momento", información a la Consejería dirigida por Estefanía Beltrán de Heredia sobre los actos de Hernani y Oñati.

Asociaciones de víctimas

En cualquier caso, la Ertzaintza ha aseverado que colaborará en las investigaciones que se pudieran derivar de las denuncias y acciones promovidas por asociaciones de víctimas e instancias gubernamentales.

Por último, el Departamento se ha adherido a la declaración hecha pública este lunes por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en la que ha expresado su "rechazo absoluto" a los recibimientos a expresos de ETA excarcelados como los celebrados este pasado fin de semana en Guipúzcoa y ha advertido a los organizadores de este tipo de actos de que "la convivencia no se puede construir sin un mínimo de ética".