El Parlament de Cataluña ha hecho publicas este lunes en su boletín oficial las resoluciones aprobadas el pasado viernes en el pleno extraordinario para lograr una "posición común" sobre la monarquía. Sin embargo, ha suprimido los puntos controvertidos que los letrados habían advertido que no se publicarían porque podían desobedecer las advertencias del Tribunal Constitucional. 

Con esta decisión del secretario de la Cámara catalana, en el boletín oficial no se recogen ni la reprobación al rey Felipe VI ni el fragmento en que se denuncia la "monarquía delincuente". El el texto sí mantiene que el Parlament declara que "Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener rey".

Al final del texto publicado en el Boletín Oficial del Parlament se adjunta una nota del secretario general de la cámara catalana, Xavier Muro, en la que esgrime su "deber" de "impedir o paralizar cualquier actuación jurídica o material que pueda suponer el incumplimiento" de las decisiones del Constitucional y explica que han quedado excluidos de la publicación los puntos controvertidos.

Torra exige su cese

El president de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha reaccionado exigiendo la dimisión del secretario de la Cámara. "Ya pasó con mi condición de diputado y ahora de nuevo", dice en un mensaje escrito en las redes sociales. "Basta", espeta.

Según Torra, el secretario general del Parlamento "tiene el deber de obedecer al Pleno, que es soberano". "Y si no lo hace, el presidente del Parlamento tiene el deber de cesarlo y asumir él y la Mesa la responsabilidad de publicar la resolución", dice aludiendo directamente a Roger Torrent.