Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, podrá empezar a solicitar salidas de permiso de la cárcel el año que viene. Es una opción que permite el Reglamento Penitenciario por medio de permisos ordinarios de salida cuando un recluso está clasificado en segundo grado y ha alcanzado el cuarto de su pena. Condenada inicialmente a casi 13 años de prisión, la Audiencia Nacional ha establecido el tiempo máximo que deberá estar en la cárcel y lo ha fijado en siete años y seis meses.

La entrada de Rosalía Iglesias en prisión es el motivo por el que Bárcenas ha detonado el pacto de no agresión que mantuvo durante años con el PP, incluyendo contactos soterrados con su abogado a través de un amigo íntimo. Atendiendo al cálculo establecido por la Audiencia Nacional, su esposa alcanzará el cuarto de su pena en septiembre de 2022. A partir de ese momento, podrá solicitar los permisos penitenciarios.

La ley le da derecho a pedir un total de 36 días de salida de la cárcel en tramos no superiores a siete días seguidos. Los podrá solicitar Rosalía Iglesias como considere dentro de esos márgenes. En caso de que aspire a disfrutar más de dos días seguidos fuera de la cárcel, la última palabra la tendrá el juez de Vigilancia Penitenciaria. Siempre se estudia antes por la junta de tratamiento de la cárcel, que valora aspectos como su evolución o la asunción de los delitos cometidos. 

Máximo de estancia en prisión

El espíritu de estos permisos es preparar al preso para su regreso a la vida en libertad por lo que no siempre se conceden de forma inmediata al llegar al cuarto de la condena. La mujer de Bárcenas fue condenada en la causa por la Época I de Gürtel, que abarca los primeros años de la trama, entre 1999 y 2005. La Audiencia Nacional le impuso 15 años y un mes, pero el Supremo le rebajó la pena a 12 años, 11 meses y 20 días

El Código Penal establece para delitos que no superen los 20 años de pena que un preso en España no puede permanecer en la cárcel más allá del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las condenas. Es decir, el cálculo de los 7 años y seis meses para Rosalía Iglesias es resultado de multiplicar por tres el delito más grave por los que fue condenada. En este caso, fue el de blanqueo de capitales, por el que se le impusieron dos años y seis meses.

Descuento por acudir a firmar

Por el mismo motivo, la Audiencia Nacional deja en 12 años el máximo de tiempo que permanecerá en prisión Bárcenas, condenado a 29 años de cárcel por el Tribunal Supremo.  Podrá optar a estos permisos de salida tras haber permanecido más de cuatro años en prisión, la mayor parte de forma preventiva (desde junio de 2013 hasta enero de 2015 y desde junio de 2018 hasta la actualidad).

Rosalía Iglesias, en cambio, no entró en la cárcel hasta el pasado 8 de noviembre, después de que el Tribunal Supremo confirmase su condena. En el cálculo que establece en un auto de de este martes la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, le descuentan a Iglesias 21 días de cárcel por las 57 veces que tuvo que acudir a firmar y los 30 meses que permaneció sin pasaporte. Es el periodo que permaneció en libertad provisional, entre la sentencia de la Audiencia Nacional y el fallo del Tribunal Supremo.

Con todo, el Reglamento Penitenciario permite la posibilidad, menos probable, de que la cárcel le otorgase el tercer grado penitenciario o se le propusiera para disfrutar de un artículo 100.2. Esto le permitiría salir del centro penitenciario a diario o incluso someterse a control telemático. Prisiones está obligado a revisar cada seis meses la clasificación del grado penitenciario, pero no es habitual que en esas primeras revisiones se le concediese el tercer grado que le permitiría seguir cumpliendo su condena en semilibertad.